Metro en Bogotá | Movilidad en Bogota
Metro en Bogotá

MOVILIDAD

Abril 13, 2012

“Joyas” de la infraestructura en transporte

More articles by »
Written by: Metro en Bogotá
Etiquetas: ,

Uno de los mayores atrasos estructurales que enfrenta Colombia se refiere a su precaria dotación de infraestructura de transporte. A pesar del buen crecimiento del PIB real a ritmos del 5,9% durante 2011 y del aceptable rebote del sector de obras públicas, dicho rezago persistirá por varios años más en nuestro país.

Con el fin de ilustrar la problemática de forma concreta, este nuevo capítulo de “joyas” de la infraestructura colombiana en transporte (versión 4.0) está dedicada a los siguientes casos: el dragado del Puerto de Buenaventura y la fallida conexión de Transmilenio con el Aeropuerto Eldorado en Bogotá.

Dragado en Buenaventura

El puerto de Buenaventura está rezagado al puesto 20 en materia de movimiento de contenedores en América Latina a pesar de su posición geográfica privilegiada. En buena medida, ello obedece a la falta de conectividad vial y marítima. Sí, marítima, pues hoy el puerto se maneja a “ojo de capitán”, jugando con las mareas para desafiar su bajo calado (de sólo 9-10 metros), cuando la norma Panamax es de mínimo 12 metros.

Pues bien, Colombia ya completó tres años de discusiones público-privadas, nacionales-territoriales, y nada que se hacen las inversiones de dragado, por cerca de $60.000 millones, para garantizar la profundidad en el canal de acceso (31Km).

Actualmente se está teniendo que aliviar la carga de muchos buques en Panamá antes de arribar a Colombia, lo cual genera grave pérdida de actividad económica y sobrecostos. No ha valido la eliminación de la restricción de bandera para que los trabajos de dragado se asignen en competencia internacional. ¿Por qué no se han podido avanzar las tareas de dragado si los belgas ofrecieron hacer en 3 meses y por US$30 millones lo que algunos locales no harían en menos de 6 meses y por US$60 millones?

 

De cara a los TLCs y a la finalización de la ampliación del Canal de Panamá hacia 2015, Colombia debe superar esta vergüenza nacional que constituye el actual estado de Buenaventura, tanto en sus accesos por tierra como en los marítimos.

Transmilenio a Eldorado

La Fase 3 de Transmilenio se adjudicó hace más de cuatro años y hoy todavía no entra en operación.

Sin embargo, parte de su malla vial, aún sin estrenar, ya está deteriorada y la ciudadanía se pregunta (con razón kafkiana): ¿por qué Transmilenio de la 26 nunca verá Eldorado?

Al mejor estilo macondiano, esta troncal se quedó “corta” en 2Km antes de que los usuarios puedan llegar con sus maletas al Aeropuerto Eldorado. Las explicaciones son fantásticas. Se afirma que, jurídicamente, la entrega en concesión del Aeropuerto causó una especie de “territorio independiente”, donde no puede entrar el Distrito con Transmilenio. La Contraloría, la Procuraduría e imaginamos que pronto el Consejo de Estado entraran a terciar en el santanderismo vial colombiano. Los más prácticos han dicho que eso se soluciona denominando dicha estación como “Engativá” (¿gran hub del futuro?). Otros afirman que (tranquilos), que los que van con maletas se desplazan en automóvil o taxi, pero, entonces, ¿para qué la conexión a Eldorado? A nosotros nos queda la duda: ¿en qué lugar del mundo el sistema masivo de transporte no llega directamente, de un solo envión, al principal aeropuerto de la capital?

La respuesta es que ello ocurre en Bogotá y en otras tres capitales africanas (con más de 8 millones de habitantes), donde no existe el metro y reina el caos y el pillaje en materia de infraestructura.

Pero paciencia, que tras otros $70.000 millones y por allá en 2015, usted se podrá bajar en la estación Engativá, con sus maletas, y tomar el conector hacia Eldorado.

Tubo submarino en Cartagena

Con un costo cercano a $64.500 millones de 2010, el Banco Mundial y Aguas de Cartagena se embarcaron en la tarea de proteger de aguas residuales la Bahía de Cartagena. Éste era un proyecto que llevaba 15 años de espera (…y aún hoy no está terminado). Tras varios años de construcción del emisario submarino sucede que “alguien” se descuido y el tubo naufragó en la Bahía en 2010.

Sergio Clavijo
Presidente de Anif
Abril 13 de 2012

Notas Relacionadas






0 Comentarios


Se el primero en comentar!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *