Metro en Bogotá | Movilidad en Bogota
Metro en Bogotá

MOVILIDAD

Junio 7, 2012

Para dónde va la movilidad

More articles by »
Written by: Metro en Bogotá
Etiquetas:

La Alcaldía podría pasar a la historia como la que hizo la mayor apuesta por un esquema multimodal de transporte público, como en su momento lo fue TransMilenio.

A raíz de los nefastos acontecimientos ocurridos recientemente en la capital, pasó inadvertido un tema de la mayor trascendencia para el futuro de la ciudad: el acuerdo alcanzado entre el Gobierno Nacional y la Alcaldía Mayor en torno a obras de infraestructura que nos permiten ser moderadamente optimistas sobre el futuro de la movilidad. Seña inequívoca, a su vez, del ritmo que piensa imponer el nuevo Ministro del Transporte.

Prueba de ello es la rapidez con que se obtuvieron tales acuerdos, varios de ellos mencionados aquí mismo: la continuidad de la troncal de TransMilenio (TM) hasta el aeropuerto Eldorado y un empujón a la moribunda Avenida Longitudinal de Occidente, por ejemplo. A esto se suma la bendición dada por el Ejecutivo a proyectos de mayor envergadura y no pocas controversias, como la puesta en marcha de un modelo férreo para viabilizar la construcción del metro pesado y el metro ligero o tranvía por la carrera 7a. y nuevas troncales para TM.

Más allá de la agilidad con que se tramitaron los compromisos -que suponemos se revisaron con rigurosidad y calculando sus impactos técnicos y económicos-, la pregunta que surge es: ¿qué sigue ahora? Pese a que lo deseable es el inicio pronto de las obras, faltan pasos por dar y debates que sortear. El más inmediato, sin duda, es el arranque del Sistema Integrado de Transporte, que supone un revolcón para dejar atrás el obsoleto modelo de buses y busetas que se pelean cada pasajero. No obstante, aún persisten dudas sobre su implementación, entre ellas el costo del pasaje, como lo evidenció el foro organizado ayer por el programa ‘Bogotá, cómo vamos’.

De lejos, la mejora de la movilidad es el tema que con mayor ahínco reclaman los bogotanos, por su impacto en la calidad de vida. Pero también es claro que es el que mayores frustraciones ha dejado en el pasado, el de las infinitas discrepancias entre expertos y no expertos, al que todos quieren sacar réditos políticos y el que más obstáculos enfrenta a la hora de su financiación.

El capítulo de movilidad está tasado para este cuatrienio en 16 billones de pesos y se necesitan algo más de 4 billones para sacar adelante -además de metros, tranvías y troncales- cables aéreos y rehabilitar la línea férrea, sin contar los subsidios que no se han calculado y que quedarán como herencia para futuras administraciones.

En el escenario de que las cosas salgan bien y no se repitan los errores del pasado, la administración de Gustavo Petro -que hoy afronta la renuncia de su gabinete- pasará a la historia como la que hizo la mayor apuesta por dejar montado un esquema multimodal de transporte público, como en su momento lo fue TransMilenio.

Dicho esto, y sin ser aguafiestas, también corre el riesgo de dejar para la posteridad el legado de ser la menos innovadora a la hora de adoptar una política pública que incentive otras formas de moverse en la ciudad. Medellín, con la zonificación del pico y placa, y Cali, con las primeras motovías, están dando ejemplo. Bogotá debe mirar con ojo avizor lo que le espera con el fenómeno de las motos, el estado de la malla vial y la restricción vehicular.

El éxito o fracaso de lo que suceda dependerá también de que el Gobierno esté atento a lo que ocurra con Bogotá, donde el impacto de las obras incidirá en políticas nacionales de empleo, inversión y reducción de la pobreza. Y mal que bien, el Ejecutivo soporta la mayor parte de los recursos para los sistemas masivos de transporte, por lo que le compete una sana auditoría.

A simple vista, podría decirse que Bogotá está lista para dar el paso siguiente en materia de movilidad. Si ese paso se da seguro, en la dirección correcta, habrá luz al final del túnel.

Fuente: eltiempo.com
05 de junio de 2012

Notas Relacionadas






0 Comentarios


Se el primero en comentar!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *