Metro en Bogotá | Movilidad en Bogota
Metro en Bogotá

CIUDAD URBANA

Julio 11, 2011

Por obras, vendedores informales están de nuevo en el espacio público

More articles by »
Written by: Metro en Bogotá
Etiquetas:

Comerciantes en el centro habían sido reubicados en un centro comercial que están remodelando.

El atraso en la remodelación de varios locales del Centro Comercial Gran Plaza Furatena, ubicado en la calle 14 entre las carreras 8a. y 9a. en el centro de Bogotá, tiene en el espacio público a por lo menos 60 comerciantes, desde hace más de un año.
En este lugar, la invasión del paso peatonal con toda clase de mercancía ha generado el malestar de transeúntes como Diana Suárez, que se queja por la creciente inseguridad y el deterioro de la zona por cuenta de las ventas ambulantes. Como ella, varios peatones han visto la reducción de ese tramo con más de 30 carpas dispuestas para que los vendedores puedan continuar con sus negocios mientras finalizan las obras. De acuerdo con Vladimir Valencia, uno de los comerciantes, la mayoría de los afectados son vendedores informales que se acogieron al programa de reubicación que les ofreció la administración del alcalde Luis Eduardo Garzón en el 2006. En ese tiempo estaban en el corredor de la carrera 7a., entre las calles 17 y 19.

“Después de varias concertaciones, ofrecieron reubicarnos en este centro comercial -contó Valencia-. Nos prometieron unos módulos amplios con buena visibilidad y varias entradas de acceso para los clientes”.

Según sus testimonios, el Instituto para la Economía Social (Ipes) incumplió esos acuerdos y les entregó módulos de 1,50 por 1,50 metros, con dos entradas al área comercial y escasa visibilidad para el cliente. Allí, permanecieron hasta el 2009, pero el año pasado, la entidad decidió sacarlos de manera concertada para realizar varias remodelaciones.
“No nos han informado de cuánto tiempo vamos a permanecer aquí. Dicen que las obras están demoradas por falta de presupuesto”, afirmó Claudia Millano, otra de las vendedoras. Según ella, de las 114 personas que iniciaron el proceso, hoy sólo quedan 60, porque muchos se han desplazado a otras zonas.
“En el caso de estos vendedores, sabemos que tienen autorización para estar allí de manera transitoria, mientras se desarrolla la obra”, informó Pablo Ruiz, coordinador jurídico de la Alcaldía local de La Candelaria.
El Ipes informó que se está haciendo la reorganización espacial de los módulos y de las vitrinas, cuyas obras se iniciaron en abril de este año, luego de solicitar las licencias de construcción al Instituto de Patrimonio Cultural y de esperar a que fueran aprobadas.
Según la entidad, en este momento hay un uso regulado de ese espacio y hacia diciembre estarán listas las adecuaciones para devolver a su interior a los beneficiados.

Fuente: eltiempo.com


Notas Relacionadas






0 Comentarios


Se el primero en comentar!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *