Metro en Bogotá | Movilidad en Bogota
Metro en Bogotá

DESTACADAS

Octubre 6, 2015

Editorial: Bogotá no va bien

More articles by »
Written by: Metro en Bogotá
Etiquetas:

Los resultados de la encuesta del programa ‘Bogotá, cómo vamos’, revelados esta semana, no son nada alentadores. Por el contrario, confirman lo que el común de la gente percibe de su ciudad: desencanto y pesimismo.

De entrada, hay que advertir que el estudio no se hace para que le agrade al Alcalde ni para desconocer los esfuerzos de un gobierno. Obedece, estrictamente, al interés de ‘Bogotá, cómo vamos’ y sus auspiciadores de medir el grado de satisfacción o no de los habitantes de la ciudad frente a temas relevantes para su calidad de vida.

En ese orden de ideas, el estudio de Cifras y Conceptos, que se viene ejecutando hace más de 15 años y ha permitido construir una envidiable tabla de indicadores sociales, facilita comparar avances y retrocesos en las metas que se imponen las administraciones. Y esa comparación, por supuesto, puede generar cierta irascibilidad entre quienes pretenden ocultar el sol con las manos.

La encuesta devela que 7 de cada 10 bogotanos piensan que las cosas en la capital no van por buen camino; menos del 50 por ciento ven la ciudad como un lugar ideal para vivir, y la mitad no se siente orgullosa de ella. La gente le achaca la responsabilidad a la cabeza del Gobierno, cuya favorabilidad cae 17 puntos respecto al año pasado y se ubica en 32 por ciento. Mayoritariamente, la gente no confía en su gestión.

Que la ciudadanía considere que el Gobierno debe preocuparse mucho más por temas como salud, educación y empleo es significativo, pues querría decir que allí se han venido aplicando políticas que la gente desea que se mantengan.

No ocurre lo mismo con seguridad y movilidad, dos asuntos con los que no se ha podido lidiar. La percepción de inseguridad sube 7 puntos (59 por ciento) frente al 2014. En el 2008 esa cifra era del 24 por ciento. Y lo explican fenómenos como el atraco, el microtráfico, el asalto en el bus, etc.

Es mezquino señalar a los medios de comunicación –como lo ha hecho el alcalde Gustavo Petro– de estar auspiciando esa mala percepción, cuando han sido la falta de políticas claras y ese divorcio entre autoridades los que no permitieron construir, en cuatro años, una estrategia que protegiera a los ciudadanos de los criminales.

Yerra Petro cuando asegura que la inversión social ha traído mayor seguridad a sectores populares. Son, precisamente, esos sectores los que hoy dicen lo contrario. Apenas el 27 por ciento de quienes pertenecen a estratos 1 y 2 se sienten seguros en el barrio, mientras que el 72 por ciento de los estratos altos sí lo aceptan. Y es de notar que el 55 por ciento de los más pobres de Bogotá creen que se hace poco o nada por mejorar la seguridad de su entorno. No se puede pasar por alto que en el centro y suroccidente es donde se presentan las mayores caídas de la gestión de Petro y la del Gobierno.

Todo lo anterior confirma que los avances sociales deben compaginar con una ciudad que brinde comodidades para vivirla y disfrutarla; sin miedo, sin obstáculos y en donde la autoridad sea la principal garante del derecho que tiene la gente a convivir en ella.

En menos de tres meses habrá cambio de gobierno en Bogotá. Y todas las campañas deberían analizar con cuidado la encuesta del programa ‘Cómo vamos’, porque allí están varias de las claves para enderezar temas que sin duda redundarían en un mayor bienestar para los habitantes de la capital.

El Tiempo

Notas Relacionadas






0 Comentarios


Se el primero en comentar!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *