Metro en Bogotá | Movilidad en Bogota
Metro en Bogotá

DESTACADAS

enero 3, 2018

Buenas cosas que pasan en le transporte público

More articles by »
Written by: Metro en Bogotá
Etiquetas:

En medio de un debate entre el billonario Elon Musk y el experto en transporte público Jarrett Walker, el urbanista canadiense Brent Toderian lanzó la etiqueta #GreatThinksThatHappenedOnTransit y obtuvo cientos de respuestas.

 

Las historias incluyen el recuerdo del inicio del movimiento de derechos civiles en Estados Unidos (cuando Rosa Parks se negó a ir a la sección reservada para personas de color en un bus de Alabama); la posibilidad de llevar a cientos de miles de mujeres a la marcha contra Trump al día siguiente del inicio de su presidencia; relatos de personas que conocieron a sus parejas mientras viajaban; fotos de matrimonios; historias de madres que, ayudadas por trabajadores de transporte público y viajeros, dieron a luz sus bebés y de familias que regresan a casa con su bebé recién nacido en cochecito; enumeración de ventajas, como oportunidad de relajarse, de leer muchos libros y escuchar música, caminar y hacer algo de ejercicio como parte del viaje; reencuentros con amigos y viejos conocidos; el traslado de la antorcha olímpica en Vancouver; personas que se inspiraron para estudiar planeación urbana… en fin, pequeñas narraciones de múltiples actos de solidaridad y bondad.

Inspirado en ese bonito ejemplo, puse la etiqueta #BuenasCosasQuePasanEnElTransportePúblico y me di a la tarea de buscarlas en ciudades de América Latina. Armé un hilo con historias de Bogotá, Quito, Lima, Santiago, Cali, Barranquilla, Medellín, Pereira, Guatemala, México, Guadalajara, Buenos Aries, y La Paz-El Alto, que se puede extender mucho, mucho más.

El transporte público, al lado de otras acciones del municipio en sus planes integrales urbanos, facilitó la notable reducción en homicidios de los últimos años.

En Bogotá se han hecho conciertos corales (gracias Despacio y Bicivilizate)han viajado parejas a su matrimonio; han nacido bebés; se han reducido fatalidades, emisiones y tiempos de viaje, y se ha facilitado que personas con discapacidad puedan acceder al servicio y viajar a sus destinos. También se ha comprobado que los usuarios tienen alta probabilidad de cumplir con las recomendaciones de actividad física de la Organización Mundial de la Salud en su caminata a las estaciones y paraderos. Me conmovió el caso simple, pero emblemático, del conductor de SITP zonal que para el bus a fin de ayudar a una persona mayor a cruzar la calle y es recibido en el bus con aplausos.

En Santiago también hay historias de bebés que han nacido en estaciones del metro y de extraños que han ayudado a recuperar el teléfono celular robado en un bus, solamente motivados por la solidaridad. Una historia reciente, que fue replicada incluso por la presidenta Michelle Bachelet, fue la de una directora de estación que ayudó a una madre a calmar a su hijo autista en una crisis “aplicando conversa, imprimiendo un tren y haciéndole cariño”.

En Medellín se pueden contar muchas historias gracias a la integración del sistema metro-cables-tranvía-BRT, especialmente por la mejora de acceso a zonas de bajos ingresos, donde las personas pudieron bajar a ‘Medellín lejano’ desde sus viviendas en la montaña de la Comuna 13, La Sierra, Juan XXIII y La Aurora. El transporte público, al lado de otras acciones del municipio en sus planes integrales urbanos, facilitó la notable reducción en homicidios de los últimos años. Un trabajador de taquillas del metro relata con orgullo que “gracias al metro tengo a mi familia”, y miles de estudiantes universitarios han financiado sus estudios como conductores del metro y ahora del tranvía de Ayacucho.

El metro de México también es escenario de historias de amor, y junto con el metrobús y el tren suburbano fueron la clave de la movilidad después del fuerte sismo de septiembre del 2017. En Guadalajara, las líneas de transporte masivo están apalancando desarrollo urbano más denso, y el macrobús redujo sustancialmente los choques en la calzada Independencia.

Muchas ciudades, como Pereira y Cartagena, han logrado la vinculación de mujeres a la fuerza laboral de sus sistemas organizados. En Cali han priorizado la contratación de mujeres cabeza de familia para el sistema de recaudo, dándoles oportunidades para sacar adelante sus hogares. Para la Feria 2017, Metrocali pintó de múltiples colores con temas regionales varios de los buses del MIO, uniéndose a la alegría popular. Conductores (pilotos) de los transmetros de Barranquilla y de Guatemala destacan cómo se profesionalizó y se hizo seguro su trabajo en los sistemas organizados, en oposición al transporte tradicional.

En La Paz-El Alto, el nuevo teleférico reduce los tiempos de desplazamiento en 22 por ciento, algo significativo en una ciudad con pocas alternativas de viaje por su topografía escarpada y el bajo desarrollo del transporte público. En la zona metropolitana de Buenos Aires, la puesta en marcha de Metrobús se convirtió en una auténtica política social, facilitándoles el acceso a personas excluidas de La Matanza. En Lima, el recorrido en el Metropolitano permite gozar el espectáculo de una ciudad en toda su diversidad.

Es cierto que hay mucho por mejorar, expandir, innovar en nuestros sistemas de transporte público; pero, al lado de los viajes a pie y en bici, son la alternativa sostenible en nuestras ciudades. Pueden seguir pasando cosas muy buenas. Feliz 2018.

Notas Relacionadas






0 Comentarios


Se el primero en comentar!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *