Metro en Bogotá | Movilidad en Bogota
Metro en Bogotá

MOVILIDAD

Noviembre 2, 2011

Ciclorrutas contaminadas

More articles by »
Written by: Metro en Bogotá
Etiquetas:

El material particulado en los corredores para bicicletas de Bogotá es de 100 microgramos por metro cúbico. La recomendación de las autoridades de salud es 50 microgramos.

Dejar el carro en casa y reemplazarlo por un paseo en bicicleta con el noble deseo de mejorar la salud, quizás no sea tan buena idea como muchos bogotanos creen. Un estudio de la Universidad Nacional sugiere que los niveles de contaminación alrededor de las ciclorrutas de la ciudad son tan altos que resultan perjudiciales.

El estudiante de Ingeniería Química Óscar Fajardo y el profesor Néstor Rojas, quienes estuvieron al frente de la investigación publicada en la revista Atmospheric Enviroment, señalaron a la agencia de noticias Unimedios que las concentraciones de material particulado en uno de estos corredores, donde la bicicleta se usa con frecuencia, están alrededor de los 100 microgramos por metro cúbico. La recomendación que hace la Organización Mundial de la Salud es que sea máximo de 50 microgramos por metro cúbico.

Durante el estudio, los investigadores examinaron la composición del aire que inhalan las personas durante un recorrido en bicicleta por una de las ciclorrutas de la ciudad (Calle 80) que corre paralela a una línea de Transmilenio y lo compararon con la cifra de ambientes menos contaminados.

“Demostramos que la mayoría de usuarios de ciclorrutas presentan un incremento en sus dosis de material particulado. En un ambiente limpio estas pueden ser de 3% a 4%, pero hay quienes por el tiempo que permanecen en dichas vías y por el nivel de esfuerzo al pedalear, llegan a ampliarlas hasta en un 60%”, comentaron los investigadores.

Las partículas que provienen del humo de los vehículos, la industria local y el polvo de las calles, por ser tan finas, pueden introducirse hasta los alvéolos de los pulmones y aumentar el riesgo de enfermedades cardiorrespiratorias como asma, enfermedad pulmonar obstructiva crónica, enfisema, entre otras.

En opinión de Fajardo y Rojas, los usuarios de ciclorrutas en Bogotá deberían utilizar tapabocas de tipo industrial para protegerse del material particulado flotando en el contaminado aire de la capital. Otra sugerencia de los investigadores, es realizar desplazamientos en bicicleta por rutas que atraviesen parques o vías secundarias lejos de buses, camiones y avenidas de alto tráfico.

Fuente: elespectador.com

Notas Relacionadas






0 Comentarios


Se el primero en comentar!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *