Metro en Bogotá | Movilidad en Bogota
Metro en Bogotá

MOVILIDAD

Octubre 3, 2011

Los sistemas de transporte masivo, un tema en construcción

More articles by »
Written by: Metro en Bogotá
Etiquetas:

Una de las metas de Gobierno porder implementar el sistema del Metro en las capitales del país y chatarrizar a los buses, mircrobuses y busetas. Sin embargo falta una política clara de empleo para este sector.

Actualmente los Sistemas Integrados de Transporte Masivo operan en Bogotá, Pereira, Cali, Bucaramanga y Barranquilla. Los usuarios se quejan por la baja flota de buses en servicio durante las horas pico. Esperan una mayor cobertura.

Sacarle la mano al bus y pagarle directamente al conductor está dejando de ser una rutina diaria para muchos colombianos. De hecho, usar la tarjeta electrónica dejó de ser una novedad y entró en la rutina de las ciudades que poco a poco se acondicionan a dejar del todo el papel moneda.
Por ahora, estos sistemas de transporte funcionan en cinco ciudades: Bogotá, Pereira, Cali, Bucaramanga y Barranquilla y se espera que empiecen en Cartagena, Medellín y Cúcuta el próximo año.

Según reportó el Departamento Administrativo Nacional de Estadística, Dane, en el segundo trimestre de 2011 se presentó un alza en el número de pasajeros que utiliza este tipo de transporte. El MIO de Cali reportó un aumento del 43.5 por ciento, el Metro de Medellín de 7.5 por ciento y TransMilenio de Bogotá, 5.7 por ciento. No ocurrió lo mismo con el Metrolínea de Bucaramanga que perdió el 14.4 por ciento.

Hacia el futuro, el propósito del Gobierno es lograr una cobertura total, lo que supone la chatarrización de autobuses, busetas y colectivos obsoletos. Los sistemas de cable aéreo se perfilan como otra posibilidad para resolver los problemas de movilidad.

Para los gerentes de estos sistemas, sus ventajas se traducen en mayor seguridad para los pasajeros, el fin de la “guerra del centavo” y mejores condiciones laborales para los conductores. Sin embargo, en Transmilenio, por ejemplo, se presentan problemas como sobrecupo, baja frecuencia de servicios en horas pico y mal estado de las vías. Pero ¿cuál es la verdadera situación de los Sitm en otras ciudades?.

Medellín un panorama con nuevos sistemas y destinos

Metroplús tiene en expectativa al Área Metropolitana de Medellín (Valle de Aburrá) en Antioquia. El sistema, de mediana capacidad y que se creía empezaría a operar en julio de este año, aún continúa en construcción debido a los retrasos en las obras de infraestructura.

De acuerdo con Juan Sebastián Camargo, gerente de Metroplús, el proyecto está divido en dos etapas: “la primera consiste en la troncal Medellín que debe empezar a trabajar en diciembre, pero adicional a esto comenzamos a finales del año anterior las obras de la denominada pretroncal del sur, que es la que comunica a los municipios de Envigado e Itagüí con Medellín y deben estar terminadas a finales del 2013 e inicio de 2014. Esto es sólo el inicio de unas obras cuyo valor está cercano a los 400 mil millones de pesos.”

Uno de los objetivos es que Metroplús se integre al Metro de la ciudad, ya que sus rutas tendrán como destino estaciones de este otro sistema. En Medellín cubrirá gran parte de Belén, el Centro y Aranjuez.

“Funcionará bajo parecidas condiciones de operación del Metro, tendrá sólo un puesto central de control y una sola coordinación horaria. Aún no se ha decidido el costo del pasaje. El sistema funcionará con la tarjeta cívica y se podrán cargar en las máquinas automáticas autorizadas o en las estaciones del Metro y Metroplús”, explicó Beatriz Osorio Laverde, secretaria General del Metro de Medellín, empresa encargada de la operación del proyecto.

La primera fase que entrará en funcionamiento será la troncal Universidad de Medellín, en ambos sentidos, con 20 buses articulados que llegarán a Medellín en noviembre y que estarán operando a partir del 22 de diciembre.

“Con respecto a la segunda fase, aún no hay una fecha, pero con esta integración se movilizaría cerca de un millón de pasajeros al día, es decir un 70 por ciento de los viajes diarios que se hacen en la región”, comentó Osorio.

A pesar de que se había hablado de una supuesta cancelación del proyecto por sobrecostos en obras, el gerente de Metroplús descartó de tajo esa posibilidad. “Eso fue lo que se comentó en la prensa por algunos informes de revisoría fiscal, pero nosotros seguimos”.

Al metrolínea le faltan pasajeros

Para los habitantes de Bucaramanga, los buses verdes de Metrolínea se han convertido en una opción de transporte en la ciudad y hacia el municipio de Floridablanca. Comenzó a operar en diciembre de 2009 y en este momento está en construcción la segunda fase que cubrirá los sectores de Piedecuesta y Girón, en el departamento de Santander.

De acuerdo con el gerente Héctor Gerardo Cáceres, “con la fase II se está elaborando una plataforma de embargue en la ciudad de Piedecuesta y estamos preparando los pliegos para abrir la licitación del canal de ese municipio y del Portal del Norte, que es un barrio de Bucaramanga”.

Con este proyecto, se busca duplicar el número de usuarios para alcanzar unos 200 mil diarios, pues hasta el momento la demanda está por debajo de los pasajeros esperados con tan sólo el 18 por ciento.

Algunos ciudadanos dicen que no usan el sistema porque resulta más fácil acceder al transporte público convencional por la cercanía a sus trabajos y residencias, además cuestionan que los articulados tarden más de lo esperado para llegar a las estaciones y que no cuenten con aire acondicionado.

Ante la primera apreciación, Cáceres respondió que “anteriormente los buses eran los que buscaban al pasajero y ahora es el usuario quien debe buscar el vehículo y acercarse a las estaciones. Deben hacer un esfuerzo y eso ha implicado que muchos usuarios no lo quieran hacer, porque culturalmente no están acostumbrados a este tipo de servicio”.

Con respecto a la demora de los articulados, el funcionario aseguró que “hemos recibido muchas quejas en este sentido, porque no se ha podido estandarizar la frecuencia de los buses, por eso es esa es la prioridad número uno”.

No obstante, resaltó las ventajas del sistema como la circulación de los articulados por carriles exclusivos y el uso de la tarjeta electrónica. “Yo le puedo decir a los usuarios que Metrolínea está empañado en mejorar el servicio, que lo que necesitamos es que la gente comience a verlo y lo utilicen para que sepan las bondades que tiene, porque mucha gente crítica y no se ha subido ni una vez”, puntualizó Cáceres.

Se espera que con la fase II salgan de circulación 462 buses convencionales. Por ahora otra prioridad es resolver la situación jurídica del ente gestor, pues cuenta con millonarias demandas que suman, aproximadamente, 57 mil millones de pesos.

Megabús: el segundo más antiguo

“Nosotros podemos dar un balance muy satisfactorio, ya que cumplimos cinco años de operaciones (2006-2011), hemos transportado unos 135 millones de pasajeros e invertido cerca de 180 mil millones”, declaró Henry Cabrera Díaz, gerente del Megabús de Pereira.

Este sistema en la actualidad comunica a Pereira con Dosquebradas y La Virginia, y cuenta con tres rutas troncales y 26 rutas alimentadoras. “La ruta uno y dos van al municipio de Dosquebradas y la ruta tres es una ruta circular en la capital de Risaralda. Estamos movilizando, aproximadamente, de 110 mil a 112 mil pasajeros”, agregó.

¿Y las rutas hacia Virginia? Eso es lo que se preguntan los usuarios del Sistema, pues según argumentan desde hace algún tiempo se anunció la llegada de más rutas hacia ese municipio y la construcción de un intercambiador vial en Dosquebradas, pero estas promesas aún no se han hecho realidad.

“Una vez culminemos la unificación con Dosquebradas, que tendrá una inversión de 23 mil millones de pesos, y con la integración al sistema de transporte público alcanzaremos una gran cobertura. Existirá un tercer operador que maneje el sistema colectivo que se una al masivo”, indicó Cabrera.

Por otro lado, los retrasos de los buses también representan una preocupación para los pasajeros. “Las demoras se dan sobre todo en los alimentadores y a veces uno se desespera esperando, pues se tardan más de lo esperado. Además se han presentado últimamente cierres en el intercambiador Cuba”, comentó Marta Duarte, una usuaria frecuente.

A pesar de estas dificultades, Megabús, que fue uno de los primeros sistemas que se implementó después de Transmilenio (en el año 2000), ha sido un referente a nivel internacional. Hasta el momento, la empresa ha realizado asesorías a países como Brasil, India, Sudáfrica y Estados Unidos.

Cali: “el MIO es un sistema de cobertura total”

Así se refirió Luis Eduardo Barrera al sistema Masivo Integrado de Occidente, MIO, en la Capital del Valle del Cauca, Cali. El Gerente explicó que uno de los beneficios de los buses azules (articulados) y verdes (alimentadores) es que llegan a la mayoría de los sectores de la ciudad.

“De las 27 empresas de transporte público de Cali, 24 se encuentran dentro del transporte masivo, entre esas las 20 más grandes de la ciudad. Nuestro sistema, a diferencia de los de otras ciudades, sustituirá totalmente la cobertura que es del 94 por ciento de la demanda de viajes. Llevamos más de cinco años en obra y tenemos casi 800 mil millones de pesos invertidos”, afirmó.

Aun así, para varios usuarios aún falta cobertura en poblaciones cercanas como Yumbo, Palmira, Candelaria y Jamundí. Raúl Camargo, un habitante de Cali, manifestó que en “Yumbo trabajan muchos caleños y aún no hay un terminal de cabecera en ese sector ni una integración con el MÍO. Debería ser así, porque según dicen el proyecto costó mucho más”.
Otra de las quejas es la gran cantidad de semáforos peatonales para acceder a las estaciones, lo que genera retrasos en los recorridos de los articulados. “Todo el sistema sólo tiene un puente peatonal y hay muchos semáforos, por eso se producen demoras y paradas frecuentes de los buses”, comentó otro ciudadano.

Sin embargo, ante este tipo de cuestionamientos, el Gerente dijo que “las rutas pretroncales son muy dadas a tener demoras por los trancones, por los accidentes y porque coexisten con el resto del tráfico de la ciudad, pero las personas están usando el servicio cada vez más y estamos a un mes de poner en funcionamiento el último de nuestros corredores troncales”.

Para lograr la cobertura que se pretende, se espera integrar al transporte de las zonas rurales y en este momento se adelanta un plan de chatarrización de buses urbanos del viejo sistema.

“Hace tres semanas se sacó la resolución por la cual se aprueban los dineros para pagar salarios mínimos durante 30 meses a los pequeños transportadores, hemos recibido 393 solicitudes para hacer ese desembolso y ya se han autorizado 70 pagos. Queremos activar el pago para las empresas que chatarrizaron sus vehículos y estamos listos para poderles pagar”, explicó Barrera frente a ese tema.

Cartagena espera a Transcaribe

En Cartagena se espera que Transcaribe comience a funcionar en el segundo semestre de 2012. Sin embargo, los habitantes de la ciudad han alegado retrasos en las obras, afectación del espacio público y problemas de movilidad.
Una auditoría realizada por la Contraloría Distrital señala que el proyecto presenta fallas: construcción sin autorización de rampas para carros, falta de mantenimiento de los drenajes pluviales y deficiencias en las zonas de acceso para las personas discapacitadas.

Hernando Sierra Porto, contralor Distrital, explicó que con la auditoria se detectaron “una serie de hallazgos con alcance fiscal, disciplinario y administrativo por lo que Transcaribe tendrá que suscribir un plan de mejoramiento con la Contraloría”.

Notas Relacionadas






Un comentario


  1. […] de Cartagena -que entraría en operación en el segundo semestre del 2012- sería el último SITM que se construya en el país. “Estos sistemas hacen énfasis en el control de flota, […]



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *