Metro en Bogotá | Movilidad en Bogota
Metro en Bogotá

DESTACADAS

Agosto 1, 2017

¿Por qué la urgencia de construir Transmilenio por la Carrera Séptima?

More articles by »
Written by: Metro en Bogotá
Etiquetas: ,

Tan estratégica como concurrida. Así es la carrera Séptima que, a lo largo de sus 24,7 kilómetros, alberga sobre ella o en sus calles vecinas gran parte del sector empresarial y financiero del país.

Las sedes de nueve entidades financieras (como Banco de Occidente, Itaú, Colpatria, Bancolombia o la Bolsa de Valores de Colombia), los edificios de 22 grandes empresas (entre las que se destacan Ecopetrol, Pedro Gómez y Cía y Terpel), ocho universidades (Javeriana, Rosario, Santo Tomás y Francisco José de Caldas), 11 colegios, nueve entidades públicas, siete clubes o centros comerciales y al menos 10 sitios de interés cultural se alojan en la antigua Calle Real, la avenida más famosa del territorio nacional.

Esta masa crítica de entidades es la que hace urgente el desarrollo de una troncal de Transmilenio por la carrera Séptima, que no solo beneficiará a 693.000 habitantes de las localidades que son atravesadas por esta icónica avenida (Santa Fe, Chapinero y Usaquén), sino también a quienes se desplazan a una de las sedes ubicadas en el corredor para ir a sus trabajos diariamente.

Ómar Oróstegui, director de Bogotá Cómo Vamos, destacó que “debemos considerar que la Séptima es un corredor estratégico de la ciudad: allí convergen diferentes actores, como el sector financiero, el académico y el empresarial; y cualquier intervención debe tener mucho cuidado en la planeación”.

De acuerdo con el diagnóstico del POT hecho por la Secretaría de Planeación, se lleva un registro de 692.447 entradas en Transmilenio (entre las 4:30 a.m. y las 8:30 a.m.), “la mayor parte de las cuales implican desplazamientos hacia los centros de actividad y producción de la ciudad que se aglomeran sobre la Avenida Calle 13 y entre las Avenidas Carrera Séptima y Caracas”.

Esta tendencia se repite en el sentido contrario en las tardes, lo que convierte a esta avenida en un punto crítico de movilidad, con la necesidad de adoptar un medio de transporte masivo que también sea exclusivo.

Para la Administración Distrital, la adecuación de esta vía es fundamental, pues “hay que revitalizar la Séptima”, como destacó la directora del Instituto de Desarrollo Urbano (IDU), Yaneth Mantilla, al dar a conocer los estudios del proyecto.

La funcionaria consideró que hoy un recorrido por este corredor vial puede tardar hasta dos horas, dependiendo de la zona de la ciudad desde donde se tome  el medio de transporte y el número de transbordos. Duración que se reduciría hasta los 55 minutos de construirse la troncal, según los estudios vigentes.

Serán 20 kilómetros los que contarán con este sistema de transporte, partiendo desde la calle 32 (antes de ese punto hay Transmilenio por la carrera Décima) llegando a la calle 200, tramo que tendrá 21 estaciones, con las cuales se espera mover a cerca de 26.000 personas por hora en cada sentido.

Además, con la disminución del número de buses que transitan por esa zona (hoy se mueven cerca de 15.000 pasajeros por hora en cada sentido, en 1.500 buses), se espera mejorar la velocidad promedio y que llegue a 23 km/h, solo usando 150 buses, 10% del volumen actual.

LOS CONTRASTES

  • OMAR ORÓSTEGUIDIRECTOR DE BOGOTÁ CÓMO VAMOS

    “La Séptima es un corredor estratégico de la ciudad; allí convergen diferentes actores, como el sector financiero, el académico y el empresarial”.


  • EDUARDO SARMIENTODIR. CIE DE LA ESCUELA DE INGENIERÍA JULIO GARAVITO

    “El metro desemboca en una serie de Transmilenios, como el de la Séptima y de la Caracas, todo eso va paralelo y lo que va a hacer es quitar espacio”.

Para el experto, “el metro desemboca en una serie de Transmilenio, como el de la Séptima y el de la Caracas, todo eso va paralelo y lo que va a hacer es quitar el espacio de los otros medios de transporte, terminando el sistema de cierta manera inadecuado”.

El experto agregó que “habrá una congestión monumental y va a resolver a medias el problema de desplazamiento”. Sarmiento también quien piensa que el sistema debería funcionar a través de una línea arterial de metro, con conexiones a partir de Transmilenio.

Otro punto clave del proyecto, tal como señaló Oróstegui, tiene que ver con el espacio público que será intervenido durante la construcción.

En este sentido, la alianza por la carrera Séptima, en la que participan las universidades Javeriana y El Bosque, la Cámara de Comercio de Bogotá, entre otras entidades, destacó propuestas para el Distrito, como un manejo adecuado del espacio público, con espacios comerciales cerca a las estaciones, además del manejo ambiental y entorno urbano como parte de los ejes de discusión.

Además, se han elevado inquietudes en torno al nombre de las estaciones, que deberían simbolizar la historia, la cultura y un cuidado para el paisaje de esta avenida tradicional.

El nuevo POT Distrital proyecta terminar las 11 troncales faltantes de Transmilenio

Notas Relacionadas






0 Comentarios


Se el primero en comentar!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *