Metro en Bogotá | Movilidad en Bogota
Metro en Bogotá

MOVILIDAD

Junio 27, 2012

El incierto futuro de la carrera Séptima

More articles by »
Written by: Metro en Bogotá
Etiquetas:

Procuraduría, Contraloría y Personería dicen que Distrito no tiene claridad sobre futuro de la vía.

Por primera vez, y al unísono, los organismos de control nacional y distrital hicieron sentir este martes su voz de alerta frente a la incertidumbre que rodea la movilidad en la emblemática carrera 7a. de Bogotá.

La situación no es para menos. Seis años después de que se planteó allí una troncal pesada de TransMilenio (TM), entre las calles 34 y 170, y luego de que se invirtieron cerca de 12.000 millones de pesos en toda clase de estudios, nada ha ocurrido y el corredor sigue dominado por el caos y la contaminación.

Hoy, al tiempo que aglutina a más de 6.000 sedes de empresas, por la 7a. también circula la mayoría de las rutas de buses de servicio público en Bogotá. Con vehículos de más de 30 años, los vecinos se quejan del ruido y la pésima calidad del aire.

Por esa razón, durante una mesa que sesionó este martes en la Biblioteca Virgilio Barco, la Procuraduría, la Contraloría Distrital y la Personería le pidieron a la Administración “mayor claridad” sobre las alternativas de transporte masivo que se planean en la 7a.,como el metro ligero y eléctrico que propone ahora el alcalde Gustavo Petro.

“No hay cronogramas, no hay estudios, no hay claridad, no hay nada, y la situación es realmente preocupante”, sentenció el personero, Ricardo Cañón, al hablar de los avances de dicho proyecto.

Un contrato suspendido

 

“La Administración debería hacer un esfuerzo grande para darle una mayor claridad a todo lo que está haciendo”, añadió Cañón. A su turno, el contralor distrital, Diego Ardila, afirmó que ha encontrado “respuestas evasivas de la Alcaldía” frente a lo que va a suceder en la 7a.

Ardila fue enfático al afirmar que “no hay estudios del metro ligero y por esa razón han hecho una alianza con la Corporación Andina de Fomento (CAF) para avanzar en eso”.

El gerente de TM, Fernando Rey, respondió que, en dos meses, la CAF hará una invitación o lista corta de empresas que podrían hacer los estudios de la obra. Explicó que esos diseños serían adjudicados a finales de año, para que la obra se pueda iniciar a finales del 2013.

“El metro ligero es un proyecto y, como tal, tiene unas etapas de inicio. Estamos empezando y partimos con la base de todo lo existente, como el bosquejo arquitectónico”, explicó Rey.

Pero quizá una de las mayores preocupaciones tiene que ver con el contrato de construcción de una troncal ligera de TransMilenio entre las calles 34 y 72, adjudicada por la entonces alcaldía de Samuel Moreno, en septiembre del 2010, por 84.000 millones de pesos. Dicha licitación fue entregada al consorcio conformado por las firmas El Cóndor Construcciones S.A. y Sainc Ing.

El contrato, que debía arrancar en principio a finales del 2010, fue suspendido en septiembre del año pasado debido a los deslizamientos en la Circunvalar. Aunque el IDU dejó entrever este martes que podría darlo por terminado de manera unilateral, sin duda los contratistas podrían entablar una demanda contra el Distrito. (Corposéptima asegura que al distrito le falta claridad conceptual)

Una vía en emergencia

 

Entre las calles 26 y 45 está la mayor densidad de buses en Bogotá. En total, según las cifras oficiales, en la 7a. hay una flota compuesta por 2.416 buses, 1.179 busetas y 841 microbuses. Es la única vía de la ciudad que tiene contraflujo.

La entonces alcaldesa (e.) Clara López había propuesto un corredor verde.

¿Y el SITP en ese corredor?

 

Una de las ‘papas calientes’ de TransMilenio en este momento es el futuro del Sistema Integrado de Transporte Público en la 7a.,que forma parte de la zona Usaquén, adjudicada en noviembre del 2010 a un grupo de transportadores (Consorcio Express).

Según el contrato adjudicado, sobre la 7a. debía estar lista, desde enero pasado, la troncal ligera de TransMilenio.

Debido a que esa obra está suspendida, la pregunta que surge es: ¿Qué hará el Distrito para asegurar la integración de buses con TransMilenio en esa amplia zona del norte de la ciudad?

Igualmente, debido a que se proyecta ahora la construcción de un tranvía, no es claro si la operación de dicho sistema de transporte masivo recaerá en las manos de los mismos transportadores que se ganaron la licitación del SITP.

Aunque guarden silencio, es claro que los empresarios podrían demandar al Distrito por incumplimiento en el contrato de Usaquén.

Fuente: eltiempo.com / 26 de junio de 201

 

 

Notas Relacionadas






0 Comentarios


Se el primero en comentar!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *