Metro en Bogotá | Movilidad en Bogota
Metro en Bogotá

DESTACADAS

Marzo 10, 2015

Proponen dejar de construir vías nuevas para arreglar las actuales

More articles by »
Written by: Metro en Bogotá
Etiquetas:

Cambiar las prioridades para invertir la plata de las vías en arreglar las que están dañadas, antes que en construir unas nuevas, propuso el director del Instituto de Desarrollo Urbano (IDU), William Camargo, en el marco de un foro de pavimentos que se realiza hoy en Bogotá.

El funcionario explicó a ELTIEMPO.COM en qué consiste la propuesta y los alcances que tendría en la malla vial de la ciudad, cuyo costo de mantenimiento sube hoy en medio billón de pesos por año, debido a la falta de inversión.

Por no mantener las vías, el costo de arreglarlas está subiendo medio billón de pesos al año.

Por no mantener las vías, el costo de arreglarlas está subiendo medio billón de pesos al año.

¿Cómo es la propuesta de que Bogotá debería dedicarse a mantener las vías, antes que a construir nuevas?

Lo que estamos haciendo es una evaluación. Tenemos la inversión que en los últimos años se ha hecho en construcción y mantenimiento. Las estadísticas son contundentes: por cuanto tenemos alrededor de 15.600 kilómetros por mantener, parece razonable que hagamos un mayor esfuerzo en invertir en mantenimiento. No implica que las obras se dejen de hacer, pero sí aumentar la inversión que anualmente está haciendo la Administración y la ciudad en mantenimiento de la malla vial, y menos en inversión en vías nuevas.

¿Cómo son las proporciones hoy en mantenimiento y nuevas obras?

Por poner solo una referencia: el año pasado se hizo una inversión de un billón de pesos para obras nuevas y este año tenemos una estimación de 780.000 millones de pesos para obras nuevas, entre las cuales está el tema predial y de obras. Y para mantenimiento, entre la Unidad de Mantenimiento Vial y el IDU tenemos alrededor de 280.000 millones de pesos para inversión.

En el promedio, en los últimos 10 años, hemos invertido una séptima parte en el mantenimiento y el resto en construcción de vías nuevas. Y en el balance, estamos sumando en el año, fácilmente 10, 12 kilómetros de vías nuevas, en el mejor de los casos, y estamos dejando de mantener 15.600 kilómetros. Entonces, la reflexión es, como sociedad, cuál debería ser la mejor inversión de recursos, sabiendo que tenemos del orden del 40 por ciento, del promedio de las tres mallas (local, intermedia y arterial) en mal estado y el 20 por ciento en regular estado.

¿La idea es que destinemos cuánta plata al arreglo vial?

Esa es parte de la discusión que como sociedad estamos proponiendo. Si la ciudad tiene para invertir anualmente un billón o billón y medio de pesos, la pregunta es ¿cuál debería ser la proporción destinada al mantenimiento?

Nosotros estamos convencidos, por el déficit que estamos administrando, que debería ser del orden del 60 o 70 por ciento para mantenimiento, y 20 al 30 por ciento para construcción. Es más, si se aumenta esa proporción, podríamos muy rápido disminuir el déficit que hoy está en 10,6 billones de pesos, y en 11,7 billones si incluimos las vías rurales.

 

¿Es una decisión política?

Es una decisión que depende de una discusión como sociedad, no es una decisión técnica. Nosotros simplemente ponemos en evidencia las cifras y presentamos los resultados de los programas de inversión que se han hecho en los últimos años, y presentamos el estado de la malla vial actual, haciendo una invitación a la sociedad, de cómo invertimos los recursos para mantener de mejor forma la malla vial que es por la que circulamos de manera cotidiana todos los bogotanos.

¿Este análisis es interno del IDU o a nivel de la alcaldía en general? ¿Lo piensan plantear al público?

Nosotros estamos trabajando inicialmente con la información del IDU y de la Unidad de Mantenimiento Vial. Tenemos una información de la malla local y la estadística que administra el IDU que tiene el inventario de la malla vial. Los recursos que manejamos de manera más certera son los de la UMV y las del IDU, y allí tenemos una información que, en cuanto al número de viajes que se dan de manera prioritaria en malla vial arterial e intermedia, nos permiten sugerir una estrategia diferente de inversión de recursos que esperamos la sociedad pueda discutir. Es un tema que tiene que ver más con la decisión política, hacia dónde se invierten los recursos del componente de vías.

¿Puede ser un tema clave para la campaña política que se avecina?

Efectivamente, esa es la intención. Parte de la función del Instituto es construir información técnica que permita a los tomadores de decisión mejores aproximaciones a la inversión que debe hacerse para la sostenibilidad de la infraestructura vial de la ciudad.

¿Si priorizamos la inversión en mantenimiento, en cuánto tiempo nos ponemos poner al día en el arreglo de la malla vial?

Si hablamos de la malla vial intermedia, que es del orden de 7 mil kilómetros, haciendo una inversión sostenible entre 500.000 y 600.000 millones por año, podríamos en una administración aumentar de manera ostensible los indicadores de mejor estado de esa malla vial.

Lo deseable es que la ciudad tuviera un programa de intervención en conservación del orden de 600 mil millones por año, durante los próximos 10 o 12 años. Eso garantiza que la inversión en mantenimiento alargue la vida útil de las infraestructuras que tenemos hoy en día en la ciudad construida.

¿En este momento la inversión nos está llevando a tener muy pocas vías nuevas con muchos recursos cuando podríamos ser más productivos haciendo mantenimiento?

Yo en lo personal soy un convencido de eso porque en la práctica estamos dejando de invertir, por ejemplo, en vías por donde circula el SITP, y son vías que tienen un alto estado de deterioro y que requieren una inversión importante. En lugar de estar construyendo nuevas vías, por ejemplo en zonas de periferia, podríamos dedicar recursos a mantener esa malla vial, ponerla en mejor estado, definir sobre ella carriles preferenciales y eso indudablemente mejora tiempos de viaje y disminuye en el mediano plazo el costo que como sociedad tenemos que invertir para mantener la malla vial que tenemos construida.

¿Tienen análisis de cuánto pierde la ciudad por tener en mal estado la malla vial?

Tenemos el incremento que hemos tenido en el valor para actualizar la malla vial.

La sola referencia que nos da el metro en ahorro en tiempos de viaje nos permite tener una idea de cuánto está perdiendo la ciudad al día por temas de movilidad: nos habla de 45 billones de peso en un horizonte de 45 años.

¿Qué tanto ha crecido el valor de arreglar las vías?

Tenemos una brecha del déficit. Por poner una cifra, en el año 2003, el déficit de esa malla era de 6,7 billones de pesos, y hoy en día estamos hablando de 10,7 billones de pesos. Es una pérdida de valor de 400 mil millones de pesos constantes por año. Casi que podríamos estar afirmando que anualmente la ciudad pierde en términos de patrimonio por no hacer mantenimiento robusto, del orden de medio billón de pesos.

¿Con este cambio de prioridades, un alcalde sí se puede comprometer a arreglar las vías?

Exactamente. Es un ejercicio que si se invierten las prioridades puede llevarlo a una mejor inversión de recursos públicos, y adicionalmente a ahorrarle recursos a la sociedad en su conjunto. En lugar de hacer nuevas vías, tratemos de mantener lo que tenemos. No hablo de que no se deben hacer nuevas vías, sino que hagamos un mayor esfuerzo en mantenimiento vial.

Estamos preparando documentos en el IDU en convenio con la Corporación Andina de Fomento y con expertos internacionales, para construir una propuesta más robusta, a partir de zonas de intervención y con todo el inventario vial que tenemos actualmente, y con unas fuentes de financiación frescas que permitan ampliar la disponibilidad de recursos para ese mantenimiento. Esperamos tener el documento definitivo en junio.

El Tiempo

Notas Relacionadas






0 Comentarios


Se el primero en comentar!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *