Metro en Bogotá | Movilidad en Bogota
Metro en Bogotá

MOVILIDAD

Junio 1, 2016

SITP, decisiones difíciles pero inaplazables / Opinión

More articles by »
Written by: Metro en Bogotá
Etiquetas:

El Sistema Integrado de Transporte Masivo –SITP– de Bogotá fue concebido bajo los criterios de eficiencia y modernidad para que todos pudiéramos utilizarlo. En el papel suena como algo necesario y urgente. Pero la transición ha sido más lenta de lo esperado, en especial por el incumplimiento en la chatarrización y en la puesta en marcha de una nueva flota de buses por parte de Coobús y Egobús.

El sistema tiene un déficit que supera los 2.000 millones de pesos diarios.

El sistema tiene un déficit que supera los 2.000 millones de pesos diarios.

El Distrito no podía seguir dejándose coger ventaja. Y por eso intervino para destrabar la implementación del Sistema de buses zonales –los azules- en los sectores de Fontibón, Suba y Perdomo, donde operan las dos empresas que no lograron responder.
 Este incumplimiento ha hecho que 1, 5 millones de viajes diarios estén por fuera del sistema, en los buses que siguen trabajando bajo el viejo esquema y etiquetados desde hace más de ocho meses como “SITP Provisional”. Esto trae serios problemas, que hacen que hoy el SITP preste un servicio deficiente: no está llegando a los barrios, las rutas se demoran en pasar y el parque automotor viejo genera mucha contaminación.

[pullquote_rigth]Además, persiste la circulación de buses vacíos –por la demanda inferior a las proyecciones iniciales-. La consecuencia de todo esto es un déficit que supera los 2 mil millones de pesos diarios, que mal contados son 730 mil millones de pesos al año, con lo que se podrían construir 12 hospitales de 100 camas o pavimentar 608 km de malla vial.[/pullquote_rigth]

Finalmente TransMilenio S.A., como encargada de administrar el sistema de transporte público, tomó la decisión de notificar el incumplimiento a Egobús y Coobús; hecho que puede ser la noticia más importante en mucho tiempo en materia de transporte. ¿Cuáles son las implicaciones? Ya TransMilenio puede actuar sobre esas tres zonas que han estado cuatro años sin el servicio de los buses azules y representan el 40% de las rutas.

Esta decisión es buena para todos. Para los usuarios, porque por fin van a llegar los buses azules y sin duda mejorarán las frecuencias y regularidad de las rutas actuales; para el sistema, porque se puede avanzar hacia su implementación completa; y para los pequeños propietarios, porque queda abierta la posibilidad de que continúen vinculados al sistema de transporte público, gracias a que el Distrito decidió proceder por la vía del incumplimiento de los contratos en lugar de declarar su caducidad, lo cual les habría significado una inhabilidad para contratar durante los próximos 10 años.

Aún falta que TM estructure la operación de estas tres zonas y proceda con la chatarrización. Por ahora lo importante es que por fin se destraba el proceso y cualquier solución que se quisiera ejecutar requería de esta decisión, que en buena hora ha tomado la Administración. Este es un primer gran paso para que los bogotanos tengamos un servicio público de transporte sostenible y de calidad.

El Tiempo

Notas Relacionadas






0 Comentarios


Se el primero en comentar!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *