Metro en Bogotá | Movilidad en Bogota
Metro en Bogotá

MOVILIDAD

Junio 27, 2012

Editorial: Una apuesta decisiva

More articles by »
Written by: Metro en Bogotá
Etiquetas:

El alcalde Petro y su equipo deben ser conscientes del tamaño de la apuesta que están a punto de hacer con la entrada en operación del SITP.

La Alcaldía de Bogotá se juega en los próximos días dos cartas claves en aras de la movilidad de la ciudad: el arranque de la tercera fase de TransMilenio -y con ella la cuota inicial del Sistema Integrado de Transporte Público (SITP)- este fin de semana y un nuevo esquema en la rotación del pico y placa para vehículos particulares a partir del 3 de julio.

Se trata de cartas decisivas, como quiera que ambas están en el centro del debate capitalino y que sobre ellas se han creado muchas expectativas. De salir bien, como esperamos, significarán un alivio para la productividad de la ciudad y para el ánimo de la gente.

Foto: tibungo.net

Por lo mismo, el alcalde Gustavo Petro y su equipo deben ser conscientes del tamaño de la apuesta que están a punto de hacer. El SITP ha estado rodeado de polémicas, no solo por los contratos, sino por su misma operatividad. Desde distintos escenarios se ha advertido de la conveniencia de que todos los componentes que integran lo que se ha dado en llamar la ‘revolución del transporte público’ estén ajustados para no caer en nuevas frustraciones.

En ese sentido, la Alcaldía tiene que ser franca con la ciudadanía y decir si ya están todas las estaciones de la nueva troncal, los paraderos y la señalización en piso; qué tan afinado se encuentra el sistema de recaudo, cuál es la realidad financiera de algunos operadores, qué tan engorroso o no será el manejo de dos tarjetas, y cuál es, finalmente, la tarifa que pagarán los usuarios.
Sobre este último punto, es entendible el sigilo con que se ha actuado, pero ad portas de dar el banderazo, resulta contraproducente no saber si habrá tarifa diferencial, si se pagará por transbordos, si habrá subsidios, de qué monto y de dónde saldrán los recursos.

Voces autorizadas de la academia, concejales afines al alcalde Petro y expertos en la materia han sugerido el aplazamiento de la entrada en vigencia del SITP. No obstante, la Administración ha advertido sobre la inviabilidad de dicha alternativa por los millonarios costos que acarrearía y las demandas a que se vería expuesta la ciudad. Hay que tener en cuenta que la filigrana con que se entretejió todo el sistema no permite dejar puntadas sueltas porque tarde o temprano terminan afectando a otros actores del mismo. He ahí el dilema.

Por eso, este inicio que se anuncia debería ser concebido más como un período de prueba que como un arranque oficial del SITP. Ello facilitará hacer ajustes graduales y dará a la ciudadanía espacio para aprender más de él, sin sobredimensionar las expectativas. De ahí que los bogotanos deban tener claro que el fin de semana veremos rodar, cómo no, la troncal de TransMilenio por la calle 26 con apenas dos estaciones mientras el recaudo de pasajes está listo en los demás paraderos.
Pero lo que se conoce como sistema integrado, esto es, la articulación con otro tipo de transporte público, paraderos fijos, transbordos y demás, se irá dando paulatinamente.

Y en cuanto al pico y placa, solo cabría añadir que se intenta dar forma a una nueva escultura, pero con el mismo molde, pues, si bien es cierto que se liberan horas para circular, se exime de la norma a un amplio sector del sur y se incrementa en un dígito la restricción, también lo es que seguimos sin ofrecer alternativas distintas al pico y placa para circular en Bogotá.

Mientras no se dé un paso definitivo y radical en materia de movilidad, es previsible que, al margen de los beneficios que la nueva medida pueda traer, otros males asomen a la vuelta de la esquina: más trancones en horas valle, que obligarán a pensar en contraflujos, por ejemplo.

Por ahora, no queda más que desear que la Administración acierte en esta nueva apuesta y renazca el esquivo optimismo que hace unos años acompañaba a los bogotanos.

Fuente: Editorial eltiempo.com /26 de junio de 2012

Notas Relacionadas






0 Comentarios


Se el primero en comentar!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *