Metro en Bogotá | Movilidad en Bogota
Metro en Bogotá

DESTACADAS

Agosto 1, 2012

Los que han dejado la guardia ‘petroriana’

More articles by »
Written by: Metro en Bogotá
Etiquetas:

En menos de siete meses, y por diversas razones, han dejado la administración Distrital al menos diez altos funcionarios, la mayoría de ellos pertenecientes al círculo más cercano del alcalde Gustavo Petro. Esta es la cronología y los motivos de sus salidas.

Por diferentes razones el alcalde de Bogotá, Gustavo Petro, se ha venido quedando solo. Al menos en su círculo más cercano, luego de que, por diversas razones, varios de sus hombres y mujeres más próximos en la administración de la ciudad han decidido, unos, o han tenido, otros, que apartarse de los cargos para los que habían sido nombrados.

En la lista están Antonio Navarro; el hoy exsecretario general, Eduardo Noriega; y el que se consideraba su mejor amigo, Daniel García-Peña. Los tres abandonaron el gabinete en menos de los siete meses que lleva Petro en el poder.

Archivo Semana / Exfuncionarios de la Alcaldía.

Hay quienes consideran que esa situación es consecuencia directa de que el alcalde, por su carácter desconfiado, tomó la decisión política de gobernar solo con su círculo más cercano, conformado en la mayoría de los casos por personas que comparten su ideología y su militancia en la izquierda, pero que al mismo tiempo no tienen el perfil técnico o el bagaje en la administración pública para resolver los problemas de la ciudad. Fue así como varios de ellos decidieron apartarse ante la presión del mandatario.

El concejal del Partido Verde, Antonio Sanguino, considera que Petro formó un “comité central dejando atrás la meritocracia”. Y agrega, “de continuar así, el alcalde tendrá que acudir a la segunda o tercera línea con gente menos fogueada y menos diestra políticamente. Eso es un riesgo para la ciudad”.

La segunda consecuencia de las salidas de funcionarios del circulo más cercano del alcalde es que se afecta la calidad en la gestión pública. Para la directora de Bogotá Cómo Vamos, Alexandra Rodríguez, los cambios hacen que se retracen las metas propuestas, ya que con la salida de las cabezas de las entidades vienen los cambios de funcionarios, “por lo que hay que volver a hacer el proceso de aprendizaje”.

En conclusión, dicen fuentes consultadas por Semana.com, sin importar la razón de la salida, ya sea incompatibilidad con el mandatario o razones personales, lo cierto es que la ciudad se afecta sobretodo cuando se puso en marcha un Plan de Desarrollo ambicioso. Además es claro que Petro se está quedando sin sus fichas más sobresalientes y eso tiene efectos innegables sobre su administración. Al fin y al cabo, se debilita la “guardia petroriana”.

El día a día de las renuncias

27 de julio: Eduardo Noriega, secretario General de la Alcaldía de Bogotá, presentó la carta de renuncia a su cargo. Tomó La decisión para atender un proceso judicial que le adelanta la Fiscalía. Tras la carta, Noriega aseguró que se iba “para no someter a la administración Petro a cuestionamientos”.

16 de julio: Guillermo Asprilla. No ha renunciado pero su futuro depende de la Procuraduría General, luego de que le abrió una investigación contra Asprilla, actual secretario de Gobierno, por haberse posesionado al tener una presunta inhabilidad para ejercer cargos públicos. Frente a la posibilidad de abandonar el cargo para responder por el proceso en el Consejo de Estado, Asprilla señaló en su oportunidad que esa era una decisión de Petro. “Hay que poner eso en consideración del señor alcalde”, resaltó.

15 de junio: Daniel García-Peña. Con una sentida carta, el entonces director de Relaciones Internacionales del Distrito presentó su renuncia irrevocable al cargo. Tomó la decisión luego de conocer que el alcalde Petro le había aceptado la renuncia a su esposa, María Valencia, quien era la secretaria de Hábitat. “En la política, las formas son de fondo. No basta tener los principios correctos ni la razón científica. Un déspota de izquierda, por ser de izquierda, no deja de ser déspota”, le escribió García-Peña a Petro.

13 de junio: María Valencia. Aunque se preveían cambios luego de que los 12 secretarios del Distrito renunciaran de manera protocolaria, el alcalde aceptó que la secretaria de Hábitat, María Valencia Gaitán, ya no hiciera parte del gabinete. Ella era la encargada de uno de los programas bandera de la administración, la revitalización del centro ampliado. En esa oportunidad no hubo explicaciones por parte de Petro. También salieron los secretarios: Consuelo Ahumada, Margarita Flórez y Jorge Pulecio, a cargo de Integración Social, Ambiente y Desarrollo Económico, respectivamente.

14 de mayo: William Fernando Camargo. De manera inesperada, el subsecretario de movilidad, William Fernando Camargo, quien manejaba temas gruesos en la entidad, entre ellos el ‘pico y placa’, los estacionamientos y el Sistema Integrado de Transporte Público (SITP), entregó la carta de renuncia y argumentó “motivos personales”.

11 de mayo: José Miguel Sánchez. Esta es una salida frustrada, pues el director del Instituto Distrital para la Participación y Acción Comunal (IDPAC), José Miguel Sánchez, le entregó la renuncia a Petro, pero fuentes cercanas a la Alcaldía aseguraron que el alcalde le pidió que no se fuera. Ante la insistencia Sánchez aceptó quedarse.

24 de abril: Carlos García. En una sesión del Concejo, el alcalde de Bogotá, Gustavo Petro, anunció que el entonces gerente de Transmilenio, Carlos García, se retiraba de la entidad por un problema de salud. En entrevista con Semana.com García negó la versión de Petro. “No estoy sufriendo de ninguna afectación importante y gozo de buena salud. Yo soy de la idea de que uno llega a un punto en el cual se cumple un ciclo y debe irse”.

30 de marzo: Antonio Navarro. En medio rumores por una presunta discusión entre el alcalde Petro y el entonces secretario de Gobierno, Antonio Navarro, se conoció la renuncia del considerado ‘cerebro’ del Distrito. Ese día en una rueda de prensa Navarro negó que existieran conflictos internos dentro del gabinete del alcalde Gustavo Petro. “Lo hago por motivos estricta, exclusiva y únicamente personales”, dijo. El cargo quedó vacante por un mes luego de que este fue ofrecido a varias personas que lo rechazaron. A este llegó el exdirector de la Unidad Administrativa Especial de Servicios Públicos (UAESP) y exmilitante del M-19, Guillermo Asprilla.

14 de marzo: Carlos González Puche. Aunque la Alcaldía alcanzó a expedir el decreto del nombramiento de director del Instituto Distrital de Recreación y Deporte (IDRD), este declinó. Fueron varios los argumentos que entregó sobre su decisión, uno de ellos es que esa entidad tenía serios problemas en la contratación y que existía la posibilidad de que le pidieran “favores”. Además señaló que lo llamaron mucho para solicitarle puestos. No dijo quién o quiénes.

13 de marzo: funcionarios de Transmilenio. Los bloqueos y desmanes que se presentaron en el sistema Transmilenio el 10 de marzo produjeron la salida de seis altos funcionarios del sistema. Ese día dejaron el cargo el subgerente, Fernando Rojas; el director operativo, Mario Valbuena; y el director financiero, Rigoberto Lugo. A ellos se sumaron la encargada de desarrollo de negocios, Martha Lucía Gutiérrez; la subgerente técnica, Sandra Ángel, y la jefe de la oficina jurídica, Clara Elena Zabaraín.

9 de febrero: Paul Bromberg. El exalcalde, quien iba a asumir la dirección de la Veeduría Distrital, declinó la designación tras considerar que el alcalde Petro quería imponerle un amigo del mandatario como asesor. En esa oportunidad criticó la gestión del alcalde Gustavo Petro al decir que “la discusión con Petro es sobre la corrupción, para que a usted no lo acusen de corrupto, pues no parezca”.

Semana / 30 de julio 2012

 

Notas Relacionadas






0 Comentarios


Se el primero en comentar!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *