Metro en Bogotá | Movilidad en Bogota
Metro en Bogotá

MOVILIDAD

Junio 21, 2012

Operadores de Transmilenio chocan con alcalde (e) Asprilla

More articles by »
Written by: Metro en Bogotá
Etiquetas: ,

Se estanca diálogo de revisión de contratos de Fases I y II de Transmilenio

Según algunos operadores la negociación clave para el Sistema Integrado de Transporte se empantana por ‘nueva agenda’ del alcalde (e) Guillermo Asprilla, quien los llamó a la prudencia.

En nueve días arrancará el Sistema Integrado de Transporte (SITP). Para que todo ruede bien, los siete operadores de las actuales troncales de Transmilenio deben ajustar las minucias técnicas de unos contratos firmados hace 12 años (y que se vencen entre 2013 y 2015) y armonizarlos con los nuevos contratos del SITP.

El miércoles, sin embargo, y luego de varias semanas en que las negociaciones parecían marchar de maravilla —a puerta cerrada y con la mayor discreción—, la llegada de Guillermo Asprilla como alcalde encargado causó molestia en la contraparte del Distrito.

¿La razón? Según le dijo a El Espectador Víctor Raúl Martínez, fundador de SI93, el Distrito se presentó ayer “con un nuevo vocero y unas nuevas pretensiones, causando el retroceso en la negociación”.

Según le explicó Martínez a este diario, durante las pasadas semanas los operadores habían aceptado armonizar los contratos de las Fases I y II con los contratos del SITP , incluyendo “valores agregados”, como “instalar catalizadores en los buses para optimizar el desempeño ambiental, asumir los costos del aseo y la vigilancia de las estaciones, así como reducir la tarifa (que le cobran los operadores al Distrito) en las horas valle”.

Sin embargo, según varios operadores consultados, Asprilla —quizá el funcionario que más ha estudiado y criticado los contratos de TM— arrancó la reunión de ayer asegurando que la flota actual le pertenece al Distrito y que éste no está dispuesto a seguir pagándoles a los operadores la remuneración del capital y la depreciación, que forma parte de la fórmula tarifaria con la que se remunerará a los operadores del sistema.

El tema no había sido abordado durante estas semanas y, en cambio, ha sido una crítica ampliamente sostenida por Asprilla desde que fuera concejal, el año pasado. La reacción de malestar de los operadores fue inmediata: “Asprilla está procediendo con su opinión personal. Nosotros habíamos dado un paso adelante con el IPK y con el AVI, pero a Asprilla no le interesó. Hicimos una propuesta muy generosa”, aseguró Martínez. Y añadió: “Esto nos confunde, nos sume en una incertidumbre grande. La negociación que venía con un ritmo, quedó con una incertidumbre grande. No sé si haya voluntad para realizar esta negociación”.

El asunto disparó las alarmas de quienes creen que este malestar, causado por la negociación de factores que no corresponden a necesidades inmediatas del SITP, pueda entorpecer la normal entrada en funcionamiento del sistema.

Al ser consultado por este diario, el alcalde encargado y secretario de Gobierno declaró: “La negociación se hace en la mesa y no a través de los medios. Cometen un error al discutir públicamente una negociación contractual”.

Lo que se negocia

Las fiducias

Los operadores de las Fases I y II administran sus ingresos a través de una fiducia. Los del SITP lo harán a través de otra. Tener dos fiducias era costoso. Por eso, Distrito y operadores pactaron que manejar el total del recuado (aproximadamente $2 billones anuales) con una sola fiducia.

Ajuste por velocidad (AVI)

Es uno de los componentes que determina la remuneración a los operadores de las Fases I y II. Con este índice gana más un operador en la medida en que su flota opera a una velocidad deseable, ni muy rápido ni muy lento. El AVI se cambió en los contratos SITP y por eso hay que armonizar este elemento.

Índice de pasajeros por km

El IPK es otro componente de la fórmula de remuneración muy criticado, pues le atribuyen ser la causa de que los operadores pongan pocos buses a rodar y los llenen hasta el tope con pasajeros. Se cree que reformando el IPK se incentivará la salida de más flota y la mejora del servicio.

Capital y depreciación

Hace 12 años los operadores compraron buses. Desde entonces el Distrito remunera parte de esa inversión (capital) y su depreciación. Asprilla sostiene que la remuneración ya sobrepasó lo invertido y lo depreciado. De hecho, según fuentes en la negociación, el alcalde (e) dijo que los buses son del Distrito.

Promedio de kilometraje

Hoy, un bus de TM debe salir de circulación cumplidos los 850.000 km. Una vez la flota en su totalidad alcance ese kilometraje se debe acabar el contrato. Si se extiende su uso a un millón de km, se podría bajar la tarifa. Sin embargo, esto alargaría los contratos, asunto que la actual administración no quiere.

Fuente: elespectador – 21 de junio de 2012

Notas Relacionadas






0 Comentarios


Se el primero en comentar!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *