Metro en Bogotá | Movilidad en Bogota
Metro en Bogotá

MOVILIDAD

Julio 29, 2015

Dos gerentes de metros hablan del futuro del sistema

More articles by »
Written by: Metro en Bogotá
Etiquetas: ,

Claudia Restrepo y Álvaro Caballero dieron a conocer los retos que afrontan desde sus cargos.

El Metro de Medellín invertirá 400.000 millones de pesos en la compra de 23 trenes, que se incorporarán en los próximos dos años a la flota de los 55 que hay.

Así lo anunció Claudia Restrepo, gerente del Metro de Medellín, durante la reunión de la Asociación Latinoamericana de Metros y Subterráneos (Alamys), en la que intercambiaron experiencias más de 38 empresas de metros y sistemas ferroviarios de 12 países de Latinoamérica y la Península Ibérica, esta semana.

El sistema metro de Medellín cuenta con 27 estaciones y dos líneas

El sistema metro de Medellín cuenta con 27 estaciones y dos líneas

Durante el certamen la gerente dijo además que planea la ampliación de varias estaciones, entre ellas, la estación Poblado, en la Línea A, que tiene una afluencia de 35.000 usuarios cada día.

A esta iniciativa del crecimiento y expansión de las líneas se sumaron los metros de Lima, Quito, Panamá y Río de Janeiro.

En el caso de Bogotá, las obras de el metro se adjudicaría a finales de este año, con una inversión de 15,1 billones de pesos, para un sistema de 27 kilómetros y 27 estaciones.

A la par de estos proyectos, también fueron firmados varios convenios, entre ellos el del Metro de Medellín con el de Santiago de Chile para adquirir nuevas experiencias de servicios al usuario y para desarrollar otros negocios.

Restrepo señaló que el metro de la capital chilena “se convirtió en un operador de transporte, en una empresa que presta un servicio y busca responder a las necesidades de los usuarios. Por ello, han desarrollado proyectos que queremos estudiar y aplicar”, agregó.

Este sistema que cumple 40 años, fue destacado en el certamenpor ser el más moderno de Latinoamérica y el segundo más largo después del de Ciudad de México, el séptimo más regular en frecuencia a nivel mundial, además de sobresalir en atención al usuario.

A su vez, la capital de Antioquia causó interés en la reunión de Alamys por la instalación de los dos metrocables en zonas periféricas de la ciudad, además de la cultura metro, la gestión social, los nuevos cicloparqueaderos y la integración de medios de transporte masivos, como el tranvía.

 

Por eso EL TIEMPO quiso realizar dos entrevistas paralelas con la gerente del Metro de Medellín, Claudia Restrepo y con el de Santiago de Chile, Álvaro caballero.

 

Las preguntas no buscan generar respuestas sobre los proyectos futuros, sino más bien descifrar el lado humano de estos actores y constructores sociales.

Para ellos el objetivo de su función es mejorar la vida de los ciudadanos, llevar desarrollo y oportunidades a los lugares más apartados, en los cinturones de pobreza de estas dos capitales latinoamericanas.

El Metro genera integración social en la ciudad’: Restrepo

¿Cómo es gerenciar un metro?
Es combinar la ingeniería y lo social. El objetivo es lograr que este sistema de transporte se conviertan en modelos sociales y de gestión. Hay una parte de tu ser que tiene que pensar como ingeniero, financiero, urbanista y como humanista.

¿Cómo piensa usted al usuario?
Nosotros tenemos dos perspectivas, una es la del servicio al usuario y otra es en ámbito de lo social, que es muy fuerte en Medellín porque las modalidades que hemos desarrollado, como el cable permiten una integración social.

¿Cuál es el tema en el que más hace énfasis?
En el usuario, pues es el corazón de esto. El Metro se ha convertido en parte de la canasta familiar en esta ciudad, ya que lo que nosotros hacemos impacta en la sociedad. Le doy un ejemplo, el cable le ahorra dinero y tiempo a las personas, lo que cambia su calidad de vida.

¿Cuál ha sido la situación más difícil de manejar?
Cuando hemos tenido personal en la vía porque cuando uno tiene el sistema operando es normal que haya una falla técnica, hace parte de un sistema de transporte.

Pero cada vez que eso sucede a mi me devuelve a lo más profundo de la humanidad. Adicionalmente, se ve el amor y la disposición con que el equipo del Metro trabaja para que los demás usuarios no tengan tanto impacto.

¿Cuáles son esas nuevas necesidades del usuario?
Lo clave es que este metro ayudó a transformar al ciudadano de Medellín, hoy ya esos usuarios son diferentes. Les interesa la comodidad, el tiempo, el que haya más sistemas de transporte integrado, los parqueaderos de bicicletas y la tecnología.

En ese sentido ¿Cuáles son los retos?
Poner al usuario por encima de todo, nos representa optimizar nuestros canales de comunicación, nos obliga a que nuestras encuestas de satisfacción al cliente sean más fuertes y a adquirir nuevas tecnologías para brindarles información inmediata o para comprar los tiquetes por internet.

‘Llevamos desarrollo y bienestar con nuevas líneas’: Caballero

¿Cómo es gerenciar un metro?
En un principio el objetivo era mover los trenes, pero ahora es un servicio orientado al ciudadano. Así que hemos desarrollado estrategias de servicio pensando en las necesidades de la gente. Este es un trabajo intenso de 24 horas al día, las actividades técnicas y sociales nunca cesan.

¿Cómo piensa usted al usuario?
Para nosotros lo más importante son las personas que utilizan nuestro sistema de transporte. Somos claros en cuanto a la promesa que le hacemos a los ciudadanos, porque tenemos claro que estos son cada vez más exigentes.

¿Cuál es el tema en qué más hace énfasis?
Los metros no deben verse solo desde la perspectiva de la ingeniería, sino también del beneficio que genera en la vida de las personas, cómo llevar desarrollo y bienestar con nuevas líneas. Es instrumento de equidad porque tiende a igualar las oportunidades de las personas.

¿Cuál ha sido la situación más difícil de manejar?
He vivido ejemplos operacionales complejos, en el 2007, cuando duplicamos la demanda de un día a otro. Fueron semanas caóticas, cualquier alteración causaba grandes problemas. El 30 de marzo, día del joven combatiente, entramos en caos, tuvimos que cerrar 30 estaciones.

¿Cuáles son esas nuevas necesidades del usuario?
El metro de Santiago cumple 40 años, a diferencia de Medellín, hay personas que han nacido con el metro, lo que ocasiona que no haya apego, no es el orgullo de la ciudad. Eso nos ha exigido redoblar esfuerzos en el tema de satisfacción.

En ese sentido ¿Cuáles son los retos?
Rediseñar todos los días el servicio para mejorar la atención al usuario. Además de disminuir las averías y los tiempos de reposición y crecer en terminos de la cobertura que damos en la ciudad, porque nuevas líneas traen mayores oportunidades a las comunidades a donde llegan.

El Tiempo

Notas Relacionadas






Un comentario


  1. Hernando Alfonso

    No entiendo cual es el lió con la construcción de la primera linea del metro de Bogotá, si otras ciudades menos importantes ya tienen metro, nos pondría en el mapa del mundo, ayudaría a la movilidad de la ciudad, la volvería mas competitiva, elevaría el autoestima de los bogotanos etc.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *