Metro en Bogotá | Movilidad en Bogota
Metro en Bogotá

DESTACADAS

Febrero 24, 2015

¿Qué le espera a Bogotá en el futuro?

More articles by »
Written by: Metro en Bogotá
Etiquetas:

La campaña electoral por la alcaldía de Bogotá está comenzando. En un momento en el cual los problemas de la ciudad son más graves que nunca, y en el que sus habitantes no sabemos para dónde va, ni si la calidad de vida en ella mejorará en el futuro.

¿Alguien habrá pensado en la Bogotá del año 2020, cuando el alcalde que resulte elegido en octubre próximo entregue el cargo a su sucesor? Sería elemental que existieran unas proyecciones de la población de Bogotá Distrito Capital y de la ciudad región –Bogotá y los municipios de la Sabana que la rodean– para el 2020 y el 2030 y el 2050. Si las hay, no las conozco. ¿Cuál será la población y cuál su estructura de edades? ¿En dónde se va a localizar?

Carlos Caballero Argáez

Carlos Caballero Argáez

Hace poco, el Financial Times, de Londres, publicó una nota en la que informaba que en los primeros días de febrero la población de esa ciudad superaría la cifra de 8’615.000 habitantes, el pico registrado en 1939, al inicio de la Segunda Guerra Mundial, que solo hasta ahora vuelve a alcanzarse (‘London’s record population will set the city huge challenges’, F. T., 9 de enero del 2015). La proyección para el 2035 indica que Londres llegará a los 10 millones de habitantes. Estas cifras son curiosas, porque es muy posible que la población de Bogotá sea mayor que 10 millones mucho antes.

Pero no lo sabemos. Infortunadamente, el país se olvidó de los estudios demográficos. No se hacen proyecciones con base en los resultados del censo del 2005, porque estos no son confiables. Es una lástima. Hace 45 años, cuando inicié mi vida profesional, no había minicomputadores, pero había planeación. Las proyecciones de población de Bogotá mostraban crecimientos altos; sobre estas se expandieron los servicios públicos. Lo que resultó positivo, porque, por ejemplo, no se cumplió en los noventa la demanda proyectada de consumo de agua y la infraestructura ya se había construido.

¿Cuál es la situación en el 2015? ¿Cuáles las inversiones requeridas para suministrar agua en la próxima década? No lo sabemos. ¿Y cuáles las requeridas en vías, TransMilenio, metro y tren de cercanías?

En Londres, en cambio, se sabe que para mediados del siglo se van a necesitar “1,5 millones de viviendas nuevas, el aumento del 20 % en la oferta de energía, y más colegios, capacidad de transporte y conectividad digital”. El alcalde Boris Johnson ha promovido grandes proyectos de infraestructura, incluyendo un túnel bajo el rio Támesis destinado al alcantarillado, que estará listo en el 2023, y otro para autos, que se abrirá en el 2021. Y eso que, como se sabe, Londres tiene un metro estupendo, que continuará expandiéndose en los próximos 25 años para llegar a todos los rincones de la ciudad que se proyecta.

Ahora bien, Londres es Londres, y la apuesta de sus autoridades es ofrecer más oportunidades de empleo, sobre todo en los servicios financieros, y una mejor calidad de vida para hacerla más competitiva a nivel mundial. Bogotá, a su turno, es la ciudad más dinámica de Colombia y, posiblemente, la que crece a un ritmo más alto. En América Latina, es una urbe importante. Pero ¿cuál es la apuesta de Bogotá para el futuro?

La pregunta es cómo y por dónde se va a desarrollar Bogotá en el futuro. Estamos en mora de que se estructure la “ciudad región” y de planear todo el conjunto urbano-rural de la Sabana. Los candidatos a la alcaldía de Bogotá deberían exponer su visión del futuro de la ciudad y de la región para que los ciudadanos escojan.

La elección de este año no puede girar sobre si el metro va o no, ni sobre “pobres contra ricos”. Los 7,5 u 8 millones de habitantes exigimos calidad de vida y, sobre todo, que la ciudad ofrezca oportunidades y futuro para todos y cada uno de sus habitantes.

El Tiempo

Notas Relacionadas






2 Comentarios


  1. Jose Gerardo Sierra

    Cuanto antes pero sin ROBO


  2. Henry

    En Bogotá no se conoce la población porque la migración y población flotante es variable y depende de la administración de la ciudad, por ejemplo con las medidas populistas de HPe tro de regalar casas a desplazados y migrantes primero que a los bogotanos, favorecer la informalidad peatonalizar vías e incluso tener institutos como el IPES que fomenta el uso de espantosas carpas que invaden el espacio público a diestra y siniestra, exigir puestos para observadores no calificados en las obras de la ciudad y chalecos para todo el mundo, mientras demuestre “sisben uno”, baja escolaridad y vivir en el sur, recibir cuanto subsidio amarre el voto y ver canal capital sin pensar… la ciudad será objetivo para la migración del resto del país, todo gratis y sin esfuerzo es llamativo para los cualquieras que venden su voto por un almuerzo, por un puestico o por su chaqueta Humana…



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *