Metro en Bogotá | Movilidad en Bogota
Metro en Bogotá

MOVILIDAD

Julio 25, 2012

Procuraduría, el otro frente de Gustavo Petro

More articles by »
Written by: Metro en Bogotá
Etiquetas:

Indagación preliminar contra Petro

El alcalde también se defiende ante el Consejo de Estado.

Dos procesos en curso, adelantados en la Procuraduría General de la Nación, también se han robado un poco la calma de la administración, en momentos en que el alcalde Gustavo Petro se defiende ante el Consejo de Estado.

En el despacho del procurador Alejandro Ordóñez —a quien Petro ayudó a elegir, con su voto, cuando era senador— se adelanta una indagación preliminar contra el burgomaestre. La Procuraduría busca determinar las circunstancias en las que fue nombrado, a comienzos de año, el gerente del Fondo de Vigilancia y Seguridad, Polo Ávila.

Ávila, un viejo conocido del alcalde y empresario del sector de la vigilancia, se posesionó en el cargo sin acreditar estudios universitarios. En estas circunstancias gerenció la entidad hasta que fue relevado de su cargo, luego de que se hicieran públicas las irregularidades en su nombramiento.

El Espectador /Guillermo Asprilla, secretario de Gobierno de Bogotá. Polo Ávila, exgerente del Fondo de Vigilancia y Seguridad del Distrito.

En la Procuraduría, el proceso aún continúa en indagación preliminar y podrían pasar meses antes de que se decida si se presenta o no una investigación disciplinaria en contra del alcalde.

Pero esto no es todo. A Guillermo Asprilla, secretario de Gobierno del Distrito y uno de los más importantes escuderos del alcalde Petro, la Procuraduría General lo espera el próximo 31 de julio para una audiencia, en el marco de un proceso verbal por presuntamente asumir cargos públicos en el Distrito mientras continuaba siendo apoderado de una acción de grupo ante el Consejo de Estado.

El pliego de cargos contra Asprilla fue formulado luego de que El Espectador revelara, en mayo pasado, que Asprilla se posesionó en el segundo semestre de 2011 como concejal y luego asumió la gerencia de la Unidad Administrativa Especial de Servicios Públicos y la Secretaría de Gobierno de la administración Petro, cuando aún representaba a un grupo de víctimas de una explosión ocurrida en el relleno sanitario Doña Juana en 1997.

En numerosas ocasiones el alcalde ha asegurado que no hay pruebas que demuestren que Asprilla ejerció efectivamente su papel como apoderado en este proceso mientras fue funcionario público.

El Espectador / 24 de julio de 2012

 

Notas Relacionadas






0 Comentarios


Se el primero en comentar!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *