Metro en Bogotá | Movilidad en Bogota
Metro en Bogotá

MOVILIDAD

Octubre 30, 2013

Buses padrones, otro intento por aliviar el caos de la carrera séptima

More articles by »
Written by: Metro en Bogotá
Etiquetas: , ,

30 vehículos iniciarán su recorrido desde este sábado. Movilizarán unos 3.000 pasajeros por hora.

Ante la falta de una troncal ligera o pesada de TransMilenio (TM), e incluso ante la ausencia de un tranvía –proyectos planteados para mejorar la movilidad de la carrera 7.ª de Bogotá durante los últimos ocho años y que se han quedado en el papel–, un total de 30 buses padrones recorrerán a partir de este sábado el emblemático corredor. (Lea también: Buses padrones, otro experimento en la carrera Séptima)

El gerente de TM, Fernando Sanclemente, ha señalado que estos 30 buses padrones (que movilizarán unos 3.000 pasajeros hora sentido) serán reforzados el 23 de diciembre próximo con 200 buses padrones híbridos (mitad eléctricos, mitad diésel).

30 buses padrones serán reforzados el 23 de diciembre próximo con 200 buses padrones híbridos (mitad eléctricos, mitad diésel).

La alternativa es parte de un plan de la Administración para contrarrestar el caos en dicha vía, con problemas de contaminación y ruido y que, además, es presa del desorden por centenares de buses viejos. La 7.ª tiene la mayor densidad de rutas de transporte público, en su tramo más cargado, entre las calles 26 y 45, según la Cámara de Comercio. (Vea aquí un mapa con los paraderos de estos buses)

Los buses padrones, con puertas a cada lado y combustible diésel EuroV (menos contaminante que el actual), iniciarán su recorrido este sábado a partir de las 5 a. m. desde la estación Bicentenario, en la carrera 10.ª con calle 6.ª, en el suroriente.

De allí saldrán por la troncal de TM de la carrera 10.ª e irán hasta la estación subterránea del Museo Nacional. En este punto harán la conexión, para salir a la carrera 7.ª y finalizar el recorrido en la calle 72.

A la altura de la 76, los padrones harán el retorno en sentido norte-sur; y desde ese punto, y para continuar hacia el norte, habrá buses naranjas o azules del SITP.

Los padrones harán paradas solo en 20 puntos de la 7.ª. Según el Distrito, los paraderos ya fueron instalados. Los ciudadanos podrán acceder con la tarjeta verde Tu Llave, de Recaudo Bogotá, y en las estaciones Museo Nacional y Bicentenario también podrán usar la tarjeta roja de Angelcom.

Para permitir la operación, cambiará el contraflujo de la carrera 7.ª, de 5 a 8 p. m., entre las calles 36 y 32, desde este lunes. Los vehículos particulares deben tomar en cuenta que el reversible comienza desde la calle 36 hacia el norte y no desde la 34. Antes de ese punto, deben quedarse en la calzada oriental de la 7.ª.

El gerente de TM, Fernando Sanclemente, ha señalado que estos 30 buses padrones (que movilizarán unos 3.000 pasajeros hora sentido) serán reforzados el 23 de diciembre próximo con 200 buses padrones híbridos (mitad eléctricos, mitad diésel).

Siguen los ‘viejos’

Por ahora, del corredor de la carrera 7.ª no saldrán las rutas del transporte público colectivo. Eso solo ocurrirá en diciembre, cuando TM calcula que saldrán unas 38 rutas. La inquietud de los vecinos se deriva del hecho de que en otros corredores de TM, como la avenida Suba y la calle 26, hoy buses y busetas contaminantes siguen rodando, contaminando y compitiendo con el SITP. Lo mismo pasa con la 10.ª, donde la entrada de los buses rojos no sacó los buses viejos.

Este experimento del Distrito no será la solución definitiva para la 7.ª, sino una medida temporal y complementaria del futuro tranvía, proyecto que el Distrito busca concretar mediante una alianza público-privada.

Usaquén, la duda

La operación de los buses estará a cargo del Consorcio Express, uno de los operadores del Sistema Integrado de Transporte Público (SITP) y que, en principio, debía operar una troncal ligera de TM, adjudicada a las firmas Sainc y Cóndor.

No obstante, en septiembre del año pasado el proyecto fue descartado ante derrumbes en la avenida Circunvalar (principal ruta de los desvíos durante las obras), quejas de los vecinos y dudas técnicas sobre su eficacia y conveniencia.

Ayer, Mauricio Rico, de Corposéptima, se mostró preocupado por la situación de los vecinos que viven en Usaquén, a lo largo de la 7.ª, pues los 30 buses no llegarán hasta esa zona. Los 200 que entrarán en diciembre irán hasta la calle 100.

Se abre la estación Museo Nacional

Con la entrada en operación de los 30 buses padrones que rodarán por la carrera 7.ª, el Distrito espera darle pleno uso a la estación Museo Nacional, la única subterránea y la más costosa de la ciudad –50.500 millones de pesos–.

En los diseños iniciales, hechos durante la administración de Luis Eduardo Garzón, se contempló que esta estación recibiera los buses articulados que iban a rodar en una futura troncal de TransMilenio, que ya no se construirá.

Organismos de control habían advertido un posible detrimento patrimonial ante la subutilización de la megaobra.

Los buses padrones (tipo alimentador) que desde mañana comenzarán a circular en la carrera 7.ª tienen puertas en ambos costados. De esta manera recogen pasajeros por el costado izquierdo en las estaciones de TransMilenio, y en los andenes a través de las puertas en el lado derecho.

Los buses están equipados para que personas con discapacidad y en silla de ruedas puedan subirse.

El medio de pago en ellos es la tarjeta verde Tu Llave, y los conductores no reciben dinero en efectivo. El valor del pasaje será de 1.700 pesos en hora pico y 1.400 en hora valle, y el transbordo en los articulados de la carrera 10.ª será gratuito durante los primeros 75 minutos, contados desde que el pasajero pasa su tarjeta por la máquina validadora, dentro del bus.

El Tiempo

Notas Relacionadas






2 Comentarios


  1. cesar augusto farfan gonzalez

    muy buena tu idea pero no es nada estética por tantos cables lo que si mejoraría esta vía seria la creación de deprimidos, eliminación de muchos cruces y rutas de sistema integrado que manejen una velocidad mínima de 60 Km /h y unas rutas completas que salgan desde la 280 hasta veinte de julio o mas allá


  2. Vladimir

    los buses, o tranvías por esta carrera séptima no le veo sentido, mirándolo del punto de movilidad esta vía siempre es la principal en las marchas o manifestaciones que nunca se van a dejar de hacer porque somos un país tercermundista. estas manifestaciones (estoy de acuerdo con ellas) impiden la movilidad de estos sistemas. viéndolo urbanamente lo mejor para esta zona es un monoriel o aerobus, como el de las vegas, o hong Kong, etc. va a una altura considerable, no impiden su funcionamiento las marchas, manifestaciones, semáforos, trancones, accidentes, etc. seria un flujo continuo. fuera de eso le da calzadas o espacio al trafico particular, porque la gente tiene derecho a tener su vehículo privado. ademas que seria un atractivo turístico. generando empleo, generando modernidad a una ciudad tan atrasada.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *