Metro en Bogotá | Movilidad en Bogota
Metro en Bogotá

DESTACADAS

Febrero 15, 2013

EL DETRÁS DE LA MARCHA CONVOCADA PARA EL 9 DE ABRIL POR PETRO

More articles by »
Written by: Metro en Bogotá
Etiquetas:

Aunque la marcha de apoyo a los diálogos de La Habana convocada por el alcalde de Bogotá, Gustavo Petro, Piedad Córdoba y su Marcha Patriótica, Iván Cepeda y otros aparatos políticos de bolsillo de las Farc, pareciere tener un fin noble y altruista, expresarse por la paz, la verdad es que quienes manejan los hilos son los “ideólogos” de las narcoguerrillas.

En las páginas del aparato propagandístico del narcoterrorismo, Anncol, aparece nuevamente Horacio Duque Giraldo, el oscuro personaje investigado por la Fiscalía, ente que dictó medida de aseguramiento en su contra por evidencias que demuestran que es quien maneja los intereses narcotraficantes de las Farc en el eje cafetero utilizando como fachada la defensa de los derechos humanos.

EL DETRÁS DE LA MARCHA CONVOCADA PARA EL 9 DE ABRIL POR PETRO

EL DETRÁS DE LA MARCHA CONVOCADA PARA EL 9 DE ABRIL POR PETRO

Este señor Duque Giraldo posa de historiador, politólogo y defensor de derechos humanos, ha sido un consuetudinario apologista de la narcoguerrilla en sus diversos aparatos propagandísticos y para eludir la acción de la justicia ha recurrido a la misma táctica de sus pares, denunciar supuestas persecuciones políticas en razón de sus “opiniones” a favor de la lucha armada y la revolución socialista.

Escribe ahora en Anncol Horacio Duque Giraldo que la marcha del 9 de abril es una forma de ponerle masas a la Marcha Patriótica y de apoyar la posición “programática” de los delegados de las Farc en La Habana[1].

No era gratuito el respaldo que las Farc ofrecieron a Petro con ocasión de la propuesta de revocatoria de su mandato iniciada desde enero por amplios sectores de Bogotá como oportunamente lo señalamos en este espacio[2]; las Farc calificaron entonces la iniciativa popular como un golpe de estado de las oligarquías y sus medios de comunicación, de la misma manera como lo hicieron cuando la multitudinaria marcha en su contra del 4 de febrero de 2008 cuya respuesta fue la pírrica respuesta de Iván Cepeda del 16 de marzo del mismo año.

Ayer como hoy, las Farc pretenden contrarrestar el rechazo unánime del pueblo colombiano engañándolo para probar ante la comunidad internacional que cuentan con algún respaldo popular. Ya veremos en la marcha programada por Petro a los empleados del Distrito Capital forzados a ser parte de la misma al mejor estilo chavista, por lo pronto Petro ya tiene compradas las conciencias de los sindicatos que los representan como se ha evidenciado en el silencio, cuando no en el apoyo de sus alocados y disparatados programas de desgobierno.

El vocero de las Farc en Anncol, Duque Giraldo, recurre a la tergiversación de la historia para decir que: El 9 de abril, fecha histórica para los colombianos, que permite recordar una tragedia de hondas repercusiones en el devenir nacional y político, en que cayo asesinado por las oligarquías el caudillo liberal Jorge Eliecer Gaitán, se realizará una marcha sobre Bogotá, de cientos de colombianos para refrendar el proceso encaminado a superar el conflicto social y armado y construir una paz estable y duradera. Sindicatos, organizaciones agrarias (Fensuagro), asociaciones populares, estudiantes, mujeres, indígenas, afrodescendientes, profesores, estudiantes y otras expresiones de la sociedad civil se han concertado para ponerse en movimiento y demostrar su voluntad en favor de los diálogos y la solución negociada de la guerra civil nacional

En primer lugar, en estos 50 años de agresión narcoterrorista del comunismo y las Farc jamás ha sido reconocida, conforme al derecho internacional humanitario, una guerra civil en Colombia, en tanto ni las Farc ni los comunistas han podido representar siquiera al 1% de los habitantes del país. No es la acción propagandística de los aparatos políticos y los apologistas de las Farc las que determinan esa representación. Fensuagro, por ejemplo, sólo representa los intereses de los funcionarios pagados por el PCC y el PC3, testaferros de la narcoguerrilla.

Y no hay mucho que decir del poder de convocatoria de los otros organismos mencionados por Duque Giraldo, salvo aquellos que presionados por las armas de las Farc sean trasladados a Bogotá para mostrar que son parte de la “masa” de la Marcha `Patriótica’, para después ser dejados a la deriva en la capital como conoció el país ese 16 de marzo de 2008, obligándolos a recurrir a la caridad pública para retornar a sus lugares de origen.

La realidad es que las asociaciones populares, estudiantes, mujeres, indígenas, afrodescendientes, profesores, estudiantes y otras expresiones de la sociedad civil conscientes de la irracionalidad de la guerra declarada por los comunistas y las narcoguerrillas contra el pueblo colombiano desde los años 50 se expresaron el 4 de febrero de 2008 y multitudinariamente van a volver a hacerlo este 15 de febrero de 2013 en Colombia y en el mundo entero, pese a no contar con el apoyo de Juan Manuel Santos y sectores de la prensa que él maneja muy bien.

ColombiaOpina  08 Feb, 2013

Notas Relacionadas






0 Comentarios


Se el primero en comentar!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *