Metro en Bogotá | Movilidad en Bogota
Metro en Bogotá

DESTACADAS

Febrero 17, 2016

Urge solución de fondo en Transmilenio

More articles by »
Written by: Metro en Bogotá
Etiquetas:

Al menos 24 heridos, entre ellos 7 policías; 70 detenidos, de los cuales 48 serían judicializados; 60 buses averiados, 160.000 usuarios afectados y $180 millones en pérdidas. Ese fue el balance de los desmanes que se presentaron ayer en las estaciones Biblioteca Tintal, Mandalay, Banderas, Transversal 86, Patio Bonito y en el portal de las Américas de Transmilenio. La manifestación comenzó en las primeras horas de la mañana, cuando algunos usuarios bloquearon la vía ante la avería de un articulado y la demora del paso de buses. Hacia las 9:00 a.m. la situación se había salido de cauce.

Aunque los vándalos fueron protagonistas, los desmanes en la troncal de las Américas llamaron a la búsqueda de soluciones para mejorar el servicio de Transmilenio. El Distrito anunció medidas inmediatas.

Aunque los vándalos fueron protagonistas, los desmanes en la troncal de las Américas llamaron a la búsqueda de soluciones para mejorar el servicio de Transmilenio. El Distrito anunció medidas inmediatas.

Más allá de los hechos vandálicos, condenados por el Distrito, se puso sobre la mesa la urgencia de la implementación de medidas que mejoren el funcionamiento de Transmilenio. En especial de la frecuencia de los viajes y la cantidad de buses que circulan por la red. Al ciudadano del común lo que le interesa es desplazarse sin traumatismos.

Además, hay que tener en cuenta la reciente alza de $200 en los pasajes, algo que nunca había ocurrido y que, aunque la Alcaldía ha justificado como una medida responsable para la sostenibilidad del sistema, para los usuarios debería implicar, como mínimo, algunas mejoras inmediatas que les hagan sus viajes más llevaderos.

En un sondeo realizado por El Espectador y la Fundación Despacio en diciembre pasado, la demora del servicio era una queja mucho más frecuente que las ventas ambulantes, los colados y la inseguridad en el sistema, las problemáticas que hasta ahora se han priorizado desde el Distrito.

Ante los hechos de ayer, el Distrito anunció las medidas a corto plazo que se implementarán para mejorar el servicio. Entre éstas, la organización de los flujos de usuarios, cuyo plan piloto se ejecutó en la estación de la calle 19 con Caracas, y se extenderá a otros 17 puntos, entre estos la estación Banderas, afectada por los desmanes. Además, la Alcaldía informó que se ha mejorado la oferta para 28 de los servicios con mayor demanda y se han hecho avances en infraestructura, como la apertura de la estación Bosa y la ampliación de las estaciones Terreros y San Mateo, que se implementarían la próxima semana.

Sin embargo, hay quienes les apuntan a soluciones de fondo. “Llevamos 15 años hablando de medidas a corto plazo”, recuerda Germán Prieto, director del programa de especialización en Gerencia de Transporte de la Universidad Jorge Tadeo Lozano, para quien es necesario un subsidio estatal para el transporte público.

“Hay que buscar una financiación que permita mejorar el sistema, porque el usuario no puede costear todo su funcionamiento. Eso desemboca en tarifas altas y un mal servicio. Y es una discusión que tiene que darse ya para bajarle la presión a esta olla caliente que va a explotar”, concluyó Prieto.

El choque político

Otro enfrentamiento se libró a través de redes sociales y medios de comunicación. Lo protagonizaron, principalmente, el exalcalde Gustavo Petro y el actual mandatario, Enrique Peñalosa. El primero reclamó en Twitter el “metro ya” como medida para mejorar la movilidad y evitar los bloqueos. El único concejal que hoy lo representa, Hollman Morris, lo secundó calificando las protestas como “una digna rabia” ante un sistema que “sacrificó hace 20 años la posibilidad del metro subterráneo”.

“Lo que ocurrió hoy es prácticamente terrorismo. Esto es matonería organizada y premeditada”, sostuvo Peñalosa, y señaló como causantes de los desmanes a “saboteadores con filiaciones políticas”. Defensores suyos, como el senador Carlos Fernando Galán y el secretario de Gobierno, Miguel Uribe, o simplemente algunos críticos de Petro, argumentaron que tanto la Bogotá Humana como las administraciones de izquierda que la antecedieron hicieron muy poco por Transmilenio, que hoy debería contar con más troncales.

La interpretación de este bando es que el nuevo gobierno llegó a poner orden en una casa que casi dejan caer los anteriores ocupantes. En medio del debate, Uribe, el secretario de Gobierno, sostuvo que no permitirán las vías de hecho, y que mientras aplican soluciones para mejorar la operación, la Policía mantendrá la custodia de las troncales. Más allás de la determinación de responsables, los usuarios esperan soluciones.

Notas Relacionadas






0 Comentarios


Se el primero en comentar!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *