Metro en Bogotá | Movilidad en Bogota
Metro en Bogotá

MOVILIDAD

Septiembre 23, 2015

No hay patios para más de 9.000 buses del SITP

More articles by »
Written by: Metro en Bogotá
Etiquetas:

Carrera 119 con 82 en Engativá. Aquí montaron un improvisado paradero y patio taller que deterioró la zona residencial.

A finales del 2013, la comunidad del barrio El Cortijo, en la localidad de Engativá, se despertó y celebró con el primer bus del Sistema Integrado de Transporte (SITP) que estacionó en la ‘L’ de la carrera 119 con 82, sector occidental de Bogotá. Dagoberto y su familia, al igual que sus vecinos, vieron con buenos ojos la llegada de una alternativa diferente de movilidad.

Crecen quejas de vecinos por parqueaderos improvisados en medio de zonas residenciales.

Crecen quejas de vecinos por parqueaderos improvisados en medio de zonas residenciales.

La felicidad duró poco. Hoy, dos años después, como se aprecia en la foto, la calle está destruida. La zona es un orinal, se llenó de ventas ambulantes con desayunos, almuerzos y comidas en varias casetas ilegales; el ruido se genera las 24 horas del día, y la contaminación afecta a niños y adultos mayores.

De un bus se pasó a una gran ‘mancha azul’, con más de 40 vehículos estacionados a lo largo de la ‘L’, lo que afectó de forma negativa la vida de la zona. El improvisado patio taller deterioró el barrio.

“Esta semana salí a correr y de regreso ya había 38 buses estacionados”, dice Dagoberto.

La queja de estos vecinos se repite en varios frentes de la ciudad: en la carrera 4.ª entre calles 182 y 192 de Codito, Usaquén; en la vía al Llano el patio-taller bloquea la salida de camiones y viajeros; en la carrera 7.ª con calle 187 hay serios problemas entre residentes y conductores. Por donde se mire, el estacionamiento de buses del SITP se convirtió en otro problema.

¿Qué ha fallado? El Decreto 294 del 2011 estableció un plazo de transición de cinco años “para efectos de que se realicen los estudios, diseños y la construcción por parte de TransMilenio de los terminales zonales y patios zonales definitivos de las rutas no troncales del Sistema Integrado de Transporte Público”.

Hoy no hay patios taller adecuados, no hay estaciones modernas e integradas, no hay infraestructura. Adquirir los “96 predios que responden a las condiciones de viabilidad técnica, legal, urbanística y administrativa necesarias para garantizar una respuesta satisfactoria a la problemática de infraestructura de soporte (patios) del SITP, con una correcta inserción en el entorno urbano”, como reza la norma, cuesta la bobadita de 4 billones de pesos.

Así lo estableció una consultoría hecha por la firma Deloitte –que tuvo un costo de 2.400 millones de pesos– contratada por esta administración.

El Sistema Integrado de Transporte Público (SITP) cuenta actualmente con una flota de 12.333 buses, de los cuales 9.715 son los azules, precisamente los que no tienen sitios fijos de parqueo. Estos buses cubren 343 rutas urbanas. Otros 84 buses complementarios (color naranja) y 30 de servicio especial (vino tinto) cubren 39 rutas complementarias y 17 especiales.

La secretaria de Movilidad, María Constanza García, insiste en que no son patios, sino espacios de equipamientos como parte de la infraestructura necesaria para que el SITP funcione. Dice que esta es la II etapa de la implementación del sistema integrado. Pero es precisamente este el primer escollo que tiene que superar la Administración con la ciudad: la falta de comunicación y pedagogía.

A la fecha no hay un solo ciudadano afectado o usuario de la “mancha azul” que conozca o entienda qué son esas “estructuras conceptuales”.

Hasta el momento, la información es fraccionada y nadie sabe a ciencia cierta los puntos exactos, lo que ha generado todo tipo de especulaciones al respecto.

La funcionaria aclara que “no se trata de un espacio para llenarlo de buses”, sino que se cruzan necesidades de comercio, educación, espacio público con la necesidad de transporte.

Tal y como lo ha informado EL TIEMPO en varias oportunidades, nadie sabe cómo será el proyecto. El siguiente paso es que la empresa TransMilenio defina los detalles como la formulación técnica, legal y presupuestal del mismo.

Sergio París, gerente de la empresa y quien a través del decreto 305 de 2015 tiene hasta el 31 de octubre para entregar el presupuesto total de las obras y los equipamientos, reconoce que se debe hacer pedagogía, mejorar la comunicación y trabajar mucho.

“Sí, hay un error conceptual. No estamos hablando de patios, sino de un desarrollo tipo estación Museo Nacional. Estamos mirando desarrollos interesantes”, y por esta razón hace un llamado a los constructores para “integrar el transporte y el desarrollo urbano”.

El Tiempo

Notas Relacionadas






0 Comentarios


Se el primero en comentar!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *