Metro en Bogotá | Movilidad en Bogota
Metro en Bogotá

MOVILIDAD

Octubre 17, 2013

Lupa a puentes peatonales de Transmilenio

More articles by »
Written by: Metro en Bogotá

Los robos de las placas de aluminio no son el único problema que tienen algunos de los 74 puentes peatonales de Transmilenio. A los reclamos por esta situación se suman las constantes quejas de los ciudadanos por accidentes a causa de láminas que han estado sueltas o completamente rotas durante meses. El 48% de esta infraestructura en todo el sistema está sin mantenimiento desde 2009. Así lo confirma un informe de la Personería Distrital.

La Personería afirma que el 48% de estas estructuras no ha recibido mantenimiento desde 2009. Según el organismo de control, los daños en pisos y escaleras son los principales factores de riesgo para los usuarios."

La Personería afirma que el 48% de estas estructuras no ha recibido mantenimiento desde 2009. Según el organismo de control, los daños en pisos y escaleras son los principales factores de riesgo para los usuarios.”

El problema era aún más alarmante en agosto de este año, cuando la Personería terminó su revisión de gestión sobre el tema e identificó que el 60% estaba afectado. Sin embargo, el Instituto de Desarrollo Urbano (IDU) informó este mes que había intervenido 11 puentes peatonales tras la veeduría hecha por el ente de control.

Pero incluso algunos de los puentes que han sido intervenidos por el Distrito varias veces tienen fallas. La Personería llama la atención sobre el mal estado en pisos y escaleras de los puentes de las estaciones Molinos y Portal Sur, que recibieron mantenimiento este año.

De hecho, los registros del ente de control señalan que los materiales usados por algunos contratistas no corresponden a los instalados originalmente, ni en diseño ni en calidad. “Se encontraron láminas de piso instaladas oxidadas y deterioradas (Portal de la 80 y estación Minuto de Dios), a pesar de que son recientes. Hay materiales y acabados que se utilizan en la intervención de los puentes que ponen en riesgo la integridad de los usuarios”, agrega.

En 2009 el IDU realizó cuatro contratos que contemplaron la intervención de los puentes de Transmilenio, y otros seis en 2012, además de un convenio celebrado para este fin con la Unidad de Mantenimiento Vial ese mismo año. Con cargo a estos contratos, la Personería identificó 38 puentes intervenidos.

¿Qué está pasando con la labor del IDU en este tema? El ente de control advierte que las intervenciones en forma inadecuada evidencian que ha primado la urgencia por encima de criterios de mantenimiento preventivo. Agrega que la capacidad de reacción inmediata del IDU no es la más técnica ni tampoco la apropiada, pues algunas veces ponen palos, tablas o cintas para advertir a los ciudadanos sobre los riesgos en puentes peatonales.

Este diario intentó contactar a los funcionarios encargados de la labor de mantenimiento, pero la oficina de prensa de la entidad señaló que no se podían pronunciar debido a que no habían sido notificados oficialmente por la Personería.

En declaraciones dadas en julio de este año a Caracol Radio, Luis Ernesto Bernal, subdirector técnico de mantenimiento del IDU, dijo que la meta es intervenir todos los puentes antes de diciembre, pues la vida útil del aluminio (10 años) ya se cumplió, pero la falta de presupuesto obligaba a cambiar sólo las láminas afectadas. Adicionalmente, en diálogo con este diario, Bernal dijo que en los nuevos contratos para la construcción de estaciones de Transmilenio se prevé que los puentes sean en concreto.

Para la Personería es fundamental que antes de intervenir los puentes, el IDU conozca en detalle el estado en que se encuentran y, con base en ello, realice la contratación para el mantenimiento de cada puente, pues la entidad no tiene un diagnóstico y son los contratistas e interventores los que determinan las actividades. Además considera que debe hacerse mantenimiento preventivo y no correctivo, “pues genera dificultades por el deterioro progresivo de los puentes, y afecta la movilidad y seguridad de los usuarios, sin contar los altos costos que representa para las finanzas de la ciudad”.

El Espectador





Un comentario


  1. Mano dura al que encuentren robando, también para las tapas de alcantarilla, pero como ahora es robo de menor cuantía, osea que los ladrones, raponeros, tienen total libertad para atracar celulares, billeteras, bolsos, etc, que LINDA ES LA JUSTICIA, mi abuelo me comentaba que en tiempos antiguos, cuando la gente tenia MORAL, si encontraban a alguien tomando en las calles o durmiendo en las calles, eso era VAGANCIA, y directo al pozo, como dicen tiempos pasados fueron mejor. LA JUSTICIA ME DA RISA, casa por cárcel a asesinos, casa por cárcel a doctores (ladrones, congresistas etc) este país es una belleza. a Dios, cuando harán las cosas pensando en TI.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *