Metro en Bogotá | Movilidad en Bogota
Metro en Bogotá

MOVILIDAD

Marzo 11, 2013

Petro quiere viajar a Washington para destrabar metro pesado

More articles by »
Written by: Metro en Bogotá
Etiquetas: ,

El alcalde Gustavo Petro y la directora del Instituto de Desarrollo Urbano, María Fernanda Rojas, planean la próxima semana un viaje a Washington para reunirse con el Banco Mundial, y lograr destrabar el atraso de más de seis meses que tiene la aprobación del crédito que la entidad debe girar para la contratación de los estudios de ingeniería básica de la primera línea del metro de Bogotá.

El Distrito está preocupado por la lentitud con la que se ha desarrollado el diálogo con el BM (que financiará $30 mil millones de los $80 mil millones que cuestan los estudios), seis meses después de finalizadas las negociaciones con la firma Euroestudios, empresa española elegida para este fin.
Petro quiere viajar a Washington para destrabar metro pesado

Petro quiere viajar a Washington para destrabar metro pesado

Dado que el diálogo entre el BM y el Distrito tiene cláusulas de confidencialidad, resulta imposible hasta ahora saber cuáles han sido las razones de la dilación de la aprobación del crédito. Sin embargo, se sabe que han sido varios los cuestionamientos de la entidad a la negociación del Distrito. Cuestionamientos que, según el IDU, han sido respondidos en su totalidad.

El Espectador conoció que el Distrito espera esta semana la llegada de una carta enviada por el Banco Mundial, que debería determinar si el proceso sigue o no su curso, y en qué términos se seguiría negociando.

De continuar la dilación, al IDU no le quedaría de otra que renunciar al crédito del BM y estructurar una nueva licitación que, de manera directa y con recursos propios, adjudique la realización de estos estudios.

El metro tiene una extensión de 29 kilómetros desde el Portal Américas hasta la calle 127 con carrera 9ª. Durante la administración de Samuel Moreno se dejaron listos dos estudios. Uno de la firma española Sener, por $20 mil millones, que determinó la red de cuatro líneas. Otro, de la empresa inglesaSteer Davis and Gleave, por US$250 mil, que diagnosticó la demanda de dicho sistema de transporte. Ambos fueron financiados por el BM. Además, el exalcalde Samuel Moreno firmó un documento Conpes en el que la Nación se comprometió a costear alrededor del 70% de la construcción del megaproyecto.

El alcalde Petro dio inicio a las negociaciones para la contratación de los estudios de ingeniería básica (que define los parámetros técnicos para la construcción del metro) a finales de abril del año pasado. Según se pactó entonces con el BM, las negociaciones durarían 17 semanas, de tal manera que en septiembre se tuviera la empresa seleccionada para tal fin.

Sin embargo, hoy, siete meses después de vencido el plazo del cronograma, el BM aún no da el visto bueno ni ha dado ninguna señal ni favorable ni desfavorable sobre el futuro del millonario crédito.

Una vez se dé la autorización, Euroestudios Ingerop tendrá 18 meses para entregar el documento. Luego de estos estudios de ingeniería básica, el BM financiaría otros estudios requeridos para la iniciativa, como lo son uno sociopredial, uno ambiental y la estructuración financiera y jurídica de la primera línea del metro pesado.

Se suponía que, siguiendo el cronograma original, a fines de 2014 todo tendría que estar listo en la ciudad para adelantar los diseños de detalle y construcción del anhelado metro, cuyo levantamiento tardaría unos cuatro años, es decir, hasta 2018. Sin embargo, el reloj avanza, con lo que un nuevo retraso en el comienzo de las obras resulta más que evidente.
El Espectador

Notas Relacionadas






5 Comentarios


  1. fabio morales

    sea lo que sea apoyo a Petro en esa diligencia pero que se mueva caray.


  2. Henry Ayala

    Petro se acuerda del tema Metro cuando le conviene politicamente, tiene que ganar puntos, ojala no siga metiendo mano al trazado, el no es ingeniero, no es especialista y no va a saber mas que los especialistas de Sener que cobraron 20 mil millones por el estudio de trazado y factibilidad.


  3. Henry Ayala

    Otro errorcillo, Euroestudios gano la licitación, Ingerop estaba primero, pero el IDU cambio los resultados, esto dio como resultado una nueva evaluación con nueva metodología para favorecer a los españoles, entonces no se porque siguen nombrando a los franceses.


  4. Rafael Hortua

    Hay que pedir prestado porque no hay plata ni siquiera para los estudios.

    Solo saquen sus cuentas y verán que, a U$ 300M/km, la construcción del metro (solo la linea de la que habla este artículo) en Bogota cuesta la bicoca de 9 billones de dolares !!!.

    Bogota no tiene ni para reparar la malla vial, y el pais no se va a dejar embaucar en otro regalo caro como el que se le hizo a Medellín (que al final pagamos todos y que tiene un deficit anual de operación de cerca de $50.000 millones). Luego, quien lo va a financiar?.

    Una concesión? : Pésima idea!!…. No existe ningún metro en el mundo que no opere a pérdida y en el caso de una concesión hay dos posibilidades: 1) la pérdida se le transfiere al usuario con lo cual el pasaje sale a 8 o 9 dolares, o la perdida se la gana la nación, es decir, el ciudadano, con lo cual el pasaje sale a 3 dolares y el resto lo pagamos a vida con nuestros impuestos. Al final, el unico ganador es…. el contratista.

    Una concesión que vuelve al Distrito, o una empresa al estilo de “aguas de Bogotá”?: Bajo una óptica “Petróstica” es muy posible, solo que imaginemos un inmenso e ineficaz ente burocratico y sindicalizado que se va a tragar el presupuesto del Distrito.

    Las grandes ciudades del mundo occidental enfrentan una crisis que obliga a los grandes constructores de metro a buscar mercado en ciudades emergentes como Bogota. Un metro en Bogota es mas producto de un lobby que de une necesidad. Un metro en este momento no es sensato simplemente porque se trata de una sola linea, no de un sistema, y porque un metro incompleto mas un Transmilenio incompleto no harían sino empeorar la mobilidad en Bogota.

    Terminemos de construir el Transmilenio y cuando veamos que las 8 etapas no son suficientes para mobilizar a la gente, entonces botemos corriente en algo que complemente ese sistema.


  5. german tenorio

    la verdad quisiera dar mi opinión sobre este proyecto Bogotá es una ciudad de muchas ventajas y ofrece una gran variedad de oportunidades pero aun siendo una metrópolis tan antigua ME PÁRESE ABSURDO que todavía no contemos con una transporte moderno como lo es el metro pesado yo creo que ya es hora de que el gobierno local se ponga las pilas con esto que por ende generaría mas desarrollo en nuestra capital muchas gracias por la atención prestada



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *