Metro en Bogotá | Movilidad en Bogota
Metro en Bogotá

DESTACADAS

Abril 18, 2017

Peñalosa responde a quienes lo critican

More articles by »
Written by: Metro en Bogotá
Etiquetas: ,

Con un formidable equipo, en el cual predominan las mujeres, el alcalde de Bogotá, Enrique Peñalosa, reconstruye la ciudad que Samuel Moreno dejó destrozada y arruinada, y en donde Gustavo Petro, por hacer populismo para armar su candidatura presidencial, no puso ni un ladrillo y montó costosos e inconvenientes contratos.

Pero mientras los enemigos políticos de Peñalosa lo postran en las encuestas, el alcalde, con casco y en bicicleta, recorre los barrios de la ciudad para hablar con la gente, conocer sus necesidades y ver con sus propios ojos qué pasa en cada sector. Y aunque muchos lo critican por ocuparse tanto del futuro de la ciudad, el mandatario continúa planeando el desarrollo de una metrópoli que por fuerza sigue extendiéndose.

Quienes reprueban a Peñalosa –“Me odian porque sí, pues no le he hecho mal a nadie”, dice– están empeñados en revocarlo. Y como no existen razones que justifiquen la revocatoria, sus enemigos recurren a la mentira.

“Inventaron que inventé un diploma en mi hoja de vida y eso es falso. No inventé nada, no necesito hacerlo –dice Peñalosa–. Hice estudios avanzados en Administración Pública en un programa de 11 meses en la Universidad de París y esa es la discusión. Y porque fui presidente ad honorem de la junta directiva del Instituto de Desarrollo Alternativo de Nueva York, prestigiosa entidad que promueve en China, India y otro países el transporte sostenible, dicen que vendo buses. Esa es otra calumnia. Ni vendo buses ni Bogotá los compra. Los operadores de TransMilenio compran los buses que quieran”.

La hoja de vida de Enrique Peñalosa ya la quisieran muchos. Graduado en Economía e Historia en Duke University y con estudios de Administración Pública en la Universidad de París, trabajó en la Asociación Nacional de Instituciones Financieras (Anif) como investigador económico. Fue director de planeación de Cundinamarca, vicepresidente administrativo y comercial de la Empresa de Acueducto y Alcantarillado de Bogotá, decano de la Facultad de Administración del Externado y secretario de Economía en el gobierno del presidente Virgilio Barco.

Fue también representante a la Cámara, director del Instituto Colombiano de Ahorro y Vivienda, director ejecutivo de la firma Arthur D. Little de Colombia y consultor internacional en urbanismo.

En 1998 fue elegido Alcalde de Bogotá y durante el primer año, enemigos gratuitos quisieron revocarlo. Pero en dos años transformó a la capital y salió con altísima popularidad.

“Creamos TransMilenio, hicimos bibliotecas y colegios de lujo, inventamos los colegios por concesión, compramos lotes para parques, hicimos aceras, que no había, rehabilitamos barrios e hicimos ciclorrutas, una innovación mundial. Hoy, por un habitante que va en carro, tres van en cicla. Hace 20 años las implementamos y le han servido mucho a la ciudad”, dice el Alcalde.

En el 2008, por tercera vez, Peñalosa aspiró a la Alcaldía de Bogotá. ¡Pero ganó Samuel Moreno! En el 2012 reincidió y fue derrotado ¡por Gustavo Petro!

Peñalosa fue Alcalde de Bogotá en 1998 y, durante su primer año, también quisieron revocarle el mandato.

‘Revivimos el metro

Elegido por fin en el 2016, inició su tarea de inmediato. “Fue un arranque difícil –dice Peñalosa–. La ciudad estaba sin cinco, endeudada hasta la coronilla y con muchos problemas, pues durante 15 años en Bogotá no se hizo casi nada.

“Nosotros destrabamos proyectos de vivienda y esta aumentó 35 por ciento.

Revivimos el metro, pues no es cierto que estuviera listo. El sistema de transporte estaba quebrado y era imposible hacer un metro subterráneo, aun sin sobrecostos.

Por eso diseñamos un metro elevado, que se puede hacer con menos costos y menos riesgos. Aseguramos los recursos del Gobierno, creamos la Empresa Metro y nombramos gerente a Andrés Escobar, la persona que más sabe de renovación urbana. Habrá grandes desarrollos urbanos alrededor de las estaciones del metro y este tendrá líneas alimentadoras de TransMilenio, para mover el doble de pasajeros que movería un metro subterráneo.

“Habrá TransMilenio por la carrera 7.ª, con estación subterránea en la calle 72. Será la democratización de la movilidad. Pues los ciudadanos más ricos de la ciudad, los que viven de la calle 70 a la 120 y en sus alrededores, tendrán que usar TransMilenio, porque este hace en 20 minutos el recorrido que en un carro particular se realiza en hora y media. Critican a TransMilenio, pero los alcaldes lo siguen construyendo. Es la mejor solución y por eso trabajamos a toda máquina. Los desarrollos que no pueden atenderse con trasporte masivo son graves para Bogotá, pues entran miles de carros adicionales”.

Dice el Alcalde que un primer paso fue limpiar la ciudad. “Había postes y muros llenos de afiches y pasacalles por todas partes. Todo eso lo quitamos y borramos grafitis horrorosos. Pero en sitios permitidos los contratamos. Retiramos vendedores ambulantes del espacio público y centenares se han reubicado. Ampliamos los programas de capacitación y los servicios sociales para adultos mayores.

Iluminamos más de 300 parques y sacamos a los vendedores de drogas. Para diversión de los niños, hicimos cinco canchas en pasto sintético, una revolución en cuanto a calidad. Y haremos 30 más. También en pasto sintético, haremos 100 nuevas canchas de fútbol. La idea es estimular el deporte para alejar a niños y jóvenes de la droga”.

Para él es increíble que, en 15 años, no hubieran hecho nada en el ‘Bronx’, un antro de corrupción, prostitución, drogas, robos y crímenes en pleno centro de la ciudad. Daniel Mejía, secretario de Seguridad, y fuerzas especiales de policía sacaron del ‘Bronx’ a más de 3.000 personas, entre ellas niños y niñas, que volvieron a sus hogares o están en manos de ICBF. “Muchos adultos se están rehabilitando y la Secretaría de Integración atiende en lo posible a los habitantes de la calle que aceptan ayuda. La gente que vive en Los Mártires está feliz. Los delitos han caído 70 por ciento”.

Según Peñalosa, “se han hecho diseños viales, como nunca en el país, indispensables para prolongar la 14 hasta Usme, hacer la Boyacá, la Ciudad de Cali, la ALO de Soacha a Mosquera, ampliar la autopista Norte, hacer la 7.ª de cuatro carriles hasta La Caro, etc. Y como en esta administración la política educativa es prioritaria, reconstruimos 32 colegios y construiremos 30 nuevos, con altos estándares de calidad, para los niños más pobres.

“Y en el sector salud, la revolución es total. En los últimos 10 años no aumentaron ni una cama –dice el Alcalde–, pero nosotros reabrimos el hospital San Juan de Dios, redujimos el hacinamiento en urgencias, reorganizamos 22 hospitales y construiremos otros seis. Creamos la figura de Centros de Atención Prioritaria (CAPS) y ya abrimos 10”.

El tema de la reserva Van der Hammen ha sido polémico. Y como el alcalde no ha defendido con tacto sus propuestas, la confusión creció y aumentaron las críticas.

Pero Peñalosa se defiende: “Dicen que queremos urbanizar el norte, y eso es mentira”.
De la reserva propone comprar 700 hectáreas, pero ¿en dónde está ese dinero? “Nadie sabe y en el norte no hay ni un centímetro de tierra pública. Si mucho, 7 hectáreas de árboles. Nuestra propuesta es casi triplicar el área de la reserva; o sea, pasar de 700 a 1.800 hectáreas. Es decir, 18 veces el parque Simón Bolívar o 150 veces el parque de El Virrey.

“Esto sería el gran triunfo de quienes proponen la Van der Hammen, pues no se quedaría en el papel, el área se triplicaría y la reserva quedaría hecha de verdad, no sería una teoría. Pero no es la Alcaldía, sino la CAR la que decide qué se debe hacer”.
Otra propuesta de Peñalosa es Ciudad Lagos de Torca. Se construirá entre las calles 193 y 245, desde la carrera 7.ª hasta la Boyacá. Son 1.800 hectáreas. En este modelo, los dueños de la tierra y los constructores hacen y pagan las estructuras. Y pueden construir si contribuyen con espacios públicos de alta calidad: aceras de 12 metros en vías centrales, parques, alamedas, ciclorrutas. “Será espectacular”, dice el alcalde.

En cuanto al Sistema Integrado de Transporte Público (SITP), la situación sigue complicada –dice el mandatario–. Fue un sistema mal diseñado y mal implementado y tiene líos financieros y deudas gigantescas. Los subsidios valen 700.000 millones de pesos al año. Pero estamos trabajando ese problema”.

Sobre la venta de ETB , que ya fue aprobada, sigue la bulla del sindicato y de los enemigos del mandatario. “La empresa estaba perdiendo, y competir en un mercado en el que cada vez se pierde más dinero era una locura –agrega–. No podíamos esperar a que la ETB desapareciera como desapareció Telecom, y al Gobierno no le quedó nada. Con la venta de ETB haremos colegios, hospitales, jardines sociales.

Quienes siguen oponiéndose armaron un cabildo abierto para insultarnos por aprobar la venta”.

A grandes rasgos, esto es lo que está haciendo Enrique Peñalosa. Y, por lo visto, son Petro y sus amigos quienes quieren revocarlo. Así lo dice en EL TIEMPO, el 5 de marzo, el exministro Guillermo Perry: “Detrás de la campaña por la revocatoria se advierten las orejas de lobo de Petro, quien haría su campaña presidencial en hombros de quienes no les gusta Peñalosa”.

Notas Relacionadas






0 Comentarios


Se el primero en comentar!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *