Metro en Bogotá | Movilidad en Bogota
Metro en Bogotá

DESTACADAS

Enero 17, 2017

“Transmilenio también renovará a Soacha”: Jorge Rey, gobernador de Cundinamarca

More articles by »
Written by: Metro en Bogotá
Etiquetas:

El martes, con la firma de un documento Conpes, la Nación ratificó su apoyo, con $15,2 billones, a tres megaobras para mejorar la movilidad de Bogotá y Cundinamarca: el metro elevado para Bogotá, el Regiotram y las fases II y III de Transmilenio para Soacha.

Solo falta estructurar la licitación para empezar la expansión de ese sistema en dicho municipio, a donde llegará con mejoras de espacio público. Y con un par de estudios que están en marcha, Regiotram estaría listo para ser licitado.

Esta última fue la más beneficiada, pues garantizó los recursos que permitirán licitarla este semestre. Lo del Tren de Cercanías también es importante después de que se llegó a pensar que el proyecto estaba embolatado.

Jorge Rey, gobernador de Cundinamarca, será una de las cabezas de estas dos megaobras. En diálogo con El Espectador contó que, aunque el Regiotram no va tan avanzado como las fases II y III de Transmilenio en Soacha, espera que la obra sea adjudicada a comienzos de 2018. Entre otras cosas, se refiere a los proyectos para mejorar las vías de acceso a Bogotá.

¿Cómo ve el Conpes que se firmó el martes?

 

Es un Conpes con carne. Nos brinda un cronograma claro para ejecutar tres megaobras, dos de ellas claves para Cundinamarca.

¿Cuándo adjudicarán las fases II y III de TM en Soacha?

Esperamos comenzar la licitación en agosto para adjudicar el contrato en septiembre. Ya están los estudios y diseños de detalle. Tenemos todos los elementos técnicos para contratar y un convenio que firmamos la semana pasada con la Financiera de Desarrollo Nacional por $1.600 millones, para estructurar la licitación. Con esta obra movilizaremos 40.000 pasajeros por hora. Pero no solo mejorará la movilidad. Habrá un proceso de renovación urbana en Soacha con parques lineales, ciclovía y andenes.

¿Cómo financiarán la obra?

Para las fases II y III de TM en Soacha habrá una inversión de $630.000 millones. El 70 % de esos recursos los pondrá la Nación, que ya dio su aval fiscal para comprometernos en procesos contractuales. Los recursos restantes los pondrán Soacha y Cundinamarca, el 15 % cada uno. A Soacha se le van a valer los predios del patio portal, avaluados en $40.000 millones, como parte de su inversión. El resto del dinero saldrá de vigencias futuras.

¿Cuándo estará lista la obra?

El tiempo de ejecución será de dos años y medio. Así que esperamos entregar la fase II en 2019 y la III hacia finales de 2020.

¿Qué quedaría faltando para mejorar la movilidad en Soacha?

Con la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI) trabajamos para ampliar la Avenida Longitudinal de Occidente (ALÓ) desde el sector de Canoas, en Soacha, hasta la calle 13, en Bogotá. Eso está todavía en etapa de prefactibilidad, que esperamos concluir en menos de tres meses. La obra la financiaría en un 40 % el Distrito y el resto, Cundinamarca. También estamos mirando con la ANI una propuesta para hacer un viaducto entre Soacha y Bogotá. Con esos proyectos solucionaríamos en gran medida la movilidad de ese municipio.

A diferencia del TM a Soacha, el Regiotram no va tan avanzado

Estamos adecuando el proyecto a dos inquietudes de la Alcaldía de Bogotá. Una es sobre los estudios de demanda, que esperamos queden actualizados en mayo. La otra es sobre los estudios de las intersecciones, que estarían listos también en mayo o junio. Luego vendría la aprobación de un Confis, que le dará aval fiscal al proyecto. Con eso podríamos adjudicar el Regiotram en el primer semestre de 2018.

¿Cómo lo van a financiar?

Regiotram movilizará a 250.000 personas por día. Tendría 12 estaciones en el Distrito, en Fontibón, que lo conectarían con el centro, además de hacerlo con Facatativá, Madrid, Funza y Mosquera. El 70 % de la inversión ($5,5 billones) será privado, a través de alianzas público privadas en las que se les concederá la operación del Regiotram por 30 años. De los recursos restantes, el 70 % ($955.000 millones) los pondrá la Nación y el otro 30 % ($450.000 millones), la Gobernación de Cundinamarca.

Otro problema compartido entre Bogotá y Soacha es el de los accesos a la ciudad.

Sí, y justo se acaba de firmar Acceso Norte, como se denominó la ampliación de la Autopista Norte y la segunda calzada para la Séptima. Esa sería la primera fase de la obra, entre el puente de La Caro, en Chía, y la calle 245. Ahora esperamos la fase II, que le corresponde al Distrito: la ampliación del resto de la vía. La idea es que las dos obras se encuentren en el tiempo y así el tráfico no se embotellaría de nuevo al entrar a la parte de la vía en Bogotá. El alcalde Peñalosa dijo que antes de tres meses presentarán la propuesta. Por nuestra parte, en abril comenzarán las obras de Acceso Norte, que incluyen la construcción de la troncal de Los Andes, para sacar el transporte de carga del casco urbano de Chía.

¿Y los otros accesos?

En el corredor occidental necesitamos ampliar la capacidad de las vías de integración con Bogotá. Estamos en estudios para conectar Funza con la Avenida de las Américas. Sería un gran proyecto que queremos dejar en ejecución. También estamos analizando la situación del corredor oriental. Si todo sale como está presupuestado, antes de terminar mi cuatrienio dejaríamos todos los accesos mejorados.

Usted tuvo desencuentros con Peñalosa por la idea de llevar el metro a Mosquera. ¿Qué pasó con esa propuesta?

El alcalde me manifestó hace poco la intención de hacerle una propuesta a Mosquera para ubicar allí los patios talleres del metro, en un punto distante del casco urbano, en unos potreros. Cuando oficialice esa idea, la estudiaremos para ver si genera ventajas para la región.

Notas Relacionadas






0 Comentarios


Se el primero en comentar!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *