Metro en Bogotá | Movilidad en Bogota
Metro en Bogotá

MOVILIDAD

Abril 3, 2012

La construcción de un sueño: un transporte público Organizado, eficiente y humano (Cuarta parte)

More articles by »
Written by: Metro en Bogotá

La decisión de política pública, consultada la capacidad fiscal de la ciudad, fue la de asignarle este riesgo al operador privado pero permitiéndole una recuperación de los costos en un plazo de concesión de 24 años. Este plazo permite amortizar en un mayor tiempo la inversión en chatarrización y el pago de las rentas derivadas del modelo de participación de los propietarios
(como una deuda pagadera en un plazo que no es posible encontrar en el mercado financiero).

El SITP no es un sistema autosostenible y la tarifa al usuario final no guarda relación directa con el costo global del SITP.

Esto es así porque la tarifa al usuario es una variable que se determina en la esfera de lo político, en cuanto es una decisión del alcalde de la ciudad y para ello debe considerar, entre otros factores, la capacidad de pago de los usuarios.

Es decir, la tarifa al usuario se convierte en un componente de decisión de política pública.

En cambio la tarifa técnica con base en la cual se remunera a los concesionarios privados, de acuerdo con el esquema tarifario ya descrito arriba, representa el costo medio de operación y control por pasajero pago del Sistema, considerando para cada uno de los agentes prestadores de servicio que intervienen en dicha operación, una adecuada estructura de costos, y una rentabilidad razonable conforme a las condiciones definidas en el proceso licitatorio.

La Tarifa Técnica refleja la estructura de costos del sistema y debe determinarse dentro de la dinámica de operación del mismo y no por decisión externa.

Con el Acuerdo se garantiza la financiación del diferencial tarifario entre lo que paga el usuario y lo que cuesta el sistema y la instrumentación del mismo es el Fondo de estabilización Tarifaria que se nutrirá de transferencias del presupuesto de la ciudad, cuando se presente esta diferencia. “Esto es claramente una señal que el sistema será subsidiado de forma importante, la pregunta es cuanto?” Opinión www.metroenbogota.com

Para evitar que estos valores se conviertan en una contingencia que afecte de manera importante las finanzas de la ciudad, la política de fijación de tarifas al usuario de transporte debe prever incrementos permanentes mínimos ajustados a la inflación e incluso en los primeros años superiores a esta.

Como se muestra en la gráfica siguiente en promedio el 50% de los costos del transporte son cubiertos con los subsidios generales en las principales ciudades de Europa. Eso sin contar con subsidios a grupos poblacionales específicos.

PROPORCIÓN DE COSTOS CUBIERTOS POR SUBSIDIOS EN EL TRANSPORTE –
CIUDADES EN PAÍSES DESARROLLADOS

En el caso del SITP, la decisión es mantener un Acuerdo de respaldo de la ciudad para financiar los costos de operación cuando exista el diferencial entre la tarifa técnica y la tarifa del usuario, mediante transferencias del presupuesto al Fondo de Estabilidad Tarifaria, pero a su vez asumir un compromiso responsable de incrementar la tarifa al usuario por lo menos en la inflación.

Cuando una autoridad de la ciudad decida no incrementar la tarifa al usuario o incluso bajarla, solo se podrá si apropia los recursos para este fondo.

Estas decisiones de política pública deben ser acompañadas con estrategias de financiamiento, mediante instrumentos tributarios, que permitan garantizar recursos estables para este propósito. En esto en Bogotá hay mucho por hacer y definir.

Las exigencias se hacen evidentes porque el nivel de inversión que demanda la implementación del sistema, cerca de 2,4 billones, debe ser financiado con deuda entre un 70% y un 80%, lo cual implica acceder al difícil mundo del mercado financiero y aceptar “condiciones de hacer y no hacer” para obtener los desembolsos.

Adicionalmente, cuando se analiza el tamaño de las empresas concesionarias del SITP, y se comparan con otras de otras industrias se puede evidenciar que aquí estamos hablando de ”empresas grandes” en el contexto que define la Ley 590 de 2000, (modificada por la Ley 905 de 2004). Así están clasificadas las empresas operadoras actuales del Sistema TransMilenio.

Se estima que al término de dos años estén desembolsados el 100% de los recursos contratados para el cierre financiero, y manteniendo una estructura de capital del 20%, el valor estimado promedio de los activos de los operadores del SITP sea de más de $220 mil millones, lo cual los ubica como empresas de gran tamaño. En este contexto si se toma como referencia las empresas del SITP que en poco tiempo tendrán activos superiores a los $549 Mil Millones, estás empresas por su tamaño serían comparables actualmente con firmas que están entre las 100 más grandes del país.

“En conclusión, los contratos del SITP ya están debidamente firmados y se adjudicaron como resultado de una licitación pública, democrática y abierta, donde todo el mundo pudo participar incluyendo el mismo alcalde. No se puede improvisar cada semana acciones temerarias de movilidad. Un día se pone el metro, un día se pone el tren, un día es a gas, un día es eléctrico, un día es por Oriente y otro día por el occidente. La problemática de movilidad de Bogotá requiere diálogo ciudadano, aporte de las universidades, aporte Técnico y Jurídico de las personas Nacionales y técnicos y foros Internacionales”. Opinión www.metroenbogota.com

Regresar 3ra parte – Con la implementación del SITP se busca extender los beneficios que ha traído el modelo de TM


¿Le gustó este artículo? Si es así, nos encantaría conocer su opinión en los comentarios.





2 Comentarios


  1. Henry Ayala

    El resumen de todo este cuento es que a la formula de la tarifa se le agregan todos los costos de capital, renta y financieros para asegurar todo gasto se convierta en ganancia y toda perdida la asuma el usuario y no el operador.
    por ejemplo, la chatarrización que por norma debe darse al concluir la vida útil de los vehículos, es decir que ya ofrecieron renta por mas de 20 años, ahora es un negocio de el fondo, donde se les paga a los dueños, pero el dinero sale finalmente del bolsillo de los usuarios del transporte, no sin antes ser trabajado financieramente por varios años, mejor negocio aún.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *