Metro en Bogotá | Movilidad en Bogota
Metro en Bogotá

MOVILIDAD

Abril 9, 2012

Flórez y de Roux: Dos visiones de los 100 días del alcalde Gustavo Petro

More articles by »
Written by: Metro en Bogotá
Etiquetas:

Los concejales Juan Carlos Flórez (Alianza Social Independiente) y Carlos Vicente de Roux (Progresistas), no sólo comparten el estudio de los temas de Bogotá, a su manera, siguen al milímetro las declaraciones del alcalde, Gustavo Petro, para cuestionarlas o apoyarlas.

Flórez se ha convertido en el mayor crítico del alcalde Petro al punto que le envía mensajes en su cuenta de Twitter reclamando por algunas de sus posturas. De Roux por su parte, se ha declarado abiertamente “petrologo” o conocedor del pensamiento del mandatario.

Semana.com habló con los dos concejales para conocer sus puntos de vista cuando se cumplen los cien días de un mandato que no ha estado alejado de controversias y polémicas por las declaraciones y decisiones del alcalde.

Semana.com: ¿Cómo se puede calificar la gestión del alcalde en 100 días de mandato?

Carlos Vicente de Roux: Le doy entre 75 y un 80. A Petro no hay que juzgarlo por sus trinos virtuales sino por sus iniciativas estructurales.

Juan Carlos Flórez: Los 100 días son un invento norteamericano. Interpretar la gestión es complicado porque a un alcalde sólo le aprueban el Plan de Desarrollo a finales de mayo. Me parece que es una gestión de signos encontrados. Grandes expectativas discursivas y una lánguida capacidad de acción.

Semana.com: ¿Con la salida de Navarro qué va a pasar en la Alcaldía?

CVR: Navarro no se irá del todo. Seguirá apoyando a la administración y aunque es muy difícil encontrar a alguien de las condiciones de Navarro, Petro conseguirá, a buen seguro, un secretario de Gobierno que dé la talla.

JCF: Tengo la sensación que esa salida refleja la dificultad del alcalde de trabajar con iguales. Todos tenemos la experiencia de un amigo del colegio que era el mejor, pero que le tocaba trabajar sólo. Eso demuestra una deficiencia en el estilo de gobierno de Petro. No ve secretarios, ve asistentes.

Semana.com: Parece que el énfasis de la gestión del alcalde ha sido la movilidad. ¿Coincide usted con las críticas según las cuales hay muchas propuestas poco asertivas?

CVR: Pero en trazos gruesos son acertadas: construir un sistema integrado e intermodal de transporte, que incluya troncales de Transmilenio por la 68 y la Boyacá, metro pesado por el borde oriental, tranvía por la séptima y cables aéreos en los barrios altos del sur. De todo esto lo único que no comparto es llevar el tranvía hasta la calle 193.

JCF: No parecía que ese fuera el tema del inicio. Él había dicho que no iba a hacer vías y a gastar la plata en cemento. La realidad del día a día de la ciudad tiene en el despelote de tránsito, uno de los problemas centrales y se apoderó de su discurso. Se enredó con el tren tranvía, el metro ligero, y quedamos con menos de un pañito de agua tibia.

Semana.com: A propósito ¿a qué le debe apuntar el alcalde: al metro pesado, al tranvía o al Transmilenio?

CVR: A las tres cosas, dentro de un sistema integrado de transporte. Agréguele el servicio de buses tradicionales debidamente organizados en las 13 cuencas de movilidad previstas, cables aéreos y dinamización del sistema de ciclo-rutas.

JCF: En un estudio actual “movilidad y ciudad del siglo XXI”, se explican las distintas capacidades. El metro moviliza 80.000 pasajeros hora y un tranvía tradicional moviliza casi igual que Transmilenio 100 a 180 pasajeros. Para los problemas de Bogotá la decisión no puede provenir de un capricho. Como están las cosas hay que hacer el metro.

Semana.com: La relación de la administración distrital con el Concejo no parece la mejor ¿qué va a pasar en el futuro?

CVR: Por el camino se arreglarán las cargas. Las iniciativas que va a traer Petro al Concejo son muy buenas y a los concejales les interesa el progreso de la ciudad y les preocupa oponerse a propuestas respaldadas por la ciudadanía.

JCF: El alcalde tiene ocho concejales y junto a la bancada de la U son la mayoría. Lo que se ve es que Petro no le hace pases a sus ocho voceros. Sí así es la relación con su bancada imaginemos qué pasa con el resto del Concejo. Tiene completamente desperdiciado al cabildo.

Semana.com: ¿Cree que existen sectores políticos que quieren que a Petro le vaya mal en su gestión?

CVR: La política siempre ha sido un escenario de competencia acérrima, de cálculos estratégicos, envidias y celos. No creo que Petro esté enfrentando un escenario más nocivo o adverso de lo acostumbrado. No comparto la actitud de ver por todas partes conspiraciones y complot.

JCF: Yo creo que le pasa lo que a todos los gobiernos. El deber de un gobernante es intentar ganar a la ciudadanía con buenas acciones por eso me sorprende que un hombre de la inteligencia de Petro todos los días monte una pelea con alguien. El principal opositor es él mismo. Él es gobierno y oposición.

Semana.com: ¿Existe la sensación de que Petro ha asumido todas las banderas y ha opacado a los secretarios?

CVR: Es cierto que Petro corre el riesgo de opacar a sus secretarios. Unos secretarios con liderazgo, credibilidad y relativa autonomía serían los mejores instrumentos con que podría contar para manejar Bogotá.

JCF: Lo que uno percibe en el alcalde Petro es que al tiempo que criticaba al expresidente Álvaro Uribe lo admiraba, incluso su estilo caudillesco que desapareció a los ministros. Petro no tiene secretarios tiene subsecretarios y lo grave es que ellos no tienen conocimiento profundo de los temas.

Semana.com: Tal vez lo social sea la bandera del alcalde. ¿Qué se puede destacar en tres meses de mandato?

CVR: El suministro gratuito de seis metros cúbicos de agua a las 620.000 familias de los estratos 1 y 2; el montaje del plan piloto de la jornada extendida a 40 horas semanales, en 25 colegios distritales; el salto de 327 a 617 equipos de médicos y paramédicos que llevarán salud a los barrios más pobres de la ciudad.

JCF: El alcalde tiene mensajes interesantes, pero los olvida con mucha facilidad, entre ellos reformar el centro, la construcción de 100 nuevos colegios, 8.000 profesores, todos eso lo abandonó. ¿Qué le pasa al alcalde, por qué renuncia y bota las propuestas más revolucionarias y transformadoras?

Gobierno u oposición

Semana.com: ¿Qué decir de quienes aseguran que el alcalde Petro ahora hace oposición desde la Alcaldía?

CVR: No veo a Petro en plan de hacerle oposición al Gobierno nacional. Y no creo que (Juan Manuel) Santos esté en desacuerdo con iniciativas como la del Sistema Integrado de Transporte y el metro pesado, la revitalización del centro de Bogotá, la atención a la primera infancia, la revolución educativa (nuevos colegios, jornada única, articulación con la educación superior), la lucha frontal contra la corrupción y el presupuesto participativo.

JCF: Hace oposición en la medida de que cambia continuamente de posturas y sus propios funcionarios no alcanzan a seguir el cambio de ideas del alcalde. Un ejemplo es la valorización para el tranvía. (…) Parece que quiere romper el guinnes récord con tantas propuestas.

Semana.com: El manejo del Twitter para dar a conocer sus posiciones ha generado polémica en unos sectores, otros aplauden su cercanía con los ciudadanos ¿qué debe hacer?

CVR: Si Petro no tuviera propuestas serias para modernizar y hacer equitativa la ciudad y no las estuviera echando a andar, me preocuparía su “tuiteadera”. Existiendo esas propuestas y ese impulso, veo sus trinos como una prueba de que el alcalde es muy “intenso” y está muy interesado en comunicarse directamente con la ciudadanía.

JCF: El Twitter como otras redes son herramientas contemporáneas y sería raro que Petro no las usara. El asunto de fondo es la herramienta para qué. El alcalde no puede competir con Justin Bieber, el cantante adolescente, que envía la mayor cantidad de trinos posibles para sus admiradoras. No tiene tiempo para sentarse con los funcionarios a comprender un problema.

Semana.com: Petro destapó el carrusel de la contratación y anunció lucha contra la mafias ¿el tema está olvidado?

CVR: Petro ya ha dado varias señales de mantener el impulso anticorrupción. Primero puso la Veeduría Distrital en manos del Mockusismo. Segundo se apartó del proceso de elección de contralor y personero. Por último está escogiendo los alcaldes locales más transparentes de las ternas elaboradas por los ediles.

JCF: En la búsqueda de la novedad imparable del alcalde este tema se ha ido perdiendo. Lo que uno espera es que una persona que vio tan claro el problema de esa mafias que están incrustadas en lo más profundo de la administración, elabore un sistema para atacarlas. Aquí está descuidando un aspecto en el cual tiene mucho que hacer.

Propuestas

Semana.com: ¿La gratuidad en el agua es un tema de populismo o de necesidad para los bogotanos?

CVR: Para los estratos 1 y 2, la gratuidad de seis metros cúbicos de agua puede representar un ahorro del 3% o más de sus ingresos, una verdadera ayuda para la gente pobre. Y esto puede lograrse sin pellizcar las finanzas de la Empresa de Acueducto. ¿Dónde está el populismo?

JCF: No se puede universalizar la palabra gratuidad. No puedo entender como si hay un riesgo con el calentamiento global entonces vayamos a regalar el agua. Lo que tenemos que enseñar es a apreciarla a cuidarla. Para los sectores populares son necesarios los servicios gratuitos como educación y salud.

Semana.com: Petro ha casado varias peleas una de ellas con los taurinos ¿se debió meter en lo que la revista SEMANA llamó “Debate bravo”?

CVR: Ciertas expresiones en tono de bronca quizá sobraban, pero lo importante es que la posición de fondo del alcalde es correcta: quitarle el subsidio público a un espectáculo muy minoritario, como lo hizo (Sergio) Fajardo en Medellín.

JCF: Uno de los temas en el mundo de hoy es que tenemos que comprender la naturaleza. A mí no me parece malo que el alcalde participe de esos debates, lo sorprendente es que los usa y los abandona. No hay una sola línea frente al tema de los toros en el Plan de Desarrollo. El alcalde necesita una buena gestión más que titulares.

Semana.com: ¿La seguridad ha estado bien manejada desde la Alcaldía?

CVR: Los resultados hablan por sí solos: 75 homicidios menos en comparación con los primeros tres meses del año pasado; una disminución del 32% de todos los delitos y el decomiso de casi 700 armas de fuego.

JCF: A mí el tema del desarme me gusta, pero este hay que combinarlo con una estrategia precisa de prevención del crimen de los jóvenes y herramientas claras de inteligencia y firmeza frente a los grandes criminales. Uno supone que la administración está elaborando esa estrategia.

Semana.com: ¿Si hoy tuviera la oportunidad de hablar con el alcalde qué consejo le daría?

CVR: Le propondría tres cosas. Primero revisar el alza de las metas sobre jornada única para acercarlas a su programa de campaña. Segundo, levantar el freno que le metió al POZ (Plan de Ordenamiento Zonal) Norte mientras se redensifica el centro hay que permitir una expansión controlada sobre áreas en que ya se metió la ciudad. Tercero, aplicar con todos los fierros un plan de choque para mejorar el servicio de Transmilenio.

JCF: Yo siempre he sido respetuoso de la autonomía que tienen los alcaldes para gobernar con su programas. Le diría es que no abandone los temas que fueron importantes en su propuesta por el ansia de titular o de protagonismo y que en eso no imite a los políticos que criticaba.

Fuente: semana.com
08 de abril de 2012

Notas Relacionadas






Un comentario


  1. Gerardo Vásquez

    http://www.publimetro.co/lo-ultimo/con-metro-ligero-gobierno-retira-respaldo-economico/lmkldt!ovUHPzdlDNBKM/..

    NUNCA LO VAN A HACER



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *