Metro en Bogotá | Movilidad en Bogota
Metro en Bogotá

MOVILIDAD

Junio 19, 2012

En Concejo de Bogotá aseguran que SITP puede “nacer estrellado”

More articles by »
Written by: Metro en Bogotá
Etiquetas:

Sistema Integrado de Transporte Público

Argumentan once razones para señalar que el Sistema Integrado de Transporte Público carece de planeación.

Este martes en el Concejo de Bogotá se realiza un debate de control político al Sistema Integrado de Transporte Público (SITP). En el Cabildo hay preocupación porque a once días de entrar en funcionamiento todavía falta claridad en varios puntos relacionados con recaudo, pasajes, paraderos, infraestructura, entre otros.

“Es de conocimiento la mezcla perniciosa de decisiones políticas con cronogramas técnicos que ha retrasado el proceso de implementación de un sistema comoTransmilenio, originariamente planeado para rondar hoy los 260 kilómetros, y que tan sólo está operando los 84 con que contaba hace ya seis años. A veces las discusiones políticas, cuando se creen técnicas, desdibujan los propósitos originarios de quienes tras extensos estudios desarrollan proyectos de largo aliento para la ciudad. Por eso, hoy estamos ante el riesgo más grande para la movilidad de Bogotá y es que unos errores en el proceso de implementación del SITP por parte de todos los agentes involucrados, puede constituir un golpe irreparable para un proyecto tan necesario para Bogotá, como es la integración y organización de los sistemas de transporte”, puntualizó el concejal Orlando Parada.

El cabildante agregó que “a esta altura, muy seguramente la administración dará explicaciones de micrófono, y usará su muletilla favorita: implementación gradual, para justificar desde ya, lo que será un servicio mediocre, riesgoso y que traerá altos costos sociales, desgaste administrativo y un sin número de situaciones aún no predecibles”.

Parada señala once aspectos en los que aún no hay claridad

1. Comunicación: Los capitalinos desconocen el modo en que entrará a operar el SITP, organos de control, expertos y académicos ya lo han dicho en diferentes escenarios. “La administración ha actuado con un secretismo que hace parecer que los únicos usuarios de Transmilenio fueran los empleados de la Secretaría de Movilidad, quienes tampoco parecen tener las cosas claras. Sin embargo estamos en la ejecución de un contrato por $14.000 millones de pesos del que sólo hemos visto algunos jóvenes de camisetas blancas en algunas estaciones de Transmilenio hablando entre ellos”.

2. Cronogramas: La administración no debe empezar a jugar la figura de entregas parciales. Se entiende que hay unos retrasos en la entrega de ciertas obras, pero no debe ser la excusa recurrente para lavarse las manos en su ejecución, por el contrario, debe buscar que la operación del SITP contemple la totalidad de las obras. Por otra parte, laContraloría de Bogotá advierte que los buses troncales no han llegado en su totalidad, lo que ha implicado un factor de retraso en la implementación, cabe recordar que una vez llegados los buses, estos tienen que ser entregados al SIRCI (recaudo tarifario) para que los ponga a punto con la nueva tecnología de recaudo, un proceso del que se desconoce su duración.

3. Advertencias: Contraloría y Personería han advertido riesgos de un detrimento patrimonial para el distrito “con posibles incidencias disciplinarias”. Representantes de los operadores afirman tajantemente que Bogotá no está lista para la entrada en operación del SITP.

4. Recaudo Integrado: Choque de trenes entre Angelcom y Recaudo Bogotá por incompatibilidad de tecnología de tarjetas. “Pasaremos a la historia como el Sistema Integrado de las Dos Tarjetas. El sinsentido más representativo de todos, uno de los monumentos a la falta de planeación y a la improvisación. El Plan Maestro de Implementación que presentó la empresa RECAUDO BOGOTÁ SAS no incluyó el tema de integración con los recaudadores de las fases I y II del Sistema Transmilenio y el SIRCI, dando como resultado ese adefesio operativo y la complicación más grande para todos los usuarios del SITP: las famosísimas dos tarjetas”.

5. Pasaje: “Por más de dos años nos hemos preguntado por el costo del pasaje, lo único que se sabe es que para miles de ciudadanos, la tarifa inicial, dado el fenómeno expuesto, se duplica. Sin hablar de los 500 metros que separan las taquillas de Angelcom de las de Recaudo Bogotá. El gerente de Transmilenio hace pocos días afirmó que el 30 de junio la administración firmará el decreto de la tarifa, o sea, que si el ciudadano no alcanza a enterarse de las noticias, es posible que al día siguiente, cuando salga a tomar el bus, el dinero no le alcance”.

6. Sostenibilidad: La pregunta importante es ¿Puede y deber ser guiado un esquema de transporte público bajo el paradigma de la sostenibilidad? Defender la sostenibilidad es tener un enfoque en el cual se busca que el equilibrio entre las tarifas de operación y las tarifas al usuario sean consecuentes con el esfuerzo de los usuarios. “El sistema de Transmilenio ha venido recibiendo lo que fiscalmente sería un subsidio, dado que anualmente los balances tarifarios son equilibrados echando mano de los fondos de contingencia. La sotenibilidad nos pone en el escenario de discusión que muchos han evitado por cuestiones políticas: ¿Por qué un Sistema que en teoría va a ser más organizado, más limpio, más eficiente, más digno, etc. va a ser más barato? La respuesta a esa pregunta es el conejo del sombrero: la tarifa”.

7. Paraderos: De los 5.713 (2.200 banderitas y 3.400 paraderos), sólo empezarán a “funcionar” algunas “banderitas” o “señales” de las que se encargó la Secretaría de MovilidadLos paraderos, propiamente dichos, fueron puestos en licitación por el IDU pero esta fue declarada desierta y hasta ahora el proceso no ha empezado formalmente. De hecho, para este viernes 22 está programada la publicación del proceso con los pliegos definitivos. Así las cosas, el IDU afirma que habrá paraderos hasta octubre de este año. Cabe anotar que el costo de las banderitas es aproximadamente de $1’050.000, mientras que el de los paraderos es de $11’300.000 y el primer contrato contempla 1.211 banderitas y 13 paraderos por cerca de $8 mil millones de pesos.

8. Nuevos componentes: En el momento de los estudios no se incluyó el tema de los tranvías ni el tema de los cables, lo que le agrega dos factores nuevos de riesgo al sistema operativo. Los tres eran estos: 1.Flota no depreciada con vida útil remanente 2.Tren de cercanías y 3.Metro.
Vale preguntar entonces ¿cómo afecta la inclusión de cables y tranvías el equilibrio pactado en los contratos del SITP? “En otras palabras, la introducción de nuevos factores que afectan la relación de oferta y demanda incluye un nuevo eje de riesgo para el desarrollo del SITP. La pregunta es: ¿Ya se ha adelantado un estudio que indique la posible afectación de los esquemas de operativos del SITP con la probable introducción de los tranvías de la séptima y la ALO, como componentes del SITP?”

9. Infraestructura: Sumado a los retrasos en el tema paraderos. El mismo IDU, en respuesta a la proposición que dio origen a este debate, plantea el problema inherente a la puesta en marcha de un sistema que modifique las rutas del transporte público en Bogotá, y es el pésimo estado de las vías. Los entes de control han llamado la atención sobre el estado actual de los terminales zonales. Pues de catorce, sólo se ha dado cuenta de dos, sin contar los retrasos en la adquisición de predios y la construcción de toda la infraestructura de patios requerida no sólo para el parqueo, sino precisamente para la gestión integrada del sistema.

10. Chatarrización: Así como es muy común ver transitando carros particulares de treinta años de antigüedad, es común ver flota del transporte colectivo que supera ampliamente los márgenes de vida útil determinados por las autoridades de tránsito y transporte. El incumplimiento de los compromisos de chatarrización puede poner en riesgo todo el proceso de puesta en marcha del SITP y abriría la puerta a espacios de informalidad que romperían el equilibrio que busca generar el sistema.

11. Agentes externos: Miles de agentes satélites ven con preocupación el modo en que el SITP puede afectar sus posibilidades de ingreso. “El objetivo de la democratización no puede restringirse al papel de propietarios grandes y pequeños en los procesos de contratación. Tiene que ser ampliado a todos los agentes que de una u otra manera participan en el esquema actual. Por eso creo que estamos en mora de una política integral de acción laboral que vaya más allá de la capacitación a conductores”

Otro de los puntos importantes de este Ítem, es el caso del transporte ilegal o informal, que ha venido desarrollándose en los últimos años para suplir falencias de cobertura del sistema. Como es el caso de los bicitaxistas. ¿Hay un plan de integración de esta población al SITP o queda por fuera?

Fuente: elespectador.com
19 de junio de 2012

Notas Relacionadas






3 Comentarios


  1. Sebastian Gonzales Roncancio

    Y ahora con el alcalde enfermo quien le de soluciones al tema? ya casi empieza el tema y en nada se equivoca este articulo yo me he puesto en el ejercicio de preguntarle a la gente y lo claro es que la gente no sabe nada, la gente suele responder si que iban a poner a funcionar tm por la 26 en junio y que no se cumplio la fecha, pero del sitp la gente esta completamente nula


    • sebastian romero

      el teme del SITP no saben que es eso ni como operan pero ellos no piensan en el pueblo pero solo piensan llenarsen los bolsillos de ellos como siempre hacen eso esos politicos de la mierda



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *