Metro en Bogotá | Movilidad en Bogota
Metro en Bogotá

CIUDAD URBANA

Agosto 9, 2011

Los que pierden y ganan con el TUS en materia de transporte

More articles by »
Written by: Metro en Bogotá
Etiquetas:

La razón fundamental para implantar en el Distrito un sistema de transporte masivo radica en el desorden que durante años ha imperado en el servicio de buses y busetas, donde la ausencia en las regulaciones de las rutas, el estado deplorable de un 85% del parque automotor y la inconformidad de los usuarios, entre otras, arrastran una serie de causas progresivas que determinaron desde el 2008 que Santa Marta debía salir de ese caos.

…la salida de cerca de 918 busetas y microbuses que circulan en la ciudad, se ha convertido en la principal piedra en el zapato…

Todos coinciden que la ciudad tiene desde hace rato que estar reorganizada en su transporte urbano. La decisión para la puesta en marcha del TUS, Transporte Urbano Samario, aunque en su ejecución, donde según datos del Departamento Nacional de Planeación a junio del 2011 tenía 545 días de retardo en diseño y obras, involucra un complicado tema que hace parte del congelamiento en el avance del megaproyecto: la chatarrización y el futuro de quienes dependen económicamente del transporte.

El compromiso asumido por la Administración Distrital para concertar con las empresas transportadoras la salida de cerca de 918 busetas y microbuses que circulan en la ciudad, se ha convertido en la principal piedra en el zapato para que por lo menos antes de concluir el periodo del alcalde Juan Pablo Díaz Granados, se haya ejecutado la segunda fase de lo trazado.

Según el documento Conpes 3548 que plantea el Sistema Estratégico de Transporte Público, hacia finales del 2010, ya la Alcaldía y la gerencia del proyecto deberían haber llegado a un acuerdo con las cuatro empresas que manejan el transporte urbano, una situación que sigue sin concretarse en lo corrido de 2011.

Concretar la chatarrización

¿Y qué es lo que traba tal situación? Todo radica en la participación que van a tener los propietarios y las empresas que administran los vehículos en el nuevo TUS. Aunque la chatarrización es una modalidad de salida del parque automotor que por primera vez se aplicará en Santa Marta y en el que ya están dispuestos a ceder los transportadores, no cabe duda que las millonarias ganancias que deja el negocio pone a pensar a más de uno sobre lo que es y dejará de ser.

Un estudio realizado por estudiantes de Ingeniería de la Universidad del Magdalena entre los años 2005 y 2006, detalla pormenorizadamente la relación de ingresos que se perciben por transportar personas.

En el material se describen tres actores principales en la trama del manejo de los buses en Santa Marta: las empresas de transporte, que no tiene la propiedad de los automotores, pero sí, como señala el documento Conpes: “son intermediarias entre la autoridad y los propietarios que, en general, son un gran número, debido a la dispersión de la propiedad del parque automotor”; también están los dueños de los vehículos y conductores.

Las empresas Rodaturs S.A., Rodamar Ltda., Cootransmag Ltda., Transportes Bastidas, tienen bajo su administración un total de 918 buses, 130 busetas y 788 micros, que moviliza al 40% de los samarios, generando ingresos brutos mensuales mayores a los 6 millones de pesos por cada autobús y anualmente por más de $6 mil millones del total del parque automotor de la ciudad.

Negocio detallado

Dentro de los cálculos de los gestores del estudio conductores y propietarios se llevan respectivamente el 46 y 39% de lo percibido, pero los gastos de inversión en el vehículo para su mantenimiento disminuyen las ganancias de los dueños hasta por debajo del 15% que alcanzan a obtener los empresarios, producto del cobro del permiso para operar, conocido como ‘la cartulina’.

De acuerdo con lo anterior lo que se estima es una próspera industria que campea en Santa Marta, depende de lo que se llegue a acordar próximamente, sobre todo en lo que respecta al futuro laboral de los más de 1.600 empleos, entre los que se cuentan 300 conductores suplentes o ‘taponeros’ y 330 cobradores, labores informales que se suman a oficios indirectos como los de controladores de tiempo o ‘calibradores’.

La construcción del Setp espera generar cerca de 940 empleos en el sector de la construcción, 1.200 vacantes directas de la explotación del sistema representados por conductores, técnicos operarios, personal administrativo, vigilancia y control, recaudo, aseo y limpieza de estaciones, además de aproximadamente 1.000 empleos indirectos. De confirmarse las cifras los desempleados del transporte cabrían allí.

Confianza inversionista

Una fuente consultada por EL INFORMADOR allegada al gremio manifestó la preocupación de lo que les espera a las empresas con la llegada del Setp, contando con que la chatarrización prácticamente es un tema que compromete al proyecto y los dueños de buses, donde el primero está dispuesto a comprar el automotor, las administradoras buscan mantener sus sociedades para que entren como participantes del sistema masivo de transporte. El problema es que ya desde Bogotá se anuncia la llegada de un grueso número de inversionistas del sector interesado en hacer millonarios aportes, que de alguna u otra manera disminuirían ostensiblemente las posibilidades de acceder a atractivas porciones de la torta accionaria.

En reunión sostenida hace unos 15 días, miembros del Setp, socializaron ante los transportadores y veedores, lo que será el tipo de combustible que van a utilizar los nuevos buses.

“Ese plan piloto lo queremos realizar nosotros para que no venga otra persona, u empresa a realizarlo y de paso se vaya a sentir que está perteneciendo al proyecto.”

Según un comunicado de prensa emanado luego de la reunión: “Los voceros de las empresas de transporte en la capital, Rodaturs, Transportes Bastidas, Cootransmag y Rodamar, asimilaron la propuesta y se mostraron dispuestos a hacer parte de ella con la compra de un vehículo, que tenga las características tecnológicas para proceder a moverlo en el actual sistema de movilidad para conocer su desempeño, comportamiento y desarrollo en tiempos y variantes.”

Causa curiosidad la declaración más adelante del gerente de Cootransmag, Leonar García Zúñiga, sobre el creciente interés que existiría para que se acerquen inversiones de otras tierras: “Ese plan piloto lo queremos realizar nosotros para que no venga otra persona, u empresa a realizarlo y de paso se vaya a sentir que está perteneciendo al proyecto.”

Hay diálogos con los dueños de las empresas de servicio de transporte urbano y también con los propietarios de las busetas, consultados algunos han manifestado que han recibido ofertas tentativas por sus vehículos, teniendo en cuenta la depreciación que se hace de ellos y el tiempo de uso. Cabe recordar que una buena parte del parque automotor de Santa Marta en lo que concierne a los microbuses alcanza un tiempo de servicio superior a los 16 años.

Fuente:el-informador.com

 

Notas Relacionadas






Un comentario


  1. bernardo

    Todo en el papel pinta interesante, esperemos que este proyecto no se vuelva igual que la calle 26 de Bogota.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *