Metro en Bogotá | Movilidad en Bogota
Metro en Bogotá

DESTACADAS

Mayo 5, 2015

Choque entre Gobierno y Distrito por pie de fuerza en TransMilenio

More articles by »
Written by: Metro en Bogotá
Etiquetas:

Petro y Mindefensa tienen diferentes cifras de policías. Expertos critican falta de coordinación.

En la historia de TransMilenio no tiene precedentes un recorrido como el que el ministro de Defensa, Juan Carlos Pinzón, hizo por las troncales del sistema junto con el gerente del mismo, Sergio París; la secretaria de Gobierno, Gloria Flórez; el director de la Policía Nacional, general Rodolfo Palomino, y el comandante de la Policía Metropolitana de Bogotá, general Humberto Guatibonza.

Si bien es cierto que los expresidentes Andrés Pastrana y Álvaro Uribe ya habían hecho visitas oficiales a los articulados, lo hicieron para inaugurar troncales, para darles la buena noticia a los ciudadanos.

Foto: Archivo particular De izquierda a derecha, el gerente de TransMilenio, el ministro de Defensa y la secretaria de Gobierno.

Foto: Archivo particular
De izquierda a derecha, el gerente de TransMilenio, el ministro de Defensa y la secretaria de Gobierno.

Pero las razones del presidente Juan Manuel Santos para delegar a Pinzón en esta tarea son distintas. Esta vez obedecieron a una preocupación por la situación de seguridad en el transporte masivo.

La visita no fue una sorpresa para el Distrito: Santos había anunciado, durante una visita del alcalde de Nueva York a Medellín el 26 de abril, que haría un plan piloto en la capital antioqueña, Cali y Bogotá, para enfocar las actividades de la Policía en las zonas que más problemas de seguridad tuvieran.

Este plan es parte de las tomas en 11 ciudades que la Nación ha venido haciendo en Neiva, Pasto, Cúcuta, Villavicencio, Santa Marta y Pereira. De hecho, Santos ya había hecho ese recorrido en los buses articulados de TransMilenio, en diciembre, para anunciar el plan de seguridad en Navidad.

La Presidencia había indicado que esa visita, o ‘toma de Bogotá’, se haría el 22 o el 23 de mayo, pero se adelantó para el pasado sábado, justo después de que se confirmó un asalto masivo, en el que entre 5 y 10 delincuentes ingresaron al sistema para atracar a los pasajeros, simultáneamente.

“La orden del Presidente, y la decisión del Ministerio, es llevar seguridad al ciudadano de a pie, y por eso desde el año pasado comenzamos una serie de recorridos en diferentes ciudades, y Bogotá no es la excepción. Por eso decidí utilizar TransMilenio y escuchar lo que las personas que utilizan el sistema a diario tienen que decir en cuanto al servicio de seguridad que se está prestando”, explicó el alto funcionario.

Durante su visita, Pinzón anunció varias medidas para devolver el orden al sistema, que se implementarán desde este lunes.

La primera de ellas, la creación de un grupo de la policía especializado en TransMilenio, con distintivos en su uniforme que los acrediten como tales.

Otra es el incremento del pie de fuerza y la entrega de 400 hombres y mujeres: 330 uniformados y 70 encubiertos, especializados en labores de inteligencia y judicialización. Con esto, según Pinzón, se llegó a los 1.300 efectivos”.

Por último, ofreció hasta un millón de pesos como recompensa para todos los ciudadanos que denuncien y den información que conduzcan a la captura de delincuentes que operen dentro del sistema.

La reacción del alcalde Gustavo Petro, quien no estuvo en el recorrido con el Ministro, pero delegó a su secretaria de Gobierno, fue enérgica. “La policía especializada en TransMilenio ya existe. Tiene 280 efectivos y no 1.400, como piensa el Gobierno Nacional. Se necesitan 1.000 efectivos más, no 330”, aseguró a través de Twitter. Así, sumados a los nuevos 400, habría 680, según Petro.

No obstante, el Ministro aclaró que actualmente hay 900 policías en estaciones y buses, pero que no son de dedicación exclusiva y rotan hacia otras unidades, según las tareas que deban hacer. “Estos 400 policías serán exclusivos para TransMilenio y tendrán su propio comandante”, explicó.

Pero el alcalde Petro también arremetió en redes sociales contra la Nación por no haberle dado a la ciudad los 300 nuevos uniformados prometidos hace un año por el Presidente, y subrayó que él ya tenía un plan piloto para la seguridad del sistema, desde hace dos semanas.

No obstante, la secretaria Flórez señaló que el Distrito está complacido con los anuncios de la Nación. “Esta visita nos permite articularnos aún más con el Gobierno Nacional para ver si la política de la ciudad debe tener un abordaje nacional, porque es la Policía Nacional la que define cuántos efectivos da y cómo los distribuye”, señaló la funcionaria. (Lea: Crece indignación por atracos en buses de TransMilenio)

Además, insistió en que falta más por hacer. “Se necesitan más policías para las 140 estaciones y portales. En un estado ideal, se necesitan, mínimo, entre 1.800 o 2.000 uniformados dedicados exclusivamente a TransMilenio”.

Un polémico recorrido

La pregunta es por qué un ministro, a cargo de temas de máxima seguridad nacional, se ve obligado a recorrer el transporte urbano si ya tiene dolientes: la Policía Metropolitana y el Distrito, a través de las secretarías de Movilidad, Gobierno y la gerencia de TransMilenio. (Vea: En video: ladrón trata de escapar tras intento de robo en TransMilenio)

Hugo Acero, experto en seguridad ciudadana, asegura que “esto demuestra la baja coordinación entre el Distrito y la Nación. Todos están preocupados, pero cada quien quiere hacer cosas por su lado. Y esa descoordinación, lejos de ayudar al sistema, lo empeora, porque los ciudadanos notan ese cortocircuito”.

Con él coincidió Jorge Restrepo, director del Centro de Recursos para el Análisis de Conflictos (Cerac). “Esto demuestra que hay una pésima coordinación entre Nación y Distrito. La visita del Ministro es una medida efectista y puede incidir en la percepción de la seguridad, pero no sobre los delitos que se cometen. Eso se resuelve con investigaciones que lleven a la Policía a las organizaciones delincuenciales”, advirtió. (Lea: ¿Y qué pasaría si se acaba TransMilenio? / Voy y vuelvo)

Y Juan Carlos Ruiz, experto en seguridad de la Universidad del Rosario, insiste en que “hay un problema organizacional de la Policía: si bien hay pie de fuerza, no se sabe cómo se maneja, dónde está, qué hace; y se ven estaciones desoladas sin su presencia”.

Entrevista
‘No hay divorcio entre Policía y Distrito’

Gloria Flórez, secretaria distrital de Gobierno.

Gloria Flórez, secretaria distrital de Gobierno. Foto: Archivo particular

El Ministro recorrió TransMilenio. ¿No es señal de su preocupación?

Ellos responden a una necesidad que nosotros veníamos manifestando de ampliar el pie de fuerza.

El Alcalde criticó esta intervención en Twitter…

Tiene su Twitter, pero él mismo ha insistido, desde hace tres años, en reforzar la Policía y aumentar los uniformados profesionales, porque desde el 2008 han disminuido.

¿Qué medidas están implementando para la seguridad de TransMilenio?

El Distrito adelanta, desde hace dos semanas, de manera articulada, un plan piloto para reforzar el pie de fuerza de la Policía en 22 puntos críticos del sistema, dada la preocupación en los consejos de seguridad y del Alcalde. TransMilenio siempre es una prioridad.

Esta alcaldía está en la recta final. ¿Por qué hasta ahora?

El Alcalde lleva tres años diciendo que se necesita una política de seguridad ciudadana con intervención nacional. TransMilenio moviliza 2,3 millones de pasajeros, y esto exige al menos que el 10 por ciento de la fuerza disponible de la Policía Metropolitana esté en las estaciones, sin que se afecten los cuadrantes.

Las ventas ambulantes están fuera de control. ¿Qué van a hacer?

La respuesta es integral: se incorpora a las secretarías de Integración Social, Desarrollo Económico y de Gobierno para la prevención y protección de poblaciones vulnerables. Las ventas informales están prohibidas, pero, aunque haya policía, la gente les compra. Deben colaborar.

Esta semana, mientras la Policía ofrecía recompensas, el Distrito insistía en que no había denuncias…

Un patrullero de la Policía recibió la llamada del 123, pero él dirigió la llamada a Puente Aranda, donde hay un barrio que se llama Alcalá, igual que la estación en Usaquén. Después, la directora de la Fiscalía aseguró que no había denuncia. Además, ninguno de los conductores hizo la anotación en la bitácora.

¿Intentaron minimizar el problema?

¿Por qué íbamos a negar el problema? Al contrario, lo que queríamos era investigar, esclarecer, porque es un tema clave para la seguridad. No es política del Distrito ocultar, sino que se presentaron problemas que impidieron que tuviéramos acceso directo a esta denuncia.

Aun así, no se habló de acciones conjuntas… Se sintió un divorcio.

No sé, no me explico, tal vez fue por la necesidad de responder rápido. La Policía estaba buscando las llamadas al 123, cuando los medios informaron. Creo que hubo un problema de comunicación, pero no deben preocuparse por eso.

Han tratado de mostrar un divorcio entre la Policía y el Distrito que no existe. Hay un piloto articulado, y nuestra relación con la Policía es inmejorable.

Los trinos de Petro

“Desde hace 15 días el alcalde mayor de Bogotá ordenó un plan piloto para aumentar, desde la Policía Metropolitana, el pie de fuerza policial en TransMilenio”.

“El número de auxiliares de Policía en TransMilenio pasó de 950 en el 2008 a 350 en el 2015”.

“¿Por qué cuando el Presidente anunció hace un año el aumento en 300 policías para la seguridad de TransMilenio, su orden no se cumplió?”

“Si el 10 por ciento de la población bogotana está en horas pico en el TransMilenio, el 10 por ciento de la Policía de la ciudad debe a esas horas estar allí”.

“El número de efectivos en una ciudad lo determina el Gobierno Nacional. La disminución de la fuerza en TransMilenio comienza en el gobierno de (el expresidente) Uribe”.

“La policía especializada en TransMilenio ya existe. Tiene 280 efectivos y no 1.400, como piensa el Gobierno Nacional. Se necesitan 1.000 efectivos más, no 330”.

Notas Relacionadas






Un comentario


  1. Henry

    HPetro no ha hecho su trabajo y por eso le ayuda el Ministro, la ciudad se perdió hace rato, la informalidad, el desplazamiento y la sobre protección a los indigentes por sobre los demás ciudadanos es notoria… el alcalde los ve como votos y por eso su incremento, subsidios, ayudas para que no cambien y planes sociales no productivos… si no pueden mejorar no hay cambios.
    La cultura de la limosna acaba cuando ya no hay quien dé limosna, pero quedan los necesitados que si no les dan quitan.
    Nada es mas social que generar fuentes de trabajo productivas, los puestos por chaquetas y por votos son corrupción y no duran….



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *