Metro en Bogotá | Movilidad en Bogota
Metro en Bogotá

MOVILIDAD

Junio 11, 2014

Nombramiento en TM: “máximo estado de esquizofrenia de Petro”

More articles by »
Written by: Metro en Bogotá
Etiquetas:

El nombramiento en la gerencia de Transmilenio de Marco Tulio Gutiérrez, uno de los líderes de más trayectoria entre los transportadores del país, generó revuelo en el Concejo de Bogotá. Incluso para uno de los hombres que ha sido más cercano al alcalde Gustavo Petro, el progresista Carlos Vicente De Roux, se trata de una total contradicción que un mandatario abiertamente opuesto a los privados, le entregue este poder sabiendo los intereses que representa, pues ha sido gerente de la Confederación Nacional de Transporte Urbano (Conaltur). “Este nombramiento es muestra del máximo grado de esquizofrenia de Petro”, dijo de Roux.

El concejal Carlos Vicente de Roux asegura que es contradictorio que el alcalde Petro, que defiende lo público, deje gerencia de Transmilenio a un representante de privados. Además, podría tener un impedimento por su relación con Conaltur.

El concejal Carlos Vicente de Roux asegura que es contradictorio que el alcalde Petro, que defiende lo público, deje gerencia de Transmilenio a un representante de privados. Además, podría tener un impedimento por su relación con Conaltur.

Gutiérrez, además, tiene una larga trayectoria en la escena política. Fue Secretario de Gobierno en la década del 80, concejal, representante a la Cámara, pero sobretodo un fiel líder del samperismo en Bogotá. En este sector fue jefe de la campaña presidencial del 94 y luego, nombrado en 1996 como director del extinto Departamento Administrativo de Seguridad (DAS). Recientemente, fuera de figurar como el gerente de Conaltur, aspiró a ser personero distrital en enero de 2012, cuando volvió a salir a la luz pública su amistad con el expresidente Ernesto Samper y Horacio Serpa.

Más allá de este recorrido político, una de las preguntas que quedó en el aire este lunes es si Gutiérrez está impedido para ejercer su cargo, como lo cuestionó el concejal Juan Carlos Flórez. Al revisar la ley 1437 de 2011 (que modificó el Código de Procedimiento Administrativo) uno de las causales de un servidor público para estar impedido es: “dentro del año anterior, haber tenido interés directo o haber actuado como representante, asesor, presidente, gerente, director, miembro de Junta Directiva o socio de gremio, sindicato, sociedad, asociación o grupo social o económico interesado en el asunto objeto de definición”.

De esta manera la relación de Gutiérrez con Conaltur podría ser causal de impedimento. Se ha dicho que él ya no es voceo ni representa a este gremio e incluso, Alcides Torres (otro líder gremial del transporte) aseguró a este diario que tiene a su cargo la representación legal de esta confederación. Sin embargo, en el registro mercantil de Conaltur, consultado por El Espectador, el nuevo gerente de TM aún aparece como representante legal, y Torres figura como suplente. Es decir, en el papel, aún es dirigente de la Federación. Es decir, no se habría cumplido siquiera un año fuera del cargo, que sería la condición necesaria para ocupar el cargo que le encomendó Petro.

Otro de los motivos que cuestionó este lunes el excandidato a la Alcaldía, Aurelio Suárez, sobre un posible impedimento de Gutiérrez, fue su presunta asesoría en la negociación de los contratos de Transmilenio, firmada el año pasado por el alcalde, y con la cual el Distrito les alargó la vida hasta por tres años a los contratos de los operadores de las fases I y II del sistema de transporte.

No obstante, luego de consultar a tres fuentes que participaron en el proceso, las tres coincidieron en que el líder gremial no asesoró el proceso. De hecho, los nombres de quienes asesoraron al alcalde en esta materia han sido conocidos: el economista Jorge Iván González y el actual gerente del Acueducto, Alberto Merlano. Quienes actuaron de parte de los operadores de Transmilenio fueron Hermán Arias, expersonero distrital y abogado de los empresarios, y Camilo Ospina, vocero del Sistema Integrado de Transporte Público.

En medio de toda esta polémica, se conoció que el subgerente de Transmilenio, Andrés Forero, renunció a su cargo, y dijo a Caracol Radio que cuando Gutiérrez fue vocero de Conaltur “representó los intereses de más del 90 % del parque automotor del servicio público de la capital del país, además de varios oferentes del SITP”, lo que sería otra muestra de su conflicto de intereses.

Sea cual sea el futuro de Marco Tulio Gutiérrez en Transmilenio, lo cierto es que por ahora no caído muy bien su nombramiento. Para algunos, se trata de otra “sorprendente muestra de la entrada de Petro en la campaña de Santos” y la forma de poner en su administración a pesos pesados del país como una de las formas de buscar aliados para futuras elecciones como las de 2018, donde el alcalde aspira a llegar a la Presidencia de Colombia.

Este lunes Gutiérrez dijo que los trinos que hizo públicos en contra de Petro y a favor de su destitución, sólo los expresó “Como ciudadano de a pie, pero con todo respeto, dentro de ejercicios de observación de temas que se los reiteré al propio alcalde”. En la Alcaldía, están las voces de quienes consideran que la llegada de este hombre sería con el requisito de salvar de la crisis a las empresas del SITP Coobus y Egobus, que agrupan a los pequeños transportadores de la ciudad. Pero, cabe recordar que Gutiérrez fue uno de los que apoyó a Samuel Moreno en el paro de transportadores de 2010, cuando la administración anunciaba el comienzo de este nuevo modelo de transporte. “Marco Tulio es un político, es un hombre que no va a dejar de poner en juego los intereses representa”, asegura De Roux.

El Espectador

Notas Relacionadas






0 Comentarios


Se el primero en comentar!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *