Metro en Bogotá | Movilidad en Bogota
Metro en Bogotá

MOVILIDAD

Agosto 3, 2011

Razones de una costosa obra

More articles by »
Written by: Metro en Bogotá
Etiquetas:

Informe de Contraloría sobre Transmilenio.


El IDU adicionó trabajos de valorización que nada tenían que ver con la Fase III.
Las obras de Transmilenio en la calle 26 se convirtieron en el símbolo del caos en la capital.

Nueve meses después de una completa auditoría a la construcción y adecuación de la Fase III de Transmilenio en Bogotá (por la calle 26 y las carreras 10ª y 7ª), la Contraloría General estableció 72 hallazgos administrativos, que hacen concluir a la entidad que no se cumplieron los principios de economía, eficiencia y responsabilidad, y determinó la existencia de un presunto daño patrimonial al Estado de aproximadamente $199.409 millones.

El informe de auditoría, conocido por El Espectador y remitido al Instituto de Desarrollo Urbano (IDU) el viernes pasado, señala que la Fase III (adjudicada el 28 de diciembre de 2007) registró tropiezos desde el comienzo, pues las actas de inicio se firmaron seis meses después de suscritos los cinco contratos, pese a que en los mismos se estableció que ese período no podía superar los 30 días.

Los corredores de la 26 y la 10ª tenían que haber sido entregados el 17 de agosto de 2010 y a la fecha no sólo no están listas las troncales, sino que a las obras se les han adicionado recursos por $336.221 millones. Una cifra que, según la Contraloría, podría aumentar, toda vez que se están analizando reclamaciones económicas de las firmas constructoras, “lo cual se reflejará en costos adicionales”.

“lo cual se reflejará en costos adicionales”

Siete de los hallazgos tienen un presunto alcance fiscal, 43 tienen una posible connotación disciplinaria y 4 tienen una eventual incidencia penal. Todos fueron trasladados a las autoridades competentes. Entre ellos está que, como consecuencia de la ampliación de los plazos de los contratos, se suscribieron diferentes otrosís, adiciones y prórrogas, que pueden generar un daño al erario de más de $19 mil millones.

Asimismo, según la Contraloría, el IDU no adquirió a tiempo los predios requeridos para los trabajos ni adoptó correctivos ante el incumplimiento de los avances programados. La construcción del Portal 20 de Julio se hizo con especificaciones técnicas diferentes a las establecidas en los diseños. Y se adicionaron obras que corresponden a proyectos de valorización y nada tienen que ver con la Fase III.

En cuanto a la troncal de Transmilenio por la 7ª, el presunto detrimento encontrado por el ente de control fiscal asciende a $7.918 millones, debido a que se desecharon unos diseños (contratados por el entonces alcalde ‘Lucho’ Garzón) sin tener en cuenta su valor.

La Contraloría también menciona la “deficiente gestión” de Transmilenio en la definición oportuna de la infraestructura necesaria para una óptima prestación del servicio de transporte por la 10ª y la 26 y anuncia que inició un proceso administrativo sancionatorio al IDU, por no haber entregado a tiempo la información solicitada para el informe de auditoría.

El organismo, en cabeza del contralor delegado para la infraestructura, Nelson Izáciga León, le dio 15 días al IDU para que elabore o ajuste un plan de mejoramiento que permita eliminar las causas de los hallazgos. Mientras tanto, seguirá su curso el proceso de responsabilidad fiscal que la entidad abrió por presuntas irregularidades en el manejo de los recursos públicos administrados por ese instituto.

Fuente: elespectador.com

Notas Relacionadas






Un comentario


  1. Marlen Carreño

    “deficiente gestión”, PÉSIMA, todo por un mal alcalde y unos bandidos los Nule.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *