Metro en Bogotá | Movilidad en Bogota
Metro en Bogotá

MOVILIDAD

Abril 14, 2013

Disputa por cupo de endeudamiento

More articles by »
Written by: Metro en Bogotá
Etiquetas:

Se esperaba que el Distrito presentara el 13 de abril la propuesta para derogar el cobro por valorización ante el Concejo distrital y de paso solicitara la aprobación del cupo de endeudamiento.

La sesión se canceló luego de que el concejal Ómar Mejía, presidente de la Comisión de Hacienda, señalara que existían “dudas jurídicas” y “errores jurídicos” en la convocatoria al debate.

Si se aprueba la propuesta del Distrito, $742 mil millones estarían destinados a obras locales

Si se aprueba la propuesta del Distrito, $742 mil millones estarían destinados a obras locales

La respuesta del alcalde Gustavo Petro fue inmediata: “Obras de infraestructura más importantes de la movilidad de Bogotá, incluido el metro pesado, corren peligro de ser hundidas en el Concejo. De nuevo, invito al Concejo, al doctor Ómar Mejía Báez, a que antes que en el sectarismo piensen primero en Bogotá”.
El exsecretario de Gobierno Guillermo Asprilla participó en la discusión: “¿Hasta cuándo toleraremos que tres o cuatro concejales bloqueen el Plan de Desarrollo de Bogotá?”.

Y es que precisamente este retraso complica los planes del Distrito, pues tiene hasta el 30 de abril, cuando terminan las sesiones extraordinarias en el Concejo, para definir el futuro del cobro por valorización y de las obras que están pendientes en la ciudad.

La solución que planteó la administración distrital consiste en financiar por cupo de endeudamiento (que tiene un valor de $4,3 billones) 15 obras que hacen parte del cobro de valorización, entre ellas la Avenida Bosa, que tiene un costo de $298.000 millones; la Avenida la Alsacia, en la localidad de Kennedy, que costaría alrededor de $86.000 millones; la Avenida José Celestino Mutis, y la Avenida Rincón. Las obras que se financiarían por cupo de endeudamiento tienen un valor de $742.000 millones.

Vale la pena decir que del mismo modo se financiarían dos cables aéreos en Ciudad Bolívar y San Cristóbal, Transmilenio por la Avenida Boyacá y el metro pesado.

La ventaja de este proyecto, según Petro, es que las obras se pagarían “hasta en 20 años” y no de contado, como se iba a hacer con el cobro de valorización. A manera ejemplo, el alcalde explicó cómo se haría la Avenida Bosa: “Esta obra sería fundamental para la movilidad de toda la localidad. Vale $208.000 millones; si la cobrásemos por valorización, como se sugería en las diversas fases, significaría que la población aledaña pagaría por valorización $208.000 millones. Nosotros consideramos que eso es inequitativo y absurdo”.

La propuesta del alcalde, sin embargo, no ha tenido buena acogida en el Concejo. Por medio de Twitter, el mandatario discutió con el concejal Antonio Sanguino el proyecto propuesto por el Distrito: “Cupo de endeudamiento no debe ser cheque en blanco para financiar caprichos de gobernantes de turno que luego terminen en detrimento patrimonial”, dijo Sanguino. A lo que el alcalde respondió: “¿Caprichos, o las obras estratégicas de la movilidad de los bogotanos? ¿El metro es un capricho? Ustedes quieren cobrarles las obras de Bosa a los habitantes de Bosa. $208.000 millones. ¿Saben qué es la desigualdad social?”. Entonces, Sanguino replicó: “¿Es luchar contra desigualdad hacer pagar a todo el mundo vía endeudamiento obras de valorización de beneficio local?”.

El jueves, la administración distrital deberá asistir al Concejo para presentar el nuevo proyecto de financiación. El concejal Mejía le respondió al alcalde las críticas por el aplazamiento de la sesión del 13 de abril: “Señor alcalde, si por sectarismo se entiende hacer notar errores jurídicos, respeto su opinión”.

El Espectador

Notas Relacionadas






Un comentario


  1. Henry Ayala

    Es una sin salida, el alcalde en su terquedad quiere hacer una bolsa con obras prioritarias y caprichos politiqueros, de esa forma no le van a aprobar el cupo de endeudamiento.
    No resolvieron el cobro de valorización porque no acepta que se cobre a estratos uno y dos, sigue con su política chavista de subsidios comprando votos de los más pobres y generando polarización en la ciudad.
    El consejo por su parte no le quiere hacer el juego político al alcalde y no aprueba nada bajo la presión del gobernante.
    Mientras tanto la ciudad sometida a los atrasos de las obras, la congestión diaria y el desgobierno.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *