Metro en Bogotá | Movilidad en Bogota
Metro en Bogotá

MOVILIDAD

Marzo 6, 2012

Lo que debe saber de TransMilenio

More articles by »
Written by: Metro en Bogotá

Lamento estar desinformado. No he podido seguir de cerca los hechos recientes que han ocurido en TransMilenio.

Pero también lamento que haya tanta desinformación de las bogotanas y bogotanos respecto al sistema, cómo funciona, por qué se hicieron los contratos así y por que llegamos a esta situación.

Lo primero que hay que entender es que el TransMilenio es un ente gestor responsable de controlar y coordinar el funcionamiento de todo el sistema. Coordina los 7 operadores troncales, los 7 operadores alimentadores, los recaudadores, la policía, el aseo y mantenimiento de las estaciones, los temas tarifarios, la fiducia y todo lo demás.

La ciudad ni se lucra, ni paga un centavo por la operación del BRT. El dinero que entra por tarifas se va en pagar a todos los actores del sistema.

Ni TransMilenio, ni los operadores manejan plata

 El dinero es manejado por una fiducia que se encarga de repartir lo que se recibió, según los porcentajes pactados en los contratos.

Como no se podría cobrar por ejemplo 1,678.30 pesos (costo real), Transmilenio define la tarifa al usuario como 1,700 pesos y manda lo que sobra a un fondo de contingencia. Cuando los costos sean más altos de 1,700, este fondo empieza a pagar esa diferencia que hace falta. Cuando se acaba el fondo, se aumenta en 100 la tarifa.

¿Qué hace parte de esos costos? Básicamente, de la tarifa se paga: a los operadores de buses troncales (por kilómetro recorrido), a los alimentadores (por pasajero recogido) y al recaudador (porcentaje). También hay una remuneración al administrador fiduciario y se paga el funcionamiento de TransMilenio SA.

Algo que se ha repetido mucho por estos días es que entre menos buses saquen los operadores, más ganan. No es cierto. Si se les paga por kilómetro recorrido, el incentivo es a sacar sus buses a andar lo más que se pueda. Pero es TransMilenio quien decide cuántos buses deben operar cada día. Si quisiéramos muchos más buses para tener que esperar menos y viajar sentados, la tarifa sería de 2,500 o 3,000 pesos, lo cual llevaría a que muchos más usuarios se las arreglaran para ingresar sin pagar.

De hecho, TransMilenio siempre ha velado por mantener la tarifa lo más baja posible para que las personas de menores recursos puedan usar el sistema, presentando el mejor servicio posible. Por eso hay pocos buses que se usan a su máxima capacidad: ¡Es muy eficiente!

La gente le tiene bronca a los operadores y el gestor TransMilenio, pero creo que no son ellos los que causan el problema. Transpórtese a 1998 (guerra del centavo, solo habían sistemas tipo Transmilenio en Curitiba y Quito): Los contratos que se hicieron fueron generosos para poder atraer el capital privado, en una situación de riesgo alta, por 10 años. En Bogotá el sistema fue un éxito y los operadores han ganado mucho dinero. ¿Pero qué si el sistema hubiera fracasado? De hecho en Cali, los operadores tuvieron decenas de buses parqueados (cada uno de 700 millones) por dos años y llevan dos años más operando a pérdidas (no están generando siquiera para cubrir todos los gastos). De Barranquilla no hablemos.

A lo operadores de los buses rojos ya se les va a acabar los contratos. Cuando sus flotas cumplan un kilometraje promedio predefinido, se les acaban los contratos. Por eso es que TransMilenio vela por que no se requieran más buses nuevos, porque esto representa meter buses 0 km que bajan la edad promedio de la flota y que alargan los contratos

Alguien se ha preguntado, por ejemplo, ¿cuánto se gana el recaudador? ¿No sería escandaloso que ellos se llevaran 10% de la tarifa? ¿Cuánto vale la burocracia de TransMilenio y por qué debe ser pagada por los usuarios? Y la última y más importante pregunta es: Si la educación y la salud se subsidian, ¿por qué no el transporte público?

 

Diez por ciento de la tarifa de TM corresponde al recaudador.

Diez por ciento de la tarifa de TM corresponde al recaudador.

El debate se debe enfocar en cómo poder financiar una operación con más buses, sin subir la tarifa. Además de sacar de la tarifa el costo de la burocracia de TM, se debe pensar en subsidiarlo. Pero la idea no es sacar una mensualidad del presupuesto, sino generar incentivos y desincentivos dentro de todo el sistema de transporte de la ciudad. Por eso es que en otros países se cobra de parqueo en vía, o se destina las sobretasas para tener un buen transporte público, mientras se desestimula el uso del automóvil.

 

Nota: Otros mitos que se caen:

·       La infraestructura no es construida con dinero de la tarifa. Las Nación paga entre el 50 y el 70% de la infraestructura y el resto lo debe paga la ciudad.

·       La infraestructura no la hace el Estado para que unos privados se lucren: Los carriles exclusivos se hicieron para que los buses puedan circular fuera de la congestión. Pero los buses rojos pagan los mismos impuestos que cualquier buseta o taxi, que también son privados y que también usan las vías públicas.

*Ingeniero civil de la Escuela Colombiana de Ingeniería y master en Planeación de Infraestructura de la Universidad de Stuttgart (Alemania). Durante 3 años fue profesor de planta en el Departamento de Ingeniería Civil y Ambiental de la Universidad de los Andes. Actualmente es becario Fulbright y adelanta sus estudios doctorales en la Universidad de California en Davis.

Fuente: publimetro.co
05 de marzo de 2012





4 Comentarios


  1. Elberto Pinilla Vargas

    Si con 1.700 millones de pesos que les ingresan a diario no son capaces de tener un servicio decente, hay dineros y tajadas muy mal negociadas que van en contra de los usuarios y a favor de los zares del transporte… no nos crean tan pendejeos…


  2. Henry Ayala

    Después de estas explicaciones resultamos todos debiendo, el costo “Real” del que hablan no es mas que los porcentajes del reparto que pactaron y que a base de formulas financieras pueden explicar.
    El desorden es mas barato, según esto, cuando comenzó el sistema no metieron el cuento de la organización de un sistema de transporte para ganar en eficiencia y comodidad y bajaran las tarifas, hoy después de 12 años nos vemos todo lo contrario, un sistema insuficiente, tiempos de espera eternos, buses atestados cual “cebollero”, estaciones igual de llenas y la tarifa REAL, mas cara de latinoamerica… solo se puede decir puro cuento barato



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *