Metro en Bogotá | Movilidad en Bogota
Metro en Bogotá

MOVILIDAD

Marzo 17, 2015

En dos meses saldrían los buses viejos de las calles de Bogotá

More articles by »
Written by: Metro en Bogotá
Etiquetas: ,

Distrito espera sacar todas las viejas rutas a partir del 31 de mayo. Retraso por Coobús y Egobús.

Si todo sale bien, el primero de julio comenzarían a desaparecer todas las rutas de transporte público tradicional, de una vez por todas, según el gerente de TransMilenio S. A., Sergio París.

“El 31 de mayo entraremos a una etapa para finiquitar la implementación del Sistema Integrado de Transporte Público (SITP), y esto quiere decir que, para ese entonces, el transporte colectivo tiene que desaparecer. Hoy vamos en el 90 por ciento y tenemos que sellar el proceso”, explicó el alto funcionario. (Lea también: Los 7 puntos pesadilla del tránsito en el norte de Bogotá)

La finalización de esta etapa se retrasó ante las dificultades económicas de Coobús y Egobús, dos de las nueve firmas privadas a cargo de la operación de los buses del sistema.

Ambas tienen en sus manos el 40 % de las rutas que salen de Perdomo, Suba Centro y Fontibón, pero la razón para que se vean buses viejos en toda la ciudad es porque esos servicios salen de esos sectores hacia otros lugares de Bogotá. Se espera que el primero de junio salga de circulación la mayor parte de buses viejos donde el SITP sí tiene cobertura. De los 10.550 que se espera que rueden, habrá 7.800 para cubrir la demanda por un tiempo, según TransMilenio. (Lea también: Comunidad se opone a patio-taller del SITP en el norte de Bogotá)

En ese momento, implantarán un plan de reacomodación de la operación para cumplir con la demanda de transporte público, “de la mano de la Superintendencia de Transporte y la Nación”, dijo París.

Luego de esto, entrarían en una fase de “ajuste fino con las comunidades”, para que la implementación esté lista en su totalidad el 15 de diciembre. Esto implicaría la ejecución de campañas de socialización para que las comunidades donde entrarán las nuevas rutas aprendan a usar el sistema.

Así, pese a que sus problemas financieros persisten, podrán avanzar gracias al plan de salvamento que surgió en la Superintendencia de Transporte, como parte de la intervención para evitar que el SITP se vaya a pique.

No obstante, París advirtió que las asambleas de esas empresas deberán someter a análisis y votación ese plan, tarea que ejecutarán entre el 26 y 27 de este mes. Si lo rechazan, podría haber un nuevo revés.

“Estamos confiados en que voten a favor para cumplir con el proceso de finiquitar esta etapa, que se inició el viernes”, agregó el gerente de TransMilenio.

Así va el atraso

A diciembre del 2014, el avance en la implementación de rutas del SITP iba en el 66 %, pese a que su implementación se inició en agosto del 2012, hace más de dos años.

La mayoría de ese atraso se les atribuye a Coobús y Egobús, pues no han contado con los recursos suficientes para adquirir los vehículos y permitir mayores avances en la chatarrización de los antiguos buses.

La situación más crítica es la de Egobús, que se encuentra a cargo de la implementación de las rutas en Suba Centro y Perdomo. Por ejemplo, en Suba el avance es de apenas el 1 %, respectivamente. Si se desglosa la cifra, llevan el 0 % en patiotalleres, 1 % en conductores, 1 % en buses y 3 % en rutas. Y en Perdomo ya circula el 14 % de la flota, el 13 % de las rutas, el 3 % de los conductores y el 5 % de los patios.

Por su parte, la firma Coobús apenas llega al 9 % en la implementación: 8 % en patios, 19 % en conductores, 19 % en rutas y 17 % en flota. En total, va en el 9 %.

En materia de chatarrización Egobús va en el 18,3 % (ha desintegrado 247 de los 1.348 buses que le corresponden), y Coobús va en el 17 % (eliminó 162 de 914 vehículos.

Ambas firmas están conformadas por los pequeños propietarios de buses que hacían parte del antiguo esquema. Se decidió incluirlos durante el gobierno de Samuel Moreno, como parte de la democratización del SITP, para que el negocio no se concentrara solo en unos pocos privados con capacidad económica para participar.

No obstante, los atrasos del Distrito en el proyecto empujaron las finanzas de estas firmas, lo que ocasionó su desbalance financiero, según han informado los propios operadores.

EL TIEMPO

Notas Relacionadas






Un comentario


  1. alexander silva

    estas empresas privadas solo les interesa el bienestar y bolsillo de ellos y no de los ciudadanos el transporte publico tiene que ser de el distrito de la ciudad teniendo en cuenta las personas.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *