Metro en Bogotá | Movilidad en Bogota
Metro en Bogotá

MOVILIDAD

Julio 26, 2011

Contratista de TM por la 7ª advierte perjuicios

More articles by »
Written by: Metro en Bogotá
Etiquetas:

A casi un año desde que se entregó la millonaria licitación, el consorcio ganador exige claridad sobre el futuro del proyecto. Trabajos requeridos en la Circunvalar tardarían cerca de 20 meses.

 

Para el Transmilenio por la carrera 7ª se habían pagado unos estudios en la administración de Lucho Garzón por $10.000 millones.

A la hora de contar la historia de Transmilenio por la carrera 7ª es más larga la lista de incertidumbres que la de certezas. En un mes se cumplirá un año desde que el contratista (la Sociedad Futura Transmilenio Carrera Séptima) ganó la licitación para hacer una troncal ligera de ese sistema por la emblemática vía y hoy lo único claro es que no hay nada definido.

Por un lado está la administración distrital, que no puede dar vía libre a los trabajos hasta tanto estén listas las obras de mitigación de riesgo por deslizamiento en la avenida Circunvalar, que se usará para los desvíos. Por otro están los residentes del sector, agrupados en el colectivo “La séptima se respeta”, quienes se oponen al proyecto tal y como está planteado. Ahora, aparece la voz del contratista, que asegura padecer perjuicios económicos por la demora y exige al Distrito una respuesta definitiva con respecto al futuro de la iniciativa.

…contratista, que asegura padecer perjuicios económicos por la demora…

Así se lo dijo a El Espectador César Ramírez, gerente del proyecto por parte del contratista, quien advirtió un panorama de total inseguridad en el negocio, que asciende a $83.000 millones y consiste en construir, en 14 meses, una troncal ligera de Transmilenio sobre la 7ª entre las calles 34 y 100.

“Lo que le he dicho al IDU (Instituto de Desarrollo Urbano) es que me cuenten qué va a pasar. No es posible que nos enteremos de todo a través de los medios”, afirmó Ramírez, quien contó que su empresa lleva siete meses pagando una nómina de aproximadamente 40 empleados que no han podido empezar a trabajar.

Aunque el contratista arrancó la obra el pasado 27 de diciembre, con la preparación de las vías alternas, el proyecto quedó postergado en marzo por petición del propio presidente Juan Manuel Santos, quien consideró que —con 100 frentes de obra abiertos— la movilidad en la ciudad podía colapsar. Ahora, con algunas de esas obras a punto de entregarse, el problema está en que se requiere adecuar la Circunvalar: se necesitan cerca de $40.000 millones —la mitad de los cuales serían aportados por Colombia Humanitaria al tratarse de trabajos del invierno—, unos diseños y alrededor de 20 meses de labores, según informó el IDU.

El pasado 25 de junio el contratista aceptó firmar con la entidad un otrosí que establece que el proyecto por la 7ª arrancaría este 27 de septiembre, pero ante un cronograma de obras por la Circunvalar tan extenso ni siquiera la alcaldesa Clara López sabe todavía  qué va a suceder: “Es muy complejo, tenemos que valorar jurídica y técnicamente la mejor decisión”.

“Es muy complejo, tenemos que valorar jurídica y técnicamente la mejor decisión”.

En respuesta a la mandataria, el contratista César Ramírez se quejó de que en varias oportunidades le ha pedido citas a la alcaldesa para tratar el tema en su despacho, pero no ha sido posible. “No entiendo por qué no ha querido”, advierte.

En una esquina de la pelea están los miembros de “La séptima se respeta”, quienes temen que, ante las dudas, el Distrito termine pagando los platos rotos de los perjuicios económicos. “Y no es sólo lo de la Circunvalar: para este proyecto ni siquiera se han comprado los predios que se necesitan. El contratista tiene un derecho adquirido y el taxímetro sigue corriendo mientras no se defina nada”, anota Angélica Lozano, líder de ese colectivo.

Los vecinos de “La séptima se respeta”, que nació un mes después de la licitación, piden a la alcaldesa encargada “una decisión sensata” que busque lo mejor para la ciudad y tenga en cuenta que el Transmilenio por la 7ª está contemplado como un complemento al metro. Y, como es evidente, parece que el metro no llegará a la ciudad por ahora.

Para mañana está programada una reunión entre el Distrito y el contratista, en la que se estudiarán las alternativas técnicas y jurídicas de la obra.

Mientras eso sucede, trascendió que la Contraloría General arrancó un informe de auditoría que pondrá la lupa sobre los costos que ha tenido para los bogotanos la megaobra y su lista de incertidumbres.

Fuente:elespectador.com

Notas Relacionadas






0 Comentarios


Se el primero en comentar!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *