Metro en Bogotá | Movilidad en Bogota
Metro en Bogotá

DESTACADAS

Febrero 28, 2017

Así será el nuevo norte de Bogotá

More articles by »
Written by: Metro en Bogotá
Etiquetas: ,

Esta semana se firma el decreto del Plan de Ordenamiento Zonal del Norte. Se llamará Lagos de Torca.

Después de 13 meses de preparación, esta semana la Alcaldía de Bogotá expedirá el decreto que reactiva la urbanización de 1.800 hectáreas de suelo de expansión en el norte de Bogotá.

Así espera la Alcaldía de Bogotá que se vea Lagos de Torca en el futuro: con prioridad para lo ecológico, el paisaje y la movilidad de las personas.

Se trata de lo que hasta ahora se ha conocido como Plan Zonal de Ordenamiento del Norte (POZ norte) y que de ahora en adelante se denominará Lagos de Torca, donde en el futuro se ubicarán entre 350.000 y 432.000 habitantes.

 
 

Este es uno de los programas bandera del gobierno de Enrique Peñalosa, quien quiere poner a funcionar en esa zona un experimento de urbanismo sostenible, amigable con el medioambiente, con prioridad para los peatones y los usuarios de la bicicleta y el transporte público y en el que los privados aportan la plata para construir la infraestructura vial y de servicios a cambio de derechos de edificabilidad.

 

La zona reglamentada comprende áreas de las localidades de Suba y Usaquén, y limita por el norte con el municipio de Chía, por el oriente con la reserva del Bosque oriental, por el occidente con la reserva Thomas van der Hammen y por el sur con las calles 189, 191, 192, 193 y 183. En varios tramos limita con el perímetro urbano actual de la ciudad.

El decreto, que será firmado esta semana, establece que los desarrolladores de los proyectos de urbanización tendrán que aportar los recursos que se necesitan para construir vías, redes de servicios, equipamientos y la restauración ecológica de la zona, y deberán garantizarlo antes de obtener la aprobación de sus licencias. En principio el aporte se estima en cuatro billones de pesos, representados en dos billones en plata y dos en suelo.

Para blindarse frente a algunos críticos que consideran Lagos de Torca el primer paso para urbanizar la reserva Thomas van der Hammen (al occidente del proyecto), la Administración adelantó procesos de concertación ambiental previos a la expedición del decreto con la Corporación Autónoma Regional de Cundinamarca (CAR) y la Secretaría Distrital de Ambiente. También solicitó concepto del Ministerio de Ambiente sobre el manejo de la zona de humedales en la autopista Norte.

El gerente de Ciudad Norte, Juan Camilo González, explicó que lo primero que cambia con este decreto es el perfil urbanístico que tendrá la zona, especialmente en espacio público, que, se estima, pasará de 6 a 14 metros cuadrados por persona en el área de Lagos de Torca.

“Las vías van a tener andenes de más de 12 metros de ancho de cada lado, lo cual suma en total 90 kilómetros en total en el proyecto, y todas las vías, de todos los perfiles, desde la más ancha hasta la más angosta, tendrán que tener ciclorruta para garantizar que las bicicletas no competirán con los carros”.

El segundo aspecto es paisajístico y ambiental. Con los recursos que aporten los privados se espera restaurar, recuperar y convertir en un verdadero parque ecológico el humedal Torca Guaymaral y garantizar la conexión ecológica con nueve quebradas que hay en la zona. El proceso incluirá elevar el nivel de la autopista Norte en un tramo de 250 metros a la altura de la calle 224, para restablecer la conexión de este humedal.

Todos los proyectos urbanísticos se adelantarán con planes parciales que deberán garantizar parques lineales y zonas paisajísticas que ofrezcan calidad ambiental en la zona. “Acá los desarrolladores no pueden dejar sus cesiones para zonas verdes, que son obligatorias, donde quieran. Nosotros los estamos obligando a dejarlas donde nosotros creemos que es mejor para la ciudad”, afirmó González.

Un tercer componente es el de la mezcla de vivienda. De unas 150.000 que, se estima, se construirán en la zona, 50.000 serán subsidiadas y tendrán que estar dentro del área de Lagos de Torca. Además está la obligación de que al menos el 15 por ciento del área se destine a usos diferentes al residencial, como el comercial y el dotacional. “Buscamos que no sigamos creciendo como ciudades dormitorio, sino que generemos suelos mixtos donde muchas personas puedan ir caminando o en bicicleta de la oficina al trabajo”, manifestó el gerente de Zona Norte.

El cuarto aspecto grande del decreto es que con su aplicación se busca que la plata de los privados permita construir la infraestructura vial que permita destrabar el norte con la ampliación de las avenidas Boyacá, Paseo de los Libertadores, Laureano Gómez, ALO, el Polo y Guaymaral. En principio se espera construir los carriles externos y dejar reservado el terreno en el centro para el transporte público.

Para incentivar a los privados a promover la consignación de los recursos a la ciudad, se estableció un sistema de descuentos que es más alto para los que consignen primero en la fiducia que se constituirá para recaudar la plata de la infraestructura: arranca en una rebaja del 22 por ciento de la carga para el primero que aporte y en 4 por ciento para el último.

Desde septiembre, el borrador del decreto se publicó en la página web de la Secretaría de Planeación. La entidad recibió 193 aportes para modificarlo en talleres de socialización, 115 en formulario web y 23 por correo.

Para los que se le quieran medir

Lo primero es que los desarrolladores tendrán que constituir una fiducia para consignar los aportes que harán para infraestructura y que será requisito para obtener la aprobación del plan parcial respectivo. En principio, el Distrito espera que se garanticen 700.000 millones de pesos y el suelo para las primeras vías: Novena, Guaymaral, Boyacá y El Polo, pero se estima que el aporte de los privados para infraestructura de ciudad en Lagos de Torca será de cuatro billones de pesos entre plata y suelo.

Para adelantar un proyecto tendrán que contar con el 25 por ciento del suelo que se requiere para crear el fideicomiso, pero deberán invitar a participar a todos los propietarios de la zona respectiva.

Los centros comerciales se harán a cielo abierto, y los colegios y sedes de salud de hasta dos hectáreas tendrán frente al parque.

El 40 por ciento de los proyectos tendrán que destinarse a vivienda con subsidio, en la misma zona donde estará la de estratos medios y altos. Y se tendrá que garantizar en el 70 por ciento de manzanas el uso de comercio y servicios en el primer piso.

Todas las vías tendrán que tener ciclorrutas a lado y lado de la vía. En las arteriales, los andenes serán de más de 12 metros y en las de barrio, el espacio para el peatón será de más de 2,20 metros.

Quienes tienen vivienda en la zona y la construyeron sin licencias y sin cumplir las normas, podrán formalizarse, pero si se pasa de los índices de edificación, deberán aportar cargas, en los porcentajes que se determinen al legalizar la construcción.

Se concertó lo ambiental

El Distrito concertó Lagos de Torca con la Corporación Autónoma Regional (CAR) y la Secretaría de Ambiente. El compromiso asumido incluye restaurar y recuperar el humedal Torca Guaymaral y 9 quebradas que conectan con este ecosistema. Se elevará la autopista para reconectar el ecosistema de este humedal, que pasará de 34 a 75 hectáreas. También se aumentarán de 18 a 400 las hectáreas con cobertura forestal y de cerca de 5.000 a 100.000 los árboles sembrados.

Al Ministerio de Ambiente le preguntaron qué acciones desarrollar en la Autonorte entre calles 224 y 235, y la entidad dijo en su concepto que hay que cumplir las normas de protección fijadas para la reserva Thomas van der Hammen.

Le puede interesar: Las razones para derogar utilidad pública de la Van der Hammen

Notas Relacionadas






2 Comentarios


  1. Veronica

    Esto es muy triste, los pocos pulmones que le quedan a la ciudad y reservas de agua para que unos pocos se beneficien económicamente. Me podrian explicar eso cómo permitirá dar cumplimiento a los Objetivos de Desarrollo Sostenible…sin aseguramiento y protección de los recursos no habrá futuro para las próximas generaciones.

    Estas son las metas, ¿si las están teniendo en cuenta? Aparentemente no ….

    • Para 2030, asegurar el acceso de todas las personas a viviendas y servicios básicos adecuados, seguros y asequibles y mejorar los barrios marginales
    • Para 2030, proporcionar acceso a sistemas de transporte seguros, asequibles, accesibles y sostenibles para todos y mejorar la seguridad vial, en particular mediante la ampliación del transporte público, prestando especial atención a las necesidades de las personas en situación vulnerable, las mujeres, los niños, las personas con discapacidad y las personas de edad
    • Para 2030, aumentar la urbanización inclusiva y sostenible y la capacidad para una planificación y gestión participativas, integradas y sostenibles de los asentamientos humanos en todos los países
    • Redoblar los esfuerzos para proteger y salvaguardar el patrimonio cultural y natural del mundo
    • Para 2030, reducir de forma significativa el número de muertes y de personas afectadas por los desastres, incluidos los relacionados con el agua, y reducir sustancialmente las pérdidas económicas directas vinculadas al producto interno bruto mundial causadas por los desastres, haciendo especial hincapié en la protección de los pobres y las personas en situaciones vulnerables
    • Para 2030, reducir el impacto ambiental negativo per capita de las ciudades, incluso prestando especial atención a la calidad del aire y la gestión de los desechos municipales y de otro tipo
    • Para 2030, proporcionar acceso universal a zonas verdes y espacios públicos seguros, inclusivos y accesibles, en particular para las mujeres y los niños, las personas de edad y las personas con discapacidad
    • Apoyar los vínculos económicos, sociales y ambientales positivos entre las zonas urbanas, periurbanas y rurales mediante el fortalecimiento de la planificación del desarrollo nacional y regional
    • Para 2020, aumentar sustancialmente el número de ciudades y asentamientos humanos que adoptan y ponen en marcha políticas y planes integrados para promover la inclusión, el uso eficiente de los recursos, la mitigación del cambio climático y la adaptación a él y la resiliencia ante los desastres, y desarrollar y poner en práctica, en consonancia con el Marco de Sendai para la Reducción del Riesgo de Desastres 2015-2030, la gestión integral de los riesgos de desastre a todos los niveles
    • Proporcionar apoyo a los países menos adelantados, incluso mediante la asistencia financiera y técnica, para que puedan construir edificios sostenibles y resilientes utilizando materiales locales


  2. vlado

    vaya ,,, vaya,,, cuanto hay de por medio $$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$,,, bonita la reserva,,, que dejara de ser precisamente eso,,,,, y se convierte en reserva de la pensión de ciertos personajes,,,,,,, bueno,,,,, tanto terreno para recuperar en Bogota, para que Bogota no se extienda tanto,,,,, pero bueno… chanchuchos son chanchuchos,,, perdón negocios son negocios.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *