Metro en Bogotá | Movilidad en Bogota
Metro en Bogotá

MOVILIDAD

Marzo 16, 2017

Aumenta el pasaje para tapar hueco del SITP

More articles by »
Written by: Metro en Bogotá
Etiquetas:

El pasaje de Transmilenio y de los buses zonales aumentará $200. El Distrito justifica la decisión en la necesidad de mejorar el servicio y sanear las finanzas. Otras voces piden renegociar los contratos con los operadores.

La administración no piensa costear más con impuestos el déficit del Sistema Integrado de Transporte (SITP) y por segundo año tomó la decisión menos popular: aumentar el precio del pasaje. La determinación, que afecta el bolsillo de los ciudadanos, de nuevo abrió el debate de qué tan conveniente y necesaria es la medida. Y es que el aumento no es menor: a partir del primero de abril, quienes viajen en Transmilenio pasarán de pagar $2.000 a $2.200 y los que viajan en SITP pasarán de $1.700 a $2.000. Esto representa que las tarifas subirán más que el salario mínimo.

Pero ¿por qué se adoptó esta medida? El Distrito sostiene que el objetivo principal es reducir el déficit financiero –que en 2015 alcanzó los $880.000 millones– y mejorar el servicio. Según el secretario de Movilidad, Juan Pablo Bocarejo, aunque en 2016 se logró disminuir el déficit un 25 %, es decir, a $661.000 millones, las estrategias no son suficientes. “Había que pagar casi $1 billón de los impuestos de los bogotanos para cubrir ese hueco, lo que lo hacía insostenible”.

El hueco se explica en la amplia diferencia entre la tarifa técnica (la que se le debe reconocer al operador por cada pasajero) y la tarifa que paga el usuario. Bocarejo explicó, en el caso de Transmilenio, que por cada usuario el Distrito debe pagar $100 para equilibrar ambas tarifas. En el caso del SITP esa brecha es mucho mayor, pues por cada pasajero el Distrito debe pagar $1.000 para reducir el déficit. “Es una cuestión de ineficiencia en el diseño del SITP que tenemos que solucionar con mejores rutas y mejores prácticas empresariales”.

Así las cosas, la tarifa técnica de Transmilenio (el costo por transportar un pasajero) es de $1.940, en promedio. En este monto se incluyen los costos operativos (combustible y mantenimiento), la adquisición del parque automotor y la rentabilidad de los operadores. Es decir, que desde el primero de abril –cuando la tarifa sea de $2.200– se alcanzará a cubrir esa tarifa y el excedente irá al Fondo de Estabilización Tarifaria para cubrir el hueco financiero.

Respecto al SITP, la tarifa técnica actual es de $2.500 en promedio, lo que obligó a que el aumento fuera más alto. La situación en este caso es más grave: la deuda que tiene el Distrito con los operadores del SITP es mayor, debido a que los ingresos no compensan los gastos de operación. Como resultado del efecto dominó, los concesionarios adeudan más de $90.000 millones a los proveedores y $3 billones a los bancos.

A eso habría que sumarle otras necesidades, como la reestructuración del sistema, que incluye la inserción de los buses provisionales a las empresas operadoras, la chatarrización de los vehículos viejos, las mejoras en el funcionamiento de las rutas y completar la demanda requerida. Por eso, hay quienes consideran que los ingresos que generará Transmilenio servirán para solventar los problemas generados en el SITP.

¿Renegociar los contratos?

La medida no cayó bien. Por eso, algunos concejales pidieron que, en vez de aumentar el pasaje, el Distrito debería sentarse con los operadores para renegociar los contratos, que han sido prorrogados en los últimos años. “A cinco de los siete operadores de las fases I y II de TM, los pasajeros les siguen pagando los buses que ya están pagos, una gabela con la que los negociantes de TM tienen una exagerada rentabilidad sobre el patrimonio del 15 %”, dijo el cabildante Manuel Sarmiento.

Por su parte, Fernando Rey, experto en movilidad y exgerente de Transmilenio, explica que por años la tarifa del sistema troncal daba un porcentaje al pago de los buses adquiridos por los operadores y, a raíz de la creciente demanda, los vehículos se pagaron en dos años, “pero ese cobro se hizo por más de 10 años”. Y agregó: “Aquí el problema es que se le está cobrando al usuario algo que debería asumir el operador. No entiendo por qué se suben las tarifas sin estudio previo que diga por qué se les toca el bolsillo a los bogotanos”.

Una postura menos moderadora tiene el analista Aurelio Suárez, quien considera que el incremento no es la solución ideal para llenar el déficit, según dice, pues el alza en el pasaje que se fijó en 2016 no logró reducirlo ostensiblemente.

Sobre este punto, el Distrito asegura que sus esfuerzos se concentrarán en atender los problemas generados con el SITP provisional. “En los próximos meses lo vamos a suspender y terminar, y entrará a operar un sistema donde el 100 % del transporte se va a pagar con la tarjeta Tu llave. Esto va a generar una caja más grande”. Y, además, se está trabajando en “eficiencias que hagan que el costo de transporte sea más bajo y podamos reevaluar el tema de las alzas”.

Notas Relacionadas






0 Comentarios


Se el primero en comentar!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *