Metro en Bogotá | Movilidad en Bogota
Metro en Bogotá

MOVILIDAD

Abril 23, 2012

Invertirán 12 billones de pesos en trenes para atender los TLC

More articles by »
Written by: Metro en Bogotá
Etiquetas:

Con apoyo de empresas, Gobierno busca recuperar 1.672 kilómetros de líneas existentes.

El Gobierno, con el apoyo de siete empresas privadas -dos brasileñas, una israelí, una suiza y tres colombianas-, le da las últimas pinceladas a una estrategia de 15 billones de pesos para desempolvar el tren y el río Magdalena.

El objetivo es fortalecer dos autopistas que le permitirán al país aumentar las exportaciones y reducir las largas distancias entre los centros de producción y consumo con los puertos.

Hoy, de acuerdo con la Cámara Colombiana de Infraestructura, la falta de vías para el transporte multimodal genera un sobrecosto del 80 por ciento en la carga de carbón, y mover un barril de crudo por carretera cuesta tres veces más de lo que vale producirlo (5 dólares).

Con la inyección de capital privado, la inversión para ferrovías será de 12 billones de pesos en los próximos cinco años, para la recuperación de 1.672 kilómetros de líneas existentes (solo se usa el 55 por ciento) y la construcción de sistemas y ramales.

Para salvar el río, cuyo interés es concesionarlo en el futuro, la Nación sacará 150 mil millones de pesos durante cuatro años y los municipios ribereños, 120 mil millones pesos durante el mismo periodo para devolverle la navegabilidad a sus 1.500 kilómetros.

Con esto, el plan es pasar de transportar hoy en rieles 35 millones de toneladas anuales de carga a 90 millones en el 2018, mientras por el Magdalena, “gracias a las obras de dragado y encauzamiento, se aumentará la capacidad para mover los 15 millones de toneladas”, aseguró Augusto García, director de la Corporación Regional Autónoma del Río Grande de la Magdalena (Cormagdalena).

Lo anterior significaría que la mitad de la producción de carbón del país calculada por el Ministerio de Minas y Energía para la próxima década se movería por tren, pues las proyecciones señalan que a partir del 2014 se extraerían 124 millones de toneladas anuales del mineral y 152 millones en el 2020, y la cuarta parte restante del mineral podría transportarse por la principal arteria fluvial.

“Va a ser un éxito, porque el gran ahorro entre el tren y el camión es del 30 por ciento, lo que les va a permitir a las empresas mineras y petroleras hacer con seguridad esas inversiones”, afirma Luis Fernando Andrade, presidente de la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI), quien le contó a EL TIEMPO que este año ya ha recibido dos propuestas de privados.

El primer proyecto de asociaciones público-privadas (APP) lo presentó la Sociedad Portuaria de Santa Marta, en la que el conglomerado Odinsa tiene el 10 por ciento, para construir una entrada alterna al puerto. La propuesta ronda los 300 mil millones de pesos e incluye una estación intermedia, a cuatro kilómetros del puerto; el trazado pasaría lejos de la ciudad y de la zona turística.

La segunda oferta fue hecha por el grupo israelí Mariverdo, que hoy invierte 700 millones de dólares para rehabilitar el tren del Pacífico el Oeste, que va entre Buenaventura y La Felisa (Caldas); las obras estarán listas a finales de este año.

“Su propuesta es cambiar el trazado a trocha estándar y conectar el tren del oeste con el del Atlántico. Llevarían esa línea que hoy va hasta La Dorada (Caldas) hasta Neiva (Huila), y ahí sacarían dos ramales: uno al tren del Pacífico y otro al municipio de Granada (Meta) por aproximadamente 6 billones de pesos”, comenta Andrade.

Para las dos propuestas, la ANI tiene tres meses para evaluarlas. Si las acepta, los proponentes tienen seis meses para elaborar los diseños. De recibir el aval de la Agencia, los contratos se firmarían en julio del año entrante.

A este paquete se le suman dos proyectos férreos que la ANI espera recibir en mayo: el ramal a Dibulla, en La Guajira, y el tren del Carare, sobre cuyos rieles se transportarán 19 millones de toneladas,especialmente de carbón térmico, que se producirán en Boyacá, Cundinamarca y Santander en el 2019.

La construcción del ramal en La Guajira es una oferta de MPX, minera del brasileño Eike Batista, y también de los dueños del puerto Brisa.

La APP, por un billón de pesos, tendría 300 kilómetros y pasaría a través de San Juan del Cesar. En esta zona se prevé que en el 2014 se puedan sacar 43 millones de toneladas de mineral al año, según Planeación Nacional.

La segunda propuesta es del grupo brasileño Votorantim (dueño de Paz del Río), en asocio con la Corporación del Carare. Fuentes confiables determinan que en el peor escenario, en estas minas se producirían 10 millones de toneladas anuales. La oferta sería una construcción nueva en una zona que es altamente montañosa y tendría un valor estimado de 5 billones de pesos.

El Carare se conectaría al existente Sistema Ferroviario Central (SFC) a la altura del municipio La Vizcaína (Santander), pero debido al potencial que tiene La Dorada (Caldas), como un centro de transferencia intermodal, se ha propuesto que el SFC sea rehabilitado desde allí hasta Chiriguaná; la agencia sacará a licitación este tramo en mayo, al igual que los 257 km comprendidos entre Bogotá y Belencito (Boyacá). Las obras empezarían entre abril y julio del 2013.

Río Magdalena

La multinacional suiza Impala fue la primera en reactivar este año el transporte de carga por el Magdalena.

Con una inversión de 27 millones de dólares a través de Trafigura, la segunda comercializadora de petróleo más grande del mundo, puso en funcionamiento en el río una flota compuesta por 19 barcazas.

Se estima que su capacidad de transporte es de 47.000 toneladas métricas.

En mayo comenzarán a mover 9 mil toneladas de mineral río arriba, entre el puerto de Barrancabermeja y Barranquilla, dice Alejandro Costa, gerente de Impala Colombia.

En convoyes de seis barcazas saldrá el mineral que llegue de las minas, que será transportado por 80 tractomulas.

En marcha, más de 16 ‘megaobras’ aeroportuarias

La Aeronáutica Civil informó que adelanta la inversión en al menos 16 megaobras aeroportuarias para enfrentar los retos de los tratados de libre comercio.

Dentro del plan de inversión en infraestructura aeroportuaria y aeronáutica impulsado por el Gobierno nacional, se adjudicaron tres contratos para el mantenimiento de las pistas y calles de rodaje de los aeropuertos Simón Bolívar en Santa Marta, Almirante Padilla en Riohacha y Guillermo León Valencia en Popayán.

La inversión, cercana de los 20.000 millones de pesos, se adjudicó mediante licitación pública para que en un plazo no mayor a los 240 días, estas ciudades puedan disfrutar de mejores aeropuertos, acordes con las necesidades de competitividad y conectividad de las regiones del país.

Para el caso del aeropuerto Guillermo León Valencia, las obras comprenden ampliación y mantenimiento de la pista de aterrizaje, por un valor superior a los 6.112 millones de pesos.

En el aeropuerto Simón Bolívar de Santa Marta se realizarán trabajos que incluyen el mantenimiento correctivo de áreas fisuradas, la repavimentación de la pista en sus 40 metros de ancho y la repavimentación de las calles Alfa y Bravo. El monto de adjudicación en esta ciudad fue de 6.000 millones de pesos.

En el aeropuerto Almirante Padilla de Riohacha, el valor del contrato de mantenimiento es superior a los 6.600 millones de pesos y comprende el mantenimiento de las áreas fisuradas, la repavimentación en sus 36 metros de ancho y toda su longitud, así como la repavimentación de la calle de rodaje Alfa.

Así mismo, la Aerocivil señaló que se encuentra adelantando la adjudicación para las obras en las pistas del aeropuerto Ernesto Cortissoz de Barranquilla por 3.600 millones de pesos.

Otras obras

El Gobierno, además de contratar los dragados entre Puerto Salgar-Calamar, canal del Dique y canal de acceso a Barranquilla, también contratará las obras de encauzamiento entre Puerto Salgar y Barrancabermeja.

Los trabajos se realizarán con recursos del Estado y regalías. Se estima que las obran arranquen en el 2013. El mismo año, se conocerán las obras para rehabilitar también los ríos Meta y Orinoco en los tramos entre Puerto López-Puerto Carreño.

Fuente: eltiempo.com
23 de abril de 2012

Notas Relacionadas






3 Comentarios


  1. Henry Ayala

    Por esta razón la importancia de utilizar los corredores ferroviarios de la ciudad, conectar a Bogotá con su región próxima y con el resto del país por medio del ferrocarril, es el argumento de peso para poner en marcha el proyecto de Metro ligero, como conectante entre el Metro pesado y Tren de cercanías.
    El Consejo de Bogotá debe tener visión hacia el futuro, la ciudad debe ser competitiva.


  2. Gerardo Vásquez

    Que alegría que se haga una verdadera inversión en el transporte ferroviario, también se puede poner para el transporte de pasajeros rural y urbano.


  3. Henry Ayala

    Que buena visión del transporte, ojala el gobernador de Cundinamarca cambie de idea y avance en el desarrollo del tren de cercanías, aprovechando esta oportunidad, de todas formas es obligatorio el desarrollo de la red férrea a Puerto Salgar.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *