Metro en Bogotá | Movilidad en Bogota
Metro en Bogotá

MOVILIDAD

Junio 7, 2012

Con la crisis de gabinete, Petro busca cambiar el rumbo

More articles by »
Written by: Metro en Bogotá
Etiquetas: ,

La pedida de la renuncia protocolaria de todo su gabinete, incluyendo los 12 secretarios y los directores de entidades del Distrito, es para personas cercanas a Gustavo Petro un hecho político que demuestra que pasó el tiempo de planeación y que llegó el de la ejecución.

Para otros, es una movida angustiada para evitar que su Alcaldía termine como el Titanic.

La noticia de las renuncias se conoció apenas una semana después de que el Concejo le aprobara a Petro el Plan de Desarrollo. Esa victoria del alcalde, sorprendente debido a que la coalición mayoritaria del Concejo se construyó contra la bancada de gobierno de Progresistas, lo dejó en una buena posición para desarrollar sus objetivos.

Aprobado el Plan de Desarrollo con grandes compromisos, Petro necesita comenzar a ejecutar y como dijo La Silla Vacía, él empezó su gobierno con un gabinete lleno de académicos. Estos cinco meses mostraron que la falta de experiencia práctica de varios de sus secretarios sí tuvo un costo político, especialmente en ejecución.

Además, Petro sigue teniendo la idea de que existen mafias enquistadas en diferentes entidades del Distrito. Por eso, y porque sabía que había problemas de ejecución, mantuvo un equipo de asesores que lo representaban directamente en las entidades, que le pedían cuentas a los secretarios, gerentes y directores, y que le reportaban, pero que no tenían que dar la cara ante los medios y ante la opinión pública.

Este ‘gabinete alterno’ produjo roces en las entidades y aisló a algunos secretarios del alcalde, pero también es el que ahora le permitirá definir qué renuncias acepta y cuáles no.

Óscar Sánchez, el secretario de Educación, es uno de los mayores interrogantes. Ha mostrado resultados, es afín a Petro, pero varios concejales están tramitando una moción de censura en su contra.

 

La secretaria de Integración Social, Consuelo Ahumada, tiene una larga trayectoria como académica en la Universidad Javeriana. Su continuidad está en duda.

El secretario de Gobierno Guillermo Asprilla tiene el respaldo de Petro, pero podría salir por problemas de salud o por una presunta inhabilidad.

El secretario de Salud Guillermo Alfonso Jaramillo es hasta ahora el secretario más fuerte. Con su experiencia política y sus conocimientos en la medicina, ha logrado posicionarse políticamente.

Los que se van, los que se quedan

Aunque hasta ahora no ha trascendido una decisión de Petro sobre qué renuncias aceptará y cuáles no, La Silla Vacía sondeó a personas cercanas al Alcalde y a miembros de la Administración para saber qué secretarios están en duda y cuáles están firmes.

Algunos secretarios están sólidos en sus cargos. El Secretario de Salud, Guillermo Alfonso Jaramillo, que ha destapado problemas de corrupción en varios hospitales, no corre peligro; tampoco el secretario general Eduardo Noriega, quien fue clave en lograr que el Plan de Desarrollo pasara en el Concejo junto con Guillermo Asprilla, Secretario de Gobierno y Diego Bravo, el gerente del Acueducto.

Fernando Rey, gerente de Transmilenio, llegó hace poco al cargo, es de toda la confianza de Petro y tiene en sus manos la entrada en funcionamiento del Sitp y los proyectos de tranvías, que hasta ahora empiezan.

Asprilla es muy cercano a Petro y, a menos de que entren en juego otros factores (está enfermo y una investigación de El Espectador dejó dudas sobre una posible inhabilidad), seguirá en su cargo.

Otros, en cambio, enfrentan muchas dificultades. Tienen en común que no han podido superar del todo el ritmo de la academia y empezar a tomar las decisiones rápidas que exige la administración pública. Tampoco han dado varias de las peleas que esperaba Petro contra las mafias, o por lo menos en la Alcaldía sienten que no las han visto.

Los que están más débiles son Jorge Pulecio, Secretario de Desarrollo Económico; Consuelo Ahumada, de Integración Social; Clarisa Ruiz, de Cultura; Margarita Flórez, de Ambiente; y Ana Luisa Flechas, de Movilidad.

Según pudo saber La Silla Vacía, Carlos Simancas, quien fue gerente de la campaña de Petro y ha sonado para varios cargos, podría llegar a Desarrollo Económico.

Hay un tercer grupo que no están ni tan sólidos ni tan fuertemente en duda. María Mercedes Maldonado, Secretaria de Planeación, si bien no ha sonado mucho en medios, fue quien coordinó la elaboración del Plan de Desarrollo, enfrentará la modificación del POT y tiene en su cabeza las propuestas de densificación urbana; Ricardo Bonilla, de Hacienda, aún no ha empezado a dar duras peleas que se vienen como el cupo de endeudamiento y la modernización tributaria, que él ha preparado.

María Valencia, secretaria de Hábitat, es la esposa de Daniel García-Peña, que es de la entraña de Petro y salvo que sea para que entre García-Peña al gabinete es improbable que salga. Por último, Óscar Sánchez, de Educación, ha dado muestras de que sí sabe ejecutar, como con la polémica decisión de cambiar la forma de contratar los refrigerios escolares, que le ha valido una posible moción de censura que se cocina en el Concejo. La duda es si Petro va a aprovechar esta crisis para removerlo del cargo y evitar el choque con el Concejo o si, por el contrario, va respaldar a uno de sus secretarios más ejecutivos.

Con este panorama, Petro podría haberles pedido la renuncia a los funcionarios que quiere cambiar. Pero prefirió pedírsela a todo su gabinete para enviar el mensaje político de que comienza una nueva etapa en su Administración.

Petro necesita enviar una señal de que está haciendo un viraje en su Alcaldía porque a pesar del éxito que significó la aprobación del Plan de Desarrollo y del impacto positivo que tuvo su iniciativa de desarme en la disminución de los homicidios, está enfrentando serios problemas.

No se ha logrado conectar con la opinión pública, como se ve en las encuestas en las que su imagen se ha deteriorado rápidamente. Cuando ya lleva más de cinco meses en el gobierno, varias secretarías y entidades aún no dan resultados. Y hay descoordinación: en un tema crucial para la ciudad como el Sistema Integrado de Transporte (Sitp), ayer tres entidades distritales mostraron cronogramas diferentes en un evento público en la Universidad Javeriana.


¿Ejecución o cuotas políticas?


Algunos concejales de diferentes orillas creen que la crisis de gabinete sí busca asegurarle al Alcalde mayor “gobernabilidad” pero a punta de entregar cuotas burocráticas.

Orlando Parada, de La U, y María Victoria Vargas, del Partido Liberal, prendieron las alarmas sobre una posible entrega de entidades a otros partidos o concejales. “Ojalá que esto no sea consecuencias de presiones políticas”, dijo Vargas.

Sus argumentos tienen que ver con el inesperado apoyo de concejales de partidos como Cambio Radical y La U al Plan de Desarrollo. En el Concejo se viene rumorando que a cambio de ese apoyo podría haber cuotas burocráticas, y que esta crisis busca abrir la oportunidad para entregar esos cargos. No solo por el apoyo en el pasado, sino para facilitar la aprobación de otros proyectos clave que vienen, como la modificación del POT o el cupo de endeudamiento.

Esa presunción, sin embargo, parece improbable. Las fuentes cercanas a Petro con las que habló La Silla Vacía la descartaron porque sería un cambio en el discurso muy difícil de sustentar. Y si ya logró hacer pasar el Plan de Desarrollo en el Concejo sin entregar secretarías, es poco probable que de su brazo a torcer ahora.

Sí es probable que en otros cargos de menor nivel, como la hasta ahora vacante dirección del Idrd, sí haya representación política de otros partidos, como en su momento propuso Antonio Navarro Wolff.

Otro motivo que se menciona para la movida de Petro es la presión que han ejercido los concejales sobre el gobierno, especialmente la amenaza de una moción de censura contra el Secretario de Educación Óscar Sánchez, que precisamente hoy se estaba moviendo en el Concejo, especialmente por la bancada de Cambio Radical. Pero sería un mal cambio político salvar la cabeza de un secretario para entregar otras secretarías.

Por eso lo más probable es que en realidad lo que esté buscando Petro es darle un rumbo distinto a la Alcaldía, cambiando el perfil de sus secretarios. Pero hasta que se conozcan los nombres de los nuevos no se sabrá en qué dirección se estará dando el cambio.

Lo que queda por saber es cuánto tiempo durará la ciudad con esta incertidumbre. Porque en este momento todos los secretarios y varios directores de otras entidades pueden salir de sus cargos en cualquier momento, lo que deja a la ciudad en una situación de interinidad.

Fuente: lasillavacia.com
05 de junio de 2012

Notas Relacionadas






0 Comentarios


Se el primero en comentar!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *